domingo, 31 de diciembre de 2017

LA CASTRACIÓN DE URANO



Urano engendró a los Titanes en la Madre Tierra después de haber arrojado a sus hijos rebeldes, los Cíclopes, al Tártaro, lugar tenebroso en el mundo subterráneo que se halla A la misma distancia de la tierra que la tierra del cielo; un yunque que cayera tardaría nueve días en llegar a su fondo. En venganza, la Madre Tierra incitó a los Titanes a que atacaran a su padre, y ellos lo hicieron, encabezados por Crono, el más joven de los siete, al que ella armó con una hoz de pedernal. Sorprendieron a Urano mientras dormía y fue con esa hoz de pedernal con lo que le castró el cruel Crono, asiendo sus órganos genitales con la mano izquierda (la que desde entonces ha sido la mano de mal agüero), y luego los arrojó al mar. junto con la hoz, desde el cabo Drépano. Pero algunas gotas de la sangre que fluía de la herida cayeron sobre la Madre Tierra, y ésta dio a luz a las Tres Erinias, furias que vengan los crímenes de parricidio y perjurio y se llaman Alecto, Tisífone y Megera. Las ninfas del fresno, llamadas Melíades, nacieron también de esa sangre.

Los Titanes pusieron en libertad a los Cíclopes que estaban en el Tártaro y concedieron la soberanía de la tierra a Crono. Sin embargo, tan pronto como Crono se encontró en el mando supremo volvió a confinar a los Cíclopes en el Tártaro, juntamente con los gigantes de cien manos, tomó como esposa a su hermana Rea y gobernó en Elide.
Robert Graves,
Los Mitos Griegos.



sábado, 30 de diciembre de 2017

LOS DIEZ MIL A TRAVÉS DE LA NIEVE.



“Al día siguiente determinaron que había que marchar por donde pudieran hacerlo muy rápido, antes que el ejército armenio se reagrupara y otra vez ocupase los desfiladeros. Tras recoger los bagajes, sin dilación emprendieron la marcha con muchos guías por entre gran cantidad de nieve, y en el mismo día pasaron por la cima en la que Tiribazo pensaba atacar, acampando luego. Desde ese lugar recorrieron, en tres etapas por el desierto, quince parasangas hasta el río Éufrates, y lo cruzaron mojándose hasta el ombligo. Se decía que sus fuentes no estaban lejos de allí. Avanzaron desde el río, a través de una llanura con abundante nieve, en tres etapas, quince parasangas. La tercera etapa fue dura: un viento del norte soplaba en sus caras, quemándolo absolutamente todo de frío y helando a los hombres".


Jenofonte. Anábasis. IV, 5.

jueves, 28 de diciembre de 2017

CABALGANDO JUNTOS CONTRA EL TURCO.



Vlad III, voivoda de Valaquia y su primo lejano el príncipe Esteban III de Moldavia, mantuvieron una estrecha relación a amistad y cooperación a lo largo de sus vidas. Juntos cabalgaron por los arduos senderos de Europa Central durante el convulso siglo XV. Se apoyaron mutuamente para sentarse en el trono de sus respectivos países, se protegieron en los momentos más complicados e intentaron reunir un poderoso ejército para combatir al sultán otomano.  

miércoles, 27 de diciembre de 2017

HARPASTUM.



Mucho antes que los ingleses estableciesen las reglas del fútbol y del rugby, los legionarios romanos ya practicaban un rudo juego de pelota, el Harpastum. La pelota usada era de pequeño tamaño, pero de gran solidez. El Harpastum era un juego, pero también un entrenamiento con el que los legionarios rompían, de cuando en cuando, la monotonía de la vida castrense. Los jugadores debían estar dotados de velocidad, agilidad y fuerza, y una considerable resistencia a golpes, magulladuras, choques y caídas.

martes, 26 de diciembre de 2017

BENEDIKT KOTRULJEVIC.



Comerciante, científico, diplomático y economista ragusino del siglo XV. Nació en Dubrovnik y murió en el reino de Nápoles donde formó parte de la corte del reino. Benedik Kotruljevic escribió un libro titulado “Libro del arte del comercio”, inscrito ya en el Renacimiento Europeo.  

lunes, 25 de diciembre de 2017

EL LABORATORIO LEGENDARIO.



Con su cortejo de misterio y de desconocido, bajo su velo de iluminismo y de maravilloso, la alquimia evoca todo un pasado de historias lejanas, de narraciones miríficas y de testimonios sorprendentes. Sus teorías singulares, sus extrañas recetas, la secular nombradía de sus grandes maestros, las apasionadas controversias que suscitó, el favor de que gozó en la Edad Media y su literatura oscura, enigmática y paradójica nos parecen desprender hoy el tufo del moho y del aire rarificado que adquieren, al correr de los años, los sepulcros vacíos, las flores marchitas, las viviendas abandonadas y los pergaminos amarillentos.
¿El alquimista? Un anciano meditabundo, de frente grave y coronada de cabellos blancos, de silueta pálida y achacosa, personaje original de una Humanidad desaparecida y de un mundo olvidado; un recluso testarudo, encorvado por el estudio, las vigilias, la investigación perseverante y el desciframiento obstinado de los enigmas de la alta ciencia. Tal es el filósofo a quien la imaginación del poeta y el pincel del artista se han complacido en presentarnos.
Su laboratorio - sótano, celda o cripta antigua - apenas se ilumina con una luz triste que ayuda a difundir las múltiples telarañas polvorientas. Sin embargo, ahí, en medio del silencio, se consuma el prodigio poco a poco. La infatigable Naturaleza, mejor que en sus abismos rocosos. se afana bajo la prudente vigilancia del hombre, con el socorro de los astros y por la gracia de Dios. ¡Labor oculta, tarea ingrata y ciclópea, de una amplitud de pesadilla! En el centro de este in pace, un ser, un sabio para quien ninguna otra cosa existe ya, vigila, atento y paciente, las fases sucesivas de la Gran Obra...
A medida que nuestros ojos se habitúan mil cosas salen de la penumbra, nacen y se precisan. ¿Dónde estamos, Señor? ¿Tal vez en el antro de Polifemo o acaso en la caverna de Vulcano?
Cerca de nosotros hay una fragua apagada cubierta de polvo y de virutas de forja, y la bigornia, el martillo, las
pinzas, las tijeras y las tenazas; moldes oxidados y los útiles rudos y poderosos del metalúrgico han ido a caer allá.
En un rincón, gruesos libros pesadamente herrados -como antifonarios - con cintas selladas con plomos vetustos; manuscritos cenizosos y grimorios amontonados mezclados unos con otros; volúmenes cubiertos de notas y de fórmulas, maculados desde el incipit al explicit. Redomas ventrudas corno buenos monjes y repletas de emulsiones opalescentes, de líquidos glaucos herrumbrosos o encarnadinos exhalan esos relentes ácidos cuya aspereza anuda la garganta y pica en la nariz.
En la campana del horno se alinean curiosas vasijas oblongas, de cuello corto, selladas y encapuchadas con cera; matraces de esferas irisadas por los depósitos metálicos estiran sus cuellos unas veces delgados y cilíndricos, y otras abocinados o hinchados; las cucúrbitas verdosas, y las retortas de cerámica aparecen junto a los crisoles de tierra roja y llameada. Al fondo, colocados en sus montones de paja a lo largo de una cornisa de piedra, unos huevos filosóficos hialinos y e elegantes contrastan con la maciza y abultada calabaza, praegnans cucurbita.
¡Condenación! He aquí ahora piezas anatómicas, fragmentos esqueléticos: cráneos ennegrecidos, desdentados y repugnantes en su rictus de ultratumba; fetos humanos suspendidos, desecados y encogidos, miserables desechos que ofrecen a la mirada su cuerpo minúsculo, su cabeza apergaminada, desdeñable y lastimosa. Esos ojos redondos, vidriosos y dorados son los de una lechuza de plumaje marchito, que tiene por vecino a un cocodrilo, salamandra gigante, otro símbolo importante de la práctica. El espantoso reptil emerge de un rincón oscuro, tiende la cadena de sus vértebras sobre sus patas rechonchas y dirige hacia las arcadas la sima ósea de sus temibles maxilares. Esparcidos sin orden, al azar de las necesidades, en la placa del horno, se ven botes vitrificados, alúdeles o sublimatorios; pelicanos de paredes espesas; infiernos semejantes a grandes huevos de los que se viera una de las chalazas; recipientes oliváceos hundidos de lleno en la arena, contra el atanor de humaredas ligeras que ascienden hacia la bóveda ojival. Aquí está el alambique de cobre -homo galeatus-, maculado de babas verdes; allá, los descensores y los dos hermanos o gemelos de la cohobación; recipientes con serpentines; pesados morteros de fundición o de mármol; un ancho fuelle de flancos de cuero raído junto a un montón de garruchas, de tejas, de copelas, de evaporatorios...
¡Amasijo caótico de instrumentos arcaicos, de materiales extraños y de utensilios caducos, almoneda de todas las ciencias, batiburrillo de faunas impresionantes! Y planeando sobre ese desorden, fijo en la clave de bóveda, como pendiente con las alas desplegadas, el gran cuervo, jeroglífico de la muerte material y de sus descomposiciones, emblema misterioso de misteriosas operaciones.
Curiosa también la muralla o, al menos, lo que de ella queda. Inscripciones de sentido místico llenan los vacíos: Hic lapis est subtus te, supra te, erga te et circa te; versos mnemónicos se hacen un lío, grabados al capricho del estilete en la piedra blanda; predomina uno de ellos, trazado en cursiva gótica: Azoth et ignis tibi sufficiunt, caracteres hebraicos; círculos cortados por triángulos, entremezclados con cuadriláteros a la manera de las signaturas gnósticas. Aquí, un pensamiento, fundado sobre el dogma de la unidad, resume toda una filosofía: Omnia ab uno et in unum omnia. Aparte, la imagen de la hoz, emblema del decimotercer arcano y de la casa natural; la estrella de Salomón; el símbolo del Cangrejo, obsecración del mal espíritu; algunos pasajes de Zoroastro, testimonios de la alta antigüedad de las ciencias malditas. Finalmente, situado en el campo luminoso del tragaluz, y más legible en ese dédalo de imprevisiones, el ternario hermético: Sal, Sulphur, Mercurius...
Tal es el cuadro legendario del alquimista y de su laboratorio. Visión fantástica, desprovista de veracidad, salida de la imaginación popular y reproducida en los viejos almanaques, tesoros del cotilleo.
¿Sopladores, magistas, brujos, astrólogos, nigromantes?
-¡Anatema y maldición!.


Fulcanelli, Las Moradas Filosofales.

sábado, 23 de diciembre de 2017

ALTO DE IBAÑETA.



Un enclave de reminiscencias legendarias e inconmensurable belleza, bosques y prados, Ibañeta lleva siglos viendo pasar viajeros y peregrinos, y desde su posición de privilegio, proteger la colegiata de Roncesvalles.


Entre el Alto de Ibañeta (1062 metros) y el Collado de Lepoeder (1435 metros) pudo suceder la Batalla de Roncesvalles, más evocadora que decisiva. Los vascones se lanzaron desde estas alturas sobre la retaguardia carolingia.


Una ermita levantada en la década de los sesenta recoge el testigo de un antiguo monasterio, que databa de 1127, que asistía y daba cobijo a los peregrinos que pasaban por el lugar. Sus monjes eran auténticos eremitas.




Las campanas de Ibañeta avisaban y guiaban a los caminantes por la niebla, aunque eran muchos los peregrinos que morían en estos montes, desorientados, perdidos en la nieve o devorados por lobos hambrientos.

viernes, 22 de diciembre de 2017

BOECIO.



Filósofo latino que colaboró con Teodorico “el Grande”, emperador casi de ostrogodos y visigodos. Boecio realizó estudios en Roma y después en la clásica Atenas sobre los textos de Euclides, Arquímedes y Ptolomeo. Tradujo el “Organon” de Aristóteles que sirvió de modelo a toda la filosofía medieval. También escribió un tratado de teología en el que intentó demostrar que la fe triunfaba sobre la razón.

Enfrentado con Teodorico por defender a Albino, Boecio fue condenado a muerte, acusado de traición y de practicar la magia y el espiritismo. En 524 fue ejecutado. Los verdugos le ataron una cuerda en la frente y le apretaron tan fuerte que los ojos saltaron de sus órbitas.


En la celda, mientras esperaba su muerte, escribió su obra maestra “Consolatio” un best seller de la Edad Media.  

miércoles, 20 de diciembre de 2017

FLECHA CONTRA ESCUDO.



Flecha contra escudo, caballo contra caliga, pilum contra arco. En las llanuras de Irán, la infantería romana de Trajano hace frente a la caballería parta. Los certeros jinetes partos tratan de desmontar la defensa latina. Los experimentados legionarios romanos montan un impenetrable muro de escudos. Infantería pesada frente a caballería ligera, defensa estática frente a estrategía móvil. Quién más resista, ganará la partida.  

martes, 19 de diciembre de 2017

LA MUERTE ULRICH VON JUNGINGEN.



Gran Maestre de la Orden Teutónica, su ambición y política expansiva le llevó a chocar con el Gran Ducado de Lituania y el Reino de Polonia. El encuentro definitivo fue la batalla de Grunwald, donde la Orden fue aplastada y Ulrich von Jungingen perdió la vida durante el combate.

lunes, 18 de diciembre de 2017

ARCTOCYON.



El Arctocyon era una extraña mezcla de perro y oso, de patas cortas y robustas, afiladas garras, que se movía por Europa durante el Paleoceno, y debido a su escasa especialización era capaz de alimentarse de casi cualquier cosa.

domingo, 17 de diciembre de 2017

EL MITO PELASGO DE LA CREACIÓN.



En el principio Eurínome, la Diosa de Todas las Cosas, surgió desnuda del Caos, pero no encontró nada sólido en qué apoyar los pies y, en consecuencia, separó el mar del firmamento y danzó solitaria sobre sus olas. Danzó hacia el sur y el viento puesto en movimiento tras ella pareció algo nuevo y aparte con que poder empezar una obra de creación. Se dio la vuelta y se apoderó de ese viento norte, lo frotó entre sus manos y he aquí que surgió la gran serpiente Ofión. Eurínome bailó para calentarse, cada vez más agitadamente, hasta que Ofión se sintió lujurioso, se enroscó alrededor de los miembros divinos y se ayuntó con la diosa. Ahora bien, el Viento Norte, llamado también Bóreas, fertiliza; por ello las yeguas vuelven con frecuencia sus cuartos traseros al viento y paren potros sin ayuda de un semental. Así fue como Eurínome quedó encinta.

Luego asumió la forma de una paloma aclocada en las olas, y a su debido tiempo puso el Huevo Universal. A petición suya Ofión se enroscó siete veces alrededor de ese huevo, hasta que se empolló y dividió en dos. De él salieron todas las cosas que existen, sus hijos: el sol, la luna, los planetas, las estrellas, la tierra con sus montañas y ríos, sus árboles, hierbas y criaturas vivientes.

Eurínome y Ofión establecieron su residencia en el monte Olimpo, donde él irritó a la diosa pretendiendo ser el autor del Universo. Inmediatamente ella se golpeó en la cabeza con el talón le arrancó los dientes de un puntapié y lo desterró a las oscuras cavernas situadas bajo la tierra.

A continuación la diosa creó las siete potencias planetarias y puso una Titánide y un Titán en cada una: Thía e Hiperion para el Sol; Febe y Atlante para la Luna; Dione y Cno para el planeta Marte; Metis y Ceo para el planeta Mercurio: Temis y Eurimedonte para el planeta Júpiter; Tetis y Océano para Venus: Rea y Crono para el planeta Saturno. Pero el primer hombre fue Pelasgo, progenitor de los pelasgos; surgió del suelo de Arcadia, seguido de algunos otros, a los que enseñó a construir chozas, alimentarse de bellotas y coser túnicas de piel de cerdo como las que la gente pobre lleva todavía en Eubea y Fócida.

Robert Graves, 
Los Mitos Griegos.



sábado, 16 de diciembre de 2017

DOMASH TVERDISLAVICH.



Unos días antes de la gloriosa batalla del lago Peipus (1242) en la que los guerreros de la santa Rusia, comandados por Alexander Nevski, derrotaron a la Orden Teutónica, se produjo un choque en el puente de Moeeste. El boyardo de Novgorod Domash Tverdislavich fue emboscado y asesinado, cuando intentaba rescatar a algunos de sus hombres. Domash murió, pero algunos de sus hombres pudieron huir y advertir que el enemigo avanzaba.

viernes, 15 de diciembre de 2017

CABALLEROS TEMPLARIOS Y CABALLEROS JEDI.



Caballeros de capucha y espada, monjes guerreros, mitad místicos y mitad soldados, guardianes de una antigua tradición, adalides de la justicia y buscadores incansables de la perfección del espíritu. Templarios y Jedi comparten una misma esencia.

Los grandes creadores de sueños de la historia, desde Homero hasta Georges Lucas, pasando por William Shakespeare, J.R.R. Tolkien y Walt Disney, siempre bucearon en los océanos de la literatura, la historia, el arte, las leyendas y las tradiciones populares, para configurar a sus criaturas y personajes. Como escribió Sánchez Dragó hace cuarenta años en su Gárgoris y Habidis “es imposible fabular desde el vacío”. Del mismo modo que es imposible soñar sin recuerdos ni vivencias. La generación espontánea es una simple quimera.


A la hora de dibujar a los Caballeros Jedi, el visionario George Lucas buscó (y encontró) inspiración en los samuráis japoneses, en los monjes shaolín chinos y en la Orden del Temple. Esta orden miliar surgió en un momento y en un contexto muy concreto: la época de las cruzadas. Aunque la Orden del Temple es la más conocida, no fue la única creada en Tierra Santa, pues la Orden de San Juan de Jerusalén o la de los Caballeros Teutónicos, también nacieron al calor de la cruzada. Los miembros de estas órdenes militares aunaban la faceta militar y la monástica.

Utilizando la lupa de la curiosidad (aumentada con ciertas dosis de frikismo) podemos encontrar ciertas similitudes entre los caballeros del temple y los caballeros jedi.

Jedi y Templarios eran caballeros, expertos en la lucha cuerpo a cuerpo, pero también se comportan como monjes, y siguen la estricta regla de la Orden. Una orden que se muestra perfectamente jerarquizada, con aprendices (padawan), caballeros y maestros. El Capítulo General es el órgano supremo de la Orden del Temple, y el Consejo Jedi guía los destinos de sus caballeros y establece las directrices a seguir.

La fuerza - el equilibrio del Universo - o Dios. No hay que ser muy avispado para comprender que la fuerza se puede equiparar con Dios (sea el Dios que sea). Los Jedi tienen su propio templo, que sirve como sede de la Orden, y los templarios tuvieron su primera casa en las ruinas del antiguo templo de Salomón en Jerusalén.


Al igual que la fuerza tiene su reverso tenebroso, también el Dios Cristiano lo tiene, pero en este caso no nos referimos a Lucifer (qué también) sino al Islam, al secular rival del Temple. Los templarios encontraron a sus sith en los musulmanes sarracenos o en los fanáticos hashshashin , desencadenando una auténtica guerra santa. Tanto en los conflictos en que se vieron implicados los templarios, como la lucha denodada de los jedi, subyace la idea de cruzada.


La espada, el símbolo arquetípico del caballero, del noble, del aristócrata, define en definitiva a templarios y jedi. Al fin y al cabo, los jedi no dejan de formar una casta, cerrada, con sus propias reglas y estrictas normas. Célibes, pobres y obedientes como cualquier monje. Y cuidadito con el que intente evadir estos votos. (Anakin lo hizo y mirad como acabó)..Ambos caballeros – jedi y templario – renuncian al amor romántico, por un amor más puro y universal.


Fijémonos ahora en el enigmático sello de los templarios: dos cabalgan juntos; el maestro y el aprendiz. Obi Wan y Anekin, Yoda y el joven Luke. El Jedi y el Padawan. Hasta hoy nadie ha sabido explicar de forma convincente el significado del símbolo templario en que dos caballeros utilizan una misma montura. ¿No encontramos con un caballero y su aprendiz?


La tragedia sobreviene en esta larga historia. el papa Clemente V en connivencia con el rey de Francia – Felipe IV el Hermoso - desarticuló la orden del temple y mandó a la hoguera su último maestre Jacques de Molay , mientras que los jedi – en virtud de la orden 66 – fueron traicionados, masacrados y declarados proscritos. Mas a pesar de la brutalidad algunos caballeros lograron sobrevivir.

Mucho se ha escrito sobre la supervivencia de la Orden del Temple, se cuenta que algunos caballeros llegaron a Escocia y ayudaron al rey Robert Bruce a derrotar a los invasores ingleses o que un enigmático personaje llamado Marcus Larmenius mantuvo la existencia de la orden en la clandestinidad. En el fondo se trata de leyendas de reciente creación, poca tradición y nula credibilidad.


Pero de la misma manera que Luke Skywalker dirigió la fundación (y desarrollo) de la Nueva Orden Jedi, el rey portugués Dionisio I “el labrador”, aglutinó a los antiguos caballeros templarios y sus posesiones, y fundó la Orden de Cristo. Un siglo después, esta Orden de Cristo, bajo el maestrazgo de Enrique el Navegante, se lanzó a la conquista de los mares.

La espada (de luz o de acero) , es la más noble de las armas y símbolo de un cuerpo creado para defender al más débil, llámese Cristiandad o República. Los Jedi fueron los defensores de la República, de un ideal de democracia, amenazada por las ansias absolutistas del Imperio Galáctico. La Orden Teutónica era – de forma similar – el brazo armado de la Hansa, una poderosa asociación de comerciantes y ciudades del Norte de Europa.


Como las aventuras de Obi Wan Kenobi, Qui Gon Jin, Luke Skywalker y el maestro Yoda ocurrieron hace mucho tiempo, en una galaxia muy muy lejana, nunca sabremos a ciencia cierta si George Lucas se inspiró en los Templarios, o si por el contrario, fueron los pobres caballeros de Cristo los que imitaron a los Jedi. En una última vuelta de tuerca, podemos jugar a imaginar a un noble caballero jedi que huyendo de la traición, llegó con su nave a nuestro planeta durante la Edad Media, para acabar instruyendo a los primeros caballeros de Hugo de Payns en las ruinas del templo de Jerusalén.  


jueves, 14 de diciembre de 2017

MATHIEU DE MONTMORENCY.



Condestable de Francia y uno de los guerreros más reputados de su tiempo. Participó en numerosas batallas durante la primera mitad del siglo XIII, incluyendo la conquista de Normandía y la cruzada cátara. En 1214 tuvo una destacada actuación en la batalla de Bouvines en el ejército de Felipe Augusto. Ese día las tropas francesas derrotaron a una coalición formada por el Sacro Imperio, huestes inglesas de Juan Sin Tierra, y los condados de Holanda y de Flandes. Según la leyenda, al final de la batalla, capturó doce estandartes imperiales.  

miércoles, 13 de diciembre de 2017

ORDEN DE SAN LÁZARO.



La Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén es una orden de caballería (que sigue existiendo con carácter honorífico) que fue fundada después de la Primera Cruzada. Sus miembros además de acoger peregrinos y luchar con la espada contra el Islam, se dedicaron a tratar a los leprosos, una enfermedad mortal y terrible que arrasó Europa durante el Medievo. Una cruz verde de ocho puntas es su símbolo. La orden abrió hospitales y leproserías, consagradas a su santo, patrón a lo largo y ancho del continente.  ¿Primeros especialistas en enfermedades contagiosas?

lunes, 11 de diciembre de 2017

NESS DE BRODGAR.



Descubierto hace poco más de una década, este misterioso complejo de templos en la isla de Mainland, archipiélago de las Orcadas, se cree que es el epicentro de lo que fue una vez un vasto complejo ritual. La extraordinaria planificación, la artesanía y la historia milenaria del sitio están ayudando a reescribir toda nuestra comprensión del neolítico en las Islas Británicas.

domingo, 10 de diciembre de 2017

REBECO, EL ANTÍLOPE DE LAS CUMBRES.



