martes, 31 de marzo de 2015

LUCIO CORNELIO SILA



Ojos fríos, mirada altiva, cabellos dorados, corazón orgulloso. Vividor, militar y político. Miembro de una notable familia patricia venida a menos, Sila vivió una juventud de crápula, alternando con truhanes, gladiadores y meretrices, y consiguió aquello que John Voight anhelaba en Cowboy de Medianoche, una mujer que lo mantuviese. Una ramera griega algo mayor que él a la que maltrató sin remordimiento. 

Salió de la inmundicia para enrolarse en el ejército (única salida para los desechos sociales). Sirvió como cuestor en el ejército de Cayo Mario durante la guerra de Yugurta, interviniendo de forma crucial en la traición que posibilitó la captura del rey numida.

Vuelto a la decadencia de Roma se lanzó a la política para poder pagar vicios y sus numerosas deudas, y rápidamente se enfrentó abiertamente a su antiguo general. Los optimates (ricos y poderosos) vieron en Sila, al hombre capaz de derrotar al bando popular acaudillado por Mario. 

Hombre capaz y talentoso, pero un político contradictorio hasta la temeridad. Por un lado pretendía mantener vigente la legalidad, pero sus acciones marcaron el comienzo del fin de la República. En un alarde de prepotencia e irresponsabilidad acampó a sus hombres en el foro, siendo el primer general en lanzar un ejército romano contra la propia Roma, sentando un peligroso precedente. 

Embriagado de sí mismo, se proclamó cónsul vitalicio y organizó una auténtica masacre con los seguidores y simpatizantes de Mario, sembrando de muerte una agonizante república. Sila dispuso del mayor poder personal que existió en toda la historia de Roma, hasta la irrupción de César. Un Julio César al que precisamente Sila perdonó la vida, al tiempo que mascullaba entre dientes "cometo una tontería, pues hay muchos Marios en ese muchacho". Con esta decisión permitió al joven Julio labrarse un futuro más que prometedor. 

Cansado de la diplomacia de los políticos, la parsimonia de los chupatintas, asqueado del ejercicio del poder y aburrido de una existencia insulsa, un día decidió abdicar, y retirarse a una villa rural en la fértil Campania, cerquita de Nápoles. A partir de entonces vivió como un Padrino de la Cosa Nostra retirado de los negocios, rodeado de sus aduladores veteranos, enfrascado en interminables conversaciones sobre filosofía, dulcificando el día a día con el vino de la región y fornicando como un adolescente con su bella y joven esposa Valeria.

Antes de morir rubricó su intensa vida con un epitafio de su propia cosecha, "he correspondido con creces a los amigos que me hicieron favores y a los enemigos que me ofendieron". 

BELA IV DE HUNGRÍA, CONSTRUCTOR DE CASTILLOS



A Bela IV (reinado 1235- 1276) le tocó vivir una época difícil, pero con determinación (y un poco de fortuna) consiguió proteger su reino. Hijo de Andrés II, al morir éste, subió al trono y diez años después (1241 - 1242) las hordas mongolas de Batu Kan atacaron hungría. Se trataba de un ataque profetizado por el monje dominico Julianus, que había realizado varios viajes hacia Oriente buscando el origen (lugar y ascendencia) de los húngaros. El ejército húngaro fue derrotado, muchoas buenos caballeros dejaron su vida en el campo de batalla y el rey Bela no tuvo más remedio que huir para salvar su vida.


Bela encontró refugio en la pequeña ciudad de Troggir, en la costa de Dalmacia. Las ciudades, fortalezas y monasterios húngaros apenas podían resistir y el avance mongol parecía imparable. Mirando frente al mar los preciosos atardeceres del Adriático, Bela tuvo que pensar más de una vez que su reinado había acabado para siempre. Y que si seguía siendo rey, era un rey sin país. Pero un golpe de fortuna, volteó la situación.


La muerte del Gran Khan Ogodei obligó a Batu Kan y a sus hordas a abandonar cualquier acción militar y dirigirse con rapideza a la tierra de sus ancestros. Había que reunirse y elegir a otro Khan. Tras la marcha de los mongoles, Hungría había quedado destruida.


Una vez pasado el peligro, Bela IV abandonó su retiro y regresó a su reino. ¿Qué pasaría por su cabeza? ¿Qué pensaba encontrar en Hungría? ¿De qué manera afrontaría la situación?. Sus pensamientos de ese trance no los conocemos, su obra sí. Bela puso en marcha una política constructiva y de fortificación, creando una imponente línea defensiva formada por castillos, murallas y torreones. Se cuenta que al final de su reinado había más de cien fortalezas en el país.


Uno de los lugares que reforzó fue el Castillo de Visegrad, en la cima de una montaña y también ordenó la construcción de la fortaleza de Buda, pues pasaba mucho tiempo en esta ciudad, fundándose propiamente la ciudad medieval. Siglos más tarde, todo este entramado sirvió para contener diversos ataques otomanos.


LUIS DE SANTÁNGEL.



Nacido en la Corona de Aragón, consejero y escribano de los Reyes Católicos, parte de su fortuna la destinó a financiar el viaje de Cristobal Colón al que conoció en Córdoba, considerado uno de los personajes clave para que la expedición consiguiese zarpar. La escultura de Luis de Santángel acompaña al almirante en el famoso monumento situado en el puerto de Barcelona. 

lunes, 30 de marzo de 2015

BREUCOS



En los confines de Iliria con Panonia estaban asentados los breucos, un pueblo posiblemente celto-ilirio (utilizar estas nomenclaturas y no decir nada viene a ser lo mismo) que secundaron la revuelta liderada por Batón el Panonio en el 6 d.C.

"Los pueblos panonios son los breucos, andizetios, ditiones, pirustas, mazeos, desitiatas, cuyo jefe era Batón"
Estrabón VII, 5.3.

SVETI VLAHO - SAN BLAS, PATRÓN DE DUBROVNIK.



Desde una hornacina situada sobre una de las principales puertas de Dubrovnik, Sveti Vlaho - San Blas para nosotros - recibe desde hace siglos a mercaderes, trotamundos y viajeros que penetran, a través de su umbral, en la Vieja Ragusa , la Perla del Adriático. 


San Blas fue médico, obispo en Armenia y mártir cristiano. Convertido en patrón de Dubrovnik desde que en el año 972 intervino para evitar que los venecianos iniciasen su conquista. Las naves venecianas habían fondeado frente al puerto de Dubrovnik, con la escusa de aprovisionarse de agua y algo de comida. San Blas descubrió que las verdaderas intenciones eran apoderarse de Ragusa y alertó al párroco que rápidamente dio la voz de alarma. La ciudad se había salvado de un ataque nocturno.

Cada 11 de febrero, y desde el año 1190, los agradecidos ragusinos celebran con fervor y alegría la festividad de su Santo Patrón. Tal celebración forma parte del patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad. 

SOBRE IBERIA DE APIANO (XLI)



80 Mancino hace la paz y el senado la rechaza. Emilio Lépido en Iberia.
Mancino sostuvo frecuentes combates con los numantinos y fue derrotado muchas veces; finalmente, habiendo sufrido numerosas bajas se retiró a su campamento. Al propalarse el rumor de que los cántabros y vacceos venían en socorro de los numantinos, pasó toda la noche, lleno de temor, en la oscuridad sin encender fuego y huyó a un descampado que había servido, en cierta ocasión, de campamento a Nobílior. Al llegar el día y verse encerrado con su ejército en este lugar sin preparación ni fortificación, cercado por los numantinos que amenazaban con matar a todos, a menos que hicieran la paz, consintió en firmar un pacto sobre una base de equidad e igualdad para romanos y numantinos. Él se comprometió a este pacto con los numantinos mediante un juramento. Sin embargo, cuando se conoció esto en Roma, lo tomaron muy a mal por considerar el tratado como el más vergonzoso de todos, y enviaron a Iberia al otro cónsul, Emilio Lépido. A Mancino lo llamaron para el juicio, y lo siguieron embajadores de los numantinos. Emilio, entre tanto, cansado de la inactividad mientras aguardaba la respuesta de Roma - puesto que, en efecto, algunos accedían al mando buscando gloria, botín o el honor del triunfo más bien que el provecho de su ciudad -, acusó falsamente a los vacceos de haber suministrado víveres a los numantinos en el transcurso de esta guerra, de modo que llevó a cabo una incursión contra su país y puso cerco a la ciudad de Palantia, que era la más importante de los vacceos y que en nada había faltado al tratado. También convenció a su cuñado Bruto, que había sido enviado a la otra parte de Iberia, según ya dije antes, a tomar parte de esta empresa.

81 Emilio emprende la guerra contra la voluntad del senado. 
Le dieron alcance Cinna y Cecilio, embajadores procedentes de Roma, quienes dijeron que el senado estaba en la duda de si, después de los desastres tan grandes que habían sufrido en Iberia, Emilio iba a provocar otra guerra, y le entregaron un decreto prohibiendo que Emilio hiciera la guerra a los vacceos. Pero él, como había comenzado ya la guerra y creía que el senado desconocía este hecho, así como que le acompañaba Bruto y que los vacceos habían proporcionado trigo, dinero y tropas a los numantinos, y puesto que sospechaba también que la retirada de la guerra sería peligrosa y casi entrañaría la pérdida de toda Iberia, si sus habitantes llegaban a despreciarles por cobardes, despachó a Cinna y a los suyos sin haber conseguido su misión y puso en conocimiento de todos estos hechos al senado por medio de cartas. Él, por su parte, después de haber constuido un fortín, fabricó en su interior máquinas de guerra y almacenó trigo. Flaco, que había salido a recoger forraje, cayó en una emboscada e hizo correr muy hábilmente el rumo de que Emilio se había apoderado de Palantia. El ejército prorrumpió en alaridos para festejar la victoria y los bárbaros, al enterarse y creer que era verdad, se retiraron. De esta forma, salvó Flaco del peligro a las provisiones. 

domingo, 29 de marzo de 2015

MARIENPLATZ




El corazón de la capital de Baviera, un espacio bullicioso, la Marienplatz es, desde la fundación de Munich, el centro neurálgico, alrededor del cual se organiza la vida de las ciudad. La plaza está presidida por el Ayuntamiento Nuevo, observado desde la parte oriental por el Antiguo, a un lado de la plaza se encuentra la Plaza de la Catedral y hacia el otro, el Mercado . Los tres elementos, junto con la muralla, que definen una ciudad medieval: el Ayuntamiento, la Catedral (o iglesia) y el Mercado.

SHABAKAH



En el siglo VII d.C. los musulmanes desarrollaron un mantelete más efectivo, en especial contra los proyectiles arrojados por las máquinas lanzapiedras. Este parapeto móvil (aunque más pesado y complejo que otros ingenios coetáneos) recibe el nombre de shabakah, se reforzaba con travesaños de hierro y cuerdas flexibles que formaban una malla prácticamente impenetrable, y se disponían láminas que eran rellenadas de algodón y piel de carnero. Los arqueros y honderos que se ocultaban en el shabakah debían sentirse tan seguros como el torero detrás el burladero.

MESTNA HISA



Reloj medieval y apariencia barroca. El ayuntamiento viejo - Mestna hisa - de Ljubliana es un pequeño edificio del siglo XV, cuyo reloj fue data de 1484, aunque su aspecto actual le fue conferido en 1717. Enclavado en una esquina de la Mestni trg - Plaza del Municipio - suele pasar un poco desapercibido para los viandantes. Desde hace varios siglos este edificio es el corazón político de la capital de la verde Eslovenia. 

sábado, 28 de marzo de 2015

PARROQUIA DE JUSTA Y RUFINA EN ORIHUELA.



Las ciudades antiguas presentan símbolos arquitectónicos de épocas pasadas que han resistido el paso del tiempo para convertirse en auténticos emblemas. En Orihuela uno de esos símbolos es la torre gótica de la Iglesia de las Santas Justa y Rufina.


Los oriolanos la consideran la más bella de cuantas torres se elevan por encima de los tejados de su ciudad, cuyo reloj se encuentra entre los más antiguos de España (s. XVI).


Este templo gótico data de los siglos XIV y XV, aunque sufrió sucesivas reformas en el XVI, XVII y XVIII. Las improntas renacentistas y barrocas son visibles a primera vista.


Fernando III el Santo, en una de las capillas laterales. 


MENCÍA DEL BIERZO



En el Bierzo, tierra de viñedos, se encuentra el Reino de Mencía, la D.O. de los vinos de la región. Tierras de paso desde tiempos inmemoriales, legionarios romanos, caminantes infatigables es probable que ya pudiesen disfrutar de estos caldos macerados al calor y la tranquilidad de estas llanuras que es elevan por encima de los 500 metros. Fueron los monasterios medievales los que contribuyeron a la expansión del cultivo de la vid en la comarca, convirtiéndolo en uno de los pilares básicos de su economía. Una leyenda cuenta que un peregrino francés trajo una cepa de su país que terminó arraigando en estas tierras, para producir la variedad Mencía del Bierzo. 

MANTELETE



Infantes acercándose a los muros de la ciudad parapetados detrás de un mantelete. Ocultos tras esta estructura pueden lanzar proyectiles, prepararse para la batalla o descansar unos segundos antes de regresar al combate. 


Estos elementos, forrados con pieles para evitar el fuego, e incluso acolchados para absorver los impactos, eran fundamentales para el avance de las tropas, dispuestas para el asedio. Los manteletes, que podían contar con ruedas para facilitar el movimiento, podían ser fabricados con madera o con mimbre. Muchos manteletes unidos formaban una auténtica empalizada móvil, que solían cubrir su frente con tierra. El mantelete era usado por los romanos desde el siglo II a.C. 

viernes, 27 de marzo de 2015

JAUME FERRER DE BLANES



Diplomático, escritor, cosmógrafo y cartógrafo, vivió en Nápoles, viajó a Próximo Oriente, recorrió los principales puertos del Mediterráneo, elaboró un nuevo mapa de la Tierra después de que Cristobal Colón llegase al Nuevo Mundo. Trabajó también en el trazado de los nuevos límites acordados en Tordesillas. 

ELOD



¿Solamente un nombre o también un personaje real? Según Anonymus, un cronista húngaro de la Edad Media, Elod era uno de los Siete Jefes magiares que acompañaron al caudillo Arpad en su aventura por Europa Central. Elod era el jefe de la tribu de los Nyek, y participó junto a su hijo Szaboles, en el establecimiento de su gente en los Cárpatos. Aquí me topo con las primeras contradicciones. Unas fuentes dicen que condujo a su pueblo a la Cordillera Vertes, al este de la Hungría actual. Otra fuente indica que se asentó en los alrededores del Lago Balatón. Dudas, dudas,dudas. Según la tradición la familia Csak, a la que pertenecía el noble Mateo Csák, desciende de Elod. Otra tradición, recogida por otra crónica medieval, Elod era padre de Almos, y por tanto, abuelo de Arpad. ¿O era él mismo padre del caudillo magiar? Dudas y más dudas. 


ANDREA VENIER



Miembro de la ilustre familia veneciana de los Venier, fue embajador en Constantinopla y se le encomendó el gobierno y la defensa de la ciudad de Scutari (Shkodra) en la región conocida en la época como Albania Veneciana. 

Andrea Venier fue, además de comandante y eficiente diplomático, un personaje clave en las relaciones entre la República de Venecia y el general albanés Skanderbeg . Tras combatir contra él en las Guerras Albano-Venecianas (1447 - 1448), contó con su ayuda militar para combatir a los Dukagjini. 

HASDAY IBN SAPRUT.



Saprut fue consejero, famoso médico y hombre de confianza de Abderramán III. El califa cordobés sufría de intensos dolores de cabeza, lo que le incapacitaba para despachar con eficiencia los asuntos de estado. Según un embajador alemán en Córdoba, Saprut descubrió una panacea que aliviaba las cefaleas del monarca. También era especialista en dietética y tratamientos contra la obesidad. Saprut consiguió que el rey depuesto de León, Sancho I el Gordo, se sometiese a curas de adelgazamiento en Córdoba y que siguiese una dieta adecuada, logrando que recuperase un peso ideal, y de paso el trono de León. Como pago el galeno pidió a Sancho que acudiese a Córdoba y se postrase ante el Califa. Agradecido, el leonés cumplió el deseo de Saprut. 

