miércoles, 18 de octubre de 2017

IRA Y FUEGO.


video

Dentro de tres semanas yo estaré recogiendo mis cosechas. Imaginad donde querréis estar y se hará realidad. Manteneos firmes, no os separéis de mi. Si os veis cabalgando solos por verdes prados, el rostro bañado por el sol, que no os cause temor. Estaréis en el Elíseo y ya habréis muerto. ¡Hermanos! Lo que hacemos en la vida tiene su eco en la eternidad.

video









XUAN ZANG.



La dinastía Tang marca uno de los momentos culminantes de la brillante cultura china. El emperador Taizong fue un auténtico mecenas y Xuan Zang, una figura de enormes dimensiones.

Inquieto monje budista, Xuan Zang alcanzó un conocimiento profundo sobre la doctrina de Buda, pero no se sentía satisfecho con las traducciones disponibles en China y decide lanzarse a peregrinar hacia Occidente, al inmenso Indostán.


Atravesó el Gobi, el Tian Shan y Pamir, alcanzó la India y allí pasó varios años visitando templos y estudiando antiguos textos. Después de dieciséis años regresó a su país con un buen puñado de documentos bajo el brazo.


Con el apoyo incondicional de Taizong se instaló en Chang'an (actual Xian) y fundó una escuela de traductores con sede en la Gran Pagoda de la Oca Salvaje. Además redactó un libro sobre sus viajes “Memoria sobre las regiones de Occidente” y como los geógrafos clásicos recogía la historia, las costumbres y la geografía de todos los países que visitó.  

martes, 17 de octubre de 2017

CHINA Y SU HISTORIA.



La Historia de China es un auténtico galimatías (imposible de desenmarañar) para los Occidentales. En el país se refieren, con los poco precisos términos “época antigua” o “edad feudal” a todo el periodo anterior al final del Imperio Chino en 1911 y el establecimiento de la República. Sin solución de continuidad se salta desde el primer emperador, Huang Ti, al doctor Sun Yan Set fundador de la república y a Mao Tse Tung.

Los dos mil y pico años que separan a Huang Ti y Sun Yan Set son terreno abonado para la fabulación, la leyenda, el misterio y la superstición. La cacareada Revolución Cultural pretendió eliminar dos milenios de historia, reduciéndolo a mitos y cuentos. Una etapa que terminó hace apenas cien años. Esta es la sensación que uno tiene cuando visita China y le cuentan su historia. Miramos al futuro, un futuro que empezó con Mao. Cuanto daño pueden hacer los fanatismos.


Tan solo se libró del ostracismo el sabio Confucio.  

lunes, 16 de octubre de 2017

HAVAMAL, ESENCIA DEL PENSAMIENTO VIKINGO.




El ganado muere, los parientes mueren, al final tú morirás, pero la gloria nunca muere para el hombre que la alcanza. El tonto piensa que vivirá para siempre si se mantiene alejado de la lucha; pero la vejez no le dará tregua, aunque se la hayan dado las lanzas”.


Havámál o los dichos del altísimo, son una colección de versos y aforismos, cuyo autor es desconocido, y que la noble tradición vikinga atribuye al mismísimo Odín. La única copia que se ha conservado es un antiguo manuscrito islandés del siglo XII y en él se recoge la esencia de lo que podríamos llamar burdamente “filosofía vikinga”, una sabiduría pragmática por encima de una inútil metafísica: cultivar y cuidad la amistad por encima de todo, no presuponer nunca la hospitalidad, compensar un regalo con otro regalo, el hidromiel (y otras bebidas alcohólicas) asola el ingenio del hombre, utilizar la precaución en los negocios bajo la máxima de que es mejor escuchar que hablar, no crearse enemigos innecesarios ni acudir alocadamente al combate, pero mantén siempre el arma a mano.  

domingo, 15 de octubre de 2017

LA LIRA Y LA ESPADA



Corren malos tiempos para la épica, la lírica del trovador usurpó el protagonismo al caballero. Lo que antes conquistaba la espada ahora lo seduce la lira, el arte de la rima sustituyó al arte de la guerra. Antes el caballero vagaba solo por yermos parajes en busca de aventuras enfrentando toda clase de peligros, ahora el juglar gana fama y prestigio en lujosos salones rodeado de delicadas damas.