Desde la Cordillera Cantábria hasta el Cáucaso, la elegante silueta del rebeco vigila desde las cumbres, brinca de peña en peña y trepa por las laderas más escarpadas en todas las montañas del sur de Europa.


El rebeco (Rupicapra rupicapra) también denominado sarrio o gamuza es un rumiante de pequeño tamaño, miembro especial de la numerosa familia de los bóvidos. Decimos que es especial, porque su aspecto sugiere una especie de cruce entre antílope y cabra. Una criatura montaraz y grácil, con cuernos en forma de gancho y dotado de una habilidad especial para trotar por los riscos y trepar por las montañas.


Su hábitat preferido es la montaña, aunque también lo podemos encontrar en la llanura, tanto en bosques caducifolios como penetrando en los grandes bosques de coníferas en busca de refugio y comida. Los rebecos realizan migraciones verticales de corto recorrido; en verano suben a los parajes alpinos, las máximas altitudes por encima de los pastos de los rebaños domésticos (y preferentemente lejos de las interferencias humanas), mientras que en invierno descienden de la montaña para ocupar el límite superior del bosque y hábitats estrictamente forestales.


Animal sociable (y gregario) forma grupos mixtos de entre 5 y 20 individuos (aunque según las condiciones pueden alcanzar el centenar). Un macho viejo y experimentado vela por la seguridad de la manada y advierte a todos en caso de peligro lanzando un grito de alarma. No obstante, es bastante común que los machos vivan apartados de las hembras, o en compañía de otro solitario.



En época de celo el macho dominante reúne un harén de hembras y las defiende de las apetencias de otros competidores. Machos solitarios de gran tamaño se acantonan en sitios inaccesibles y pasan allí largas temporadas, expulsando de su territorio a otros rebaños o indiviuos intrusos.


sábado, 9 de diciembre de 2017

BERNARDO DE CHARTRES.



Insigne figura de la prestigiosa Escuela de Chartres, una especie de maestro total que propugnaba una educación integral, capaz de cubrir las disciplinas más importantes; gramática, poesía, lógica, retórica, matemáticas, física, ética.... conociendo cuantas más disciplinas y cuanto más profundamente se impregne uno de ellas, con más plenitud se captará la perfección de los escritores antiguos, como Virgilio o Lucano.


Bernardo escribió, en un momento en que Chartres era el gran centro de referencia del conocimiento y la ciencia: “Somos enanos encaramados en los hombros de gigantes”·.  

viernes, 8 de diciembre de 2017

BAJA NAVARRA.



Baja Navarra, Basse-Navarre o Nafarroa Behera, administrativamente francesa, históricamente navarra y cultural (y lingüísticamente) vasca, es la provincia central de las tres que conforman el País Vasco francés (Iparralde). Una comarca húmeda y lluviosa, donde se alternan valles y cumbres, tapizada por una sugerente masa forestal de robles, castaños, hayas y abedules, y los lugareños pastorean sus rebaños de ovejas. La jacobea Saint Jean Pied de Port es su localidad más conocida y visitada.

En época romana era el hogar de los aquitanos y en los albores de la Edad Media estuvo integrada en el ducado de Vasconia. En el siglo XII Ricardo Corazón de León (a la sazón cuñado de Sancho VII) se la cedió al Reino de Navarra. Durante varios siglos formó la merindad de ultrapuertos, hasta que en 1530 el emperador Carlos V se retiró de la Baja Navarro por considerar muy difícil y costosa su defensa y mantenimiento. Los franceses empezaron a llamarla Basse-Navarra y la incorporaron a su corona, de tal forma que, a partir de Enrique IV los monarcas se intitularon “Reyes de Francia y de Navarra”. La Paz de los Pirineos de 1659 estableció definitivamente los límites fronterizos entre España y Francia en las cumbres pirenaicas.

La provincia fue capaz de mantener sus tradicionales fueros hasta la época de la Revolución Francesa (1789). Actualmente está integrada en el departamento de los Pirineos Atlánticos.