viernes, 27 de marzo de 2015

HASDAY IBN SAPRUT.



Saprut fue consejero, famoso médico y hombre de confianza de Abderramán III. El califa cordobés sufría de intensos dolores de cabeza, lo que le incapacitaba para despachar con eficiencia los asuntos de estado. Según un embajador alemán en Córdoba, Saprut descubrió una panacea que aliviaba las cefaleas del monarca. También era especialista en dietética y tratamientos contra la obesidad. Saprut consiguió que el rey depuesto de León, Sancho I el Gordo, se sometiese a curas de adelgazamiento en Córdoba y que siguiese una dieta adecuada, logrando que recuperase un peso ideal, y de paso el trono de León. Como pago el galeno pidió a Sancho que acudiese a Córdoba y se postrase ante el Califa. Agradecido, el leonés cumplió el deseo de Saprut. 

Saprut fue nombrado por Abderramán III el presidente de la comunidad hebrea cordobesa. Y al igual que su señor se había independizado de los abasíes de Bagdad, Saprut proclamó la independencia de los judíos de Córdoba respecto a los sabios orientales, que desde Babilonia pretendían dirigir la diáspora. Hasday Ibn Saprut, consejero del Califa, formó su propia corte, compuesta por escritores y gramáticos, en una época en que la ciudad contaba con un populoso y dinámico barrio judío. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...