Saprut fue nombrado por Abderramán III el presidente de la comunidad hebrea cordobesa. Y al igual que su señor se había independizado de los abasíes de Bagdad, Saprut proclamó la independencia de los judíos de Córdoba respecto a los sabios orientales, que desde Babilonia pretendían dirigir la diáspora. Hasday Ibn Saprut, consejero del Califa, formó su propia corte, compuesta por escritores y gramáticos, en una época en que la ciudad contaba con un populoso y dinámico barrio judío. 

TEMPS DE DOLEUR



Temps de doleur et de temptacion,
Aages de plour, d'envie et de tourment,
Temps de langour et de dampnacion,
Aages meneur près du definement,
Temps plains d'orreur, qui tout fait faussement,
Aages menteur, plain d'orgueil et d'envie,
Temps sanz honeur et sanz vray jugement,
Aage en tristour qui abrege la vie. 

Cada época tiene sus miedos y sus anhelos, los hombres y las mujeres suspiran por un mundo mejor, y lamentan los tiempos desgraciados que les ha tocado vivir (y sufrir). Al final de la Edad Media un profundo sentimiento de desesperación se ha apoderado del corazón de los europeos, y nadie como el poeta francés del siglo XIV Eustache Deschamps para expresar esa queja generalizadas de que todas las cosas buenas son un recuerdo del pasado y que todo lo bello parece haber abandonado este mundo.

Tiempo de dolor y tentación,
Edad de llanto, de envidia y de tormento,
Tiempo de relajación y de perdición,
Edad que se acerca a su fin,
Tiempo lleno de horror, que todo lo hace locamente,
Edad engañosa, llena de orgullo y de envidia,
Tiempo sin honor y sin verdadero juicio,
Edad de duelo que abrevia la vida. 

Las palabras del poeta francés siguen resonando en las mentes y en los corazones de las gentes del siglo XXI manteniendo en nuestro tiempo, el mismo sentido que cuando fueron escritas. 

jueves, 26 de marzo de 2015

CASTILLO DE ORIHUELA.



Aunque hoy solo son ruinas visibles desde algunos puntos de la ciudad, hubo un tiempo en que era capaz de defender a una ciudad entera y simbolizar con sus recios muros, la prosperidad de la comunidad que allí habitaba. 

El Castillo de Orihuela se ubica a 240 metros de altitud en el monte de San Miguel, dominando y protegiendo a la población que vive, duerme, sueña y muere a sus pies.


Esta antigua alcazaba musulmana, construída sobre una fortificación anterior, reformada y ampliada posteriormente por los cristianos, se situaba en un enclave estratégico dentro de la Veda del Segura, desde el que se podía controlar el paso entre Murcia y Alicante. Para el cronista Jerónimo Zurita, era la auténtica llave del Reino de Valencia. Podemos pensar además, que esta fortaleza tendría algún tipo de vinculación con otras del entorno, como la de Monteagudo, y es posible que incluso pudiesen transmitirse señales desde una a la otra.

Si tenemos en cuenta los grabados de algunos cronistas del siglo XV, las dimensiones de la fortaleza debían ser considerables, distribuyéndose en varios círculos concéntricos de murallas, con la parte noble situada en lo más alto. 

Actualmente se encuentra abandonado, y muchos oriolanos miran hacía arriba y suspiran con tristeza ante la soledad de los restos de su historia y la pasividad de los políticos que podrían hacer algo para recuperar ese trozo imprescindible del pasado de Orihuela.

VENUS DE MILO.



La belleza por la belleza. Lo bello es bueno y merece la pena ser contemplado, y pocas cosas más bellas puede ofrecer el arte, que el cuerpo desnudo de una mujer. Ella, la diosa, Venus o Afrodita, esculpida en mármol, durante el Helenismo, una época que miraba con cierta nostalgia los grandes logros de la Grecia Clásica. El cincel que esculpió esta Venus de Milo, se inspiró en Fidias, Praxíteles y otros grands maestros, para depertar la belleza que dormía en la piedra y concederle la vida eterna.

CAPITEL PERSA.



Poderosos toros sustentan con sus cornamentas las cubiertas de la Apadana, la inmensa sala de audiencias del palacio del rey Darío I en Susa. El persa siempre ha tendido hacia lo grandioso y colosal, y este impresionante capitel es una prueba de ello.


Lamentablemente estos días, algunas obras de arte como esta, son noticias por un triste motivo; su destrucción inmisericorde a manos de fanáticos religiosos. Este capitel de momento está a salvo, pues se encuentra en el Museo de Louvre. Cada vez que alguien destruye una parte de la historia común, la Humanidad se vuelve menos humana, perdiendo una parte de su esencia.

MOSAICO DE EROS Y PSIQUE.



La vitalidad del pueblo romano se materializó, entre otras manifestaciones, en sus coloridos mosaicos con escenas mitológicas llenas de vigor, fuerza y pasión. Dos niños, Eros y Psique, a punto de besarse, protagonizan un hermoso mosaico, datado hacia el siglo III d.C., hallado en la fecunda Plaza de la Corredera de Córdoba. 

Eros griego, deidad remota y potente, convertido en niño Cupido por los romanos. Psique, que calza botas y se cubre (lo que puede) con un manto, es sometida a duras pruebas por una celosa Afrodita. Gracias a Cupido logra salir victoriosa de todas, y como recompensa Zeus les regala una inmortalidad para que la disfruten juntos.

ANDRÉS I DE HUNGRÍA.




Siendo muy joven, Andrés y sus hermanos tuvieron que huir de Hungría, después de que su padre Vazul, descendiente de Arpad, fuese cegado y ejecutado por orden de su primo, el rey Esteban , puesto que Vazul no consideraba a Pedro Orseolo legítimo sucesor al trono magiar.

Andrés y sus hermanos Bela y Levente vagaron por Europa Oriental, pasaron un tiempo en Polonia y de ahí se trasladaron al Gran Principado de Kiev. Allí encontró Andrés el amor, en la persona de Anastasia, hija del príncipe Yaroslav I el Sabio.


El reino húngaro tras la muerte de Esteban I no lograba consolidarse, a los enfrentamientos entre Pedro Orseolo y Aba Samuel , había que añadir el descontento de parte de la nobleza del país y las apetencias que el emperador Enrique III tenía sobre el reino, y el estallido de continuas revueltas paganas, que pretendían restablecer antiguos cultos magiares. Andrés y su hermano Bela decidieron regresar a Hungría e intentar pescar en aguas revueltas.

Abandonaron el exilio, se unieron a los descontentos e insurrectos, se enfrentaron a Pedro Orseolo, al que derrotaron y posteriormente cegaron (método común para incapacitar a los reyes). Una vez vencido el rey, los hermanos se dedicaron a eliminar a todos los sublevados incómodos, y en 1046 fue coronado rey Andrés.



Siguiendo la política de Esteban, Andrés I se acercó al Papado y y luchó contra los paganos, en defensa de la fe católica. El otro problema al que tuvo que enfrentarse Andrés fue a Enrique III, que quiso hacer valer sus derechos feudales sobre Hungría. En las luchas contra el alemán, Bela fue un poderoso aliado, y tras varias derrotas Enrique III renució a la conquista, hicieron las paces y la refendaron casando al hijo de Andrés, Salomón, con la hija de Enrique, Judith.

Andrés I coronó a su hijo Salomón, aportando de la sucesión a su hermano, quien muerto de celos se alió con rusos y polacos, reunió un ejército y derrotó al rey en una batalla cerca del río Tisza. Andrés murió de las heridas y Bela se convirtió en Bela I. 

miércoles, 25 de marzo de 2015

TEODORICO DE ALSACIA.



Un hombre de su época, un caballero de su tiempo, conde militar y cruzado. Protagonista de gestas en vida y de leyendas tras su muerte. Su efigie dorada, con la espada armada, custodia perpetuamente la Santa Sangre de Cristo en Brujas. 

Teodorico de Alsacia (Diederik van de Elzas), era hijo de Teodorico II, Duque de Lorena y Gertrudis de Flandes, hija a su vez de Roberto I el Frisón. Teodorico sentía correr la nobleza por sus venas, y desde siempre se supo con legitimidad para optar al Condado de Flandes . Cuando el conde Carlos el Bueno fue asesinado, hizo valer esos derechos sanguineos. Aunque tuvo que luchar por conseguirlo.

A pesar de reclamar el condado para sí, como nieto de Roberto el Frisón, el rey de Francia, Luis VI, consigue imponer a su propio candidato, Guillermo Clito. Descontentos con este nombramiento, Gante, Brujas, Lille y otras destacadas ciudades prestan su apoyo a Teodorico y lo proclaman conde, estallando una dura contienda. Tras algunos reveses y varias victorias para cada uno de los bandos, murió Guillermo Clito, quedando Teodorico como único candidato. 

Antes que surgiera otro posible rival, inauguró su gobierno en Gante, y después en otras ciudades. Además contrajo matrimonio con la viuda de Carlos el Bueno, Margarita de Clermont, que falleció pocos años después. 


Teodorico fue un dinámico cruzado que realizó cuatro viajes a Tierra Santa. La primera en 1139, y además de gloria encontró una nueva esposa. Su carisma y liderazgo en las victorias le proporcionaron la admiración y la gracia del rey de Jerusalén, Fulco I . El monarca hierosolimitano entregó la mano de su hija, Sibila, al flamante conde flamenco. Curiosamente Sibila había estado casada con Guillermo Clito, el rival de Teodorico por el condado. En otra ocasión protagonizó una acalorada discusión con Reinaldo de Chatillón, lo que ocasionó un sonoro fracaso en el asedio de la fortaleza de Shaizar. 

Eso sí, cada vez que marchaba a Tierra Santa, sus enemigos aprovechaban para atacar sus posesiones, mas cuando regresaba a casa volvía a poner las cosas en su sitio, reafirmando su autoridad. En alguna ocasión fue su propia esposa Sibila, la que se hizo de la situación, sometiendo a los señores levantiscos.

En una de sus expediciones a Tierra Santa, y nos movemos ahora en el terreno de la leyenda, Teodorico consiguió hacerse, alguien habla de un regalo, con la más preciada de las reliquias, una ampolla que contiene la sangre de Jesucristo. Cuando retornó a Flandes, la depositó en una pequeña iglesia de Brujas, la Basílica de la Santa Sangre, donde es venerada desde hace ocho siglos. Teodorico recuperó la Santa Sangre, a su hijo Felipe le fue dedicado el Cuento del Graal de Chretién de Troyes, indudablemente un linaje estrechamente vinculado con la mayor de las leyendas medievales, el Santo Grial. La historia de Europa no tendría sentido sin sus leyendas. Es imposible captar en su totalidad el alma humana si no somos capaces de mirar más allá de lo tangible. Los mitos y las leyendas son la amalgama que ha permitido a lo largo del tiempo, que las sociedades humanas (tribales o estatales) permanezcan unidas. 

Teodorico siempre es representado con los atributos de caballero, yelmo, escudo y espada, con la lanza en ristre en la fachada del ayuntamiento de Brujas, cubierto de oro sobre la puerta de la Basílica de la Santa Sangre, la posteridad no puede (ni quiera) olvidar sus dotes como guerrero. 

EGLISE SAINT SEVERIN



En el bullicioso Barrio Latino parisino se ubica la Iglesia de Saint Severin, parroquia del distrito. El templo tiene su origen en un ermitaño que vivió en los alrededores hacia el siglo VI. La primera iglesia fue destruida por los vikingos, reconstruida, arrasada por el fuego, y nuevamente reedificada durante el siglo XV en estilo gótico flamígero.


Tras pasear un buen rato por el Barrio Latino y disfrutar de su ambiente, atraviesas una puerta y las coloreadas vidrieras dan luz a la piedra. 

SAINTE VALERIE



La joven Valerie nació en Limoges y fue bautizada por el obispo de la ciudad. Cuando quedó huérfana decidió consagrar su vida a Dios, pero al regresar su prometido de la guerra, se produjo la tragedia. Encendido por los celos y dominado por la ira, al conocer la noticia, desenvainó su espada y decapitó a su antigua amada.

El alma de Valerie se elevaba a los cielos y su cuerpo aún tuvo tiempo de recoger su cabeza y depositarla a los pies del obispo que ofició su bautismo y su conversión al Cristianismo. En el museo de Louvre se conserva esta escultura del siglo XV, realizada en mármol. 

martes, 24 de marzo de 2015