Dos caras de la sociedad medieval, opuestas pero complementarias. El ingenioso trovador, ajeno al rudo oficio de la guerra, precisa de la destreza del caballero en caso de inminente peligro. El valiente caballero, forjado en el campo de batalla, necesita que la pluma del poeta, narre sus hazañas.

sábado, 14 de octubre de 2017

BELICENSES



Un pueblo que se había establecido antes de la dominación romana en la Galia, a orillas del caudaloso Ródano, próximo al Jura meridional. Su ciudad capital era Belica (hoy Belley) y tenían por vecinos a ceutrones y secuanos.  

viernes, 13 de octubre de 2017

HWACHA, UN LANZACOHETES MEDIEVAL.



Los chinos descubrieron la pólvora, y aunque la utilizaron generalmente con fines lúdicos y festivos, también se aplicó a la maquinaria de guerra. Los primeros cohetes empleados por el ejército chino eran conocidos como “ratas de tierra”. Eran pequeños artefactos con puntas explosivas. El siguiente paso fue atar una de estas “ratas de tierra” a un flecha e introducirla en un tubo. Se había inventado el lanzacohetes.



Posteriormente unieron varios de estos tubos y los colocaron en carretillas móviles. En Corea se utilizaron carros, llamados Hwacha, que eran capaces de disparar cien cohetes al mismo tiempo. Estos poderosos ingenios, creados en 1452, resultaron un arma muy útil para las batallas en campo abierto frente a ejércitos perfectamente formados.




jueves, 12 de octubre de 2017

LOS VASCOS.



“Oculto entre montañas habita las dos laderas de los Pirineos Occidentales un pueblo que ha conservado por una larga serie de siglos su primitiva lengua y, en gran parte también, su antiguo régimen y costumbres, y que, según la feliz expresión de un moderno escritor, se ha sustraído, tanto a la mirada del observador, como a la espada del conquistador, el pueblo de los vascos o biscaynos. Así como las cumbres de las montañas, rodeadas de laderas cubiertas de bosques, de las revoluciones del cuerpo terráqueo, así también este pequeño pueblo se ha salvado de las violentas tempestades, que desde la caída del Imperio Romano afligieron al suroeste de Francia y a España. Aún en tiempos más modernos, desgarrado en dos pedazos muy desiguales y subordinados a naciones poderosas, no han renunciado los vascos, empero, de ningún modo a su propia manera de ser. Sin mezclarse con ninguno de sus vecinos, han permanecido en un estado de sencillez de costumbres primitivas despecho de todos los progresos del lujo y del refinamiento que les rodean y han conservado siempre la peculiaridad de sus carácter nacional, y ante todo el antiguo espíritu de libertad e independencia, que ya ensalzaron los escritores griegos y romanos”.
Wilhem von Humboldt, 1799.

lunes, 9 de octubre de 2017

IGLESIA DE SAN PEDRO DE LA RÚA DE ESTELLA.



Desde la escalinata el torreón de San Pedro de la Rúa otea el horizonte, vigila el camino, observa a los peregrinos y guarda los secretos de los vecinos de Estella/Lizarra por los siglos de los siglos. La propia senda jacobea conduce al pie de la escalinata, y tras ascender por ella, el peregrino se enfrenta a la portada del románico tardío de influencias árabes.


La Parroquia de San Pedro de la Rúa se construyó en el siglo XII sobre la plaza de San Martín en el centro del barrio de los francos. Se trata – además – del primer templo de la ciudad. Desde el año 1256 ostenta el rango de Iglesia Mayor de Estella y aquí juraron los fueros (y privilegios) de la ciudad el emperador Carlos V (1523) y su hijo Felipe II (1592).


San Pedro de la Rúa combina en su estructura elementos románicos y góticos, y presenta sucesivas fases constructivas: los ábsides del siglo XII, las naves del siglo XIII y las bóvedas de los siglos XVI y XVII.


La poderosa torre maestra (una auténtica Torre del Homenaje) hace patente la condición de iglesia fortificada, una tipología muy frecuente en tierras navarras. El propio templo formó parte, en su momento, del sistema defensiva de Estella/Lizarra. Antiguamente la torre era almenada, aunque fue rebajada al final de la Edad Media.


Es, sin embargo, el claustro el espacio más sugerente (y atractivo) de todo el conjunto. Del espacio original del siglo XII tan solo se conservan dos de las cuatro crujías, debido al deterioro causado por el tiempo y el derrumbe del antiguo castillo de la ciudad allá por el siglo XVI. En los capiteles del claustro, los artesanos de la piedra, dejaron grabadas escenas de la Pasión, del nacimiento e infancia de Cristo, así como de los santos San Andrés, patrón de la ciudad, San Lorenzo y San Pedro, motivos vegetales y elementos mitológicos.


domingo, 8 de octubre de 2017

TAIGA O BOSQUE BOREAL.



Allí donde acaba el mundo de las ciudades, en los límites de la región templada, comienza la profunda taiga o bosque boreal. El lejano septentrión, tierras ajenas y extrañas para el mundo mediterráneo, se extiende la silenciosa taiga, enormes bosques de coníferas (pinos, abetos, cedros), árboles cuyas hojas tienen forma de aguja y desarrollan una gruesa cubierta que se adapta a las escasas precipitaciones. También evita la pérdida excesiva de agua, escasa precisamente por las pocas lluvias (concentradas en época estival) y las heladas invernales. La forma cónica de las copas de los árboles permite que la nieve resbale por ellas. Raíces largas y poco profundas para aprovechar mejor los nutrientes de las hojas y restos vegetales que caen al suelo (muy delgado y pobre). Estos árboles crecen apiñados entre sí para protegerse de las fuertes ventiscas. Una masa vegetal de aspecto gris, monótono y sombrío.


Las temperaturas extremas de un riguroso clima continental, con un verano corto y cálido, y un invierno muy largo y extremadamente frío, condicionan el medio físico y las formas de vida.


Suelos pobres, ásperos, casi sin vida. El deshielo primaveral pudre las plantas y enriquece el suelo. Las bajas temperaturas inhiben la acción bacteriana de los hongos, por lo que la descomposición es muy lenta. Por otra parte se trata de suelos muy ácidos para que puedan vivir las lombrices, por lo que el humos no se mezcla bien con la materia mineral. Resultado: suelos muy pobres, tipo “podzol”.


La vida es muy dura para los animales que habitan la taiga, como el oso pardo, el lobo, el zorro, la marta, el glotón, el visón, el alce y el ciervo, así como los ganados de renos semidomésticos. En invierno las aves emigran a latitudes más cálidas. Muchos de estos animales tienen la capacidad de cambiar de color su piel en función de la estación, como es el caso del armiño. En verano, con las temperaturas cálidas y los días de 24 horas, proliferan los insectos voladores, especialmente los molestos mosquitos.


sábado, 7 de octubre de 2017

DESPERTAR ESPIRITUAL.



A mediados del primer milenio a.C., entre los siglos VI y V, en el marco de una civilizaciones perfectamente desarrolladas (el Neolítico es un lejano recuerdo y del oscuro Paleolítico ni siquiera se tiene constancia) una serie de hombres, separados por cientos, e incluso, miles de kilómetros, asentaron unas bases religioso-filosóficas que (con las modificaciones lógicas) siguen muy presentes en el mundo actual.

De Mileto a Babilonia, de Babilonia a Persia, de Persia al Indostán y del Indostán a China. Pero también al revés. Fue un momento histórico en que la conciencia humana estaba preparada para dar un salto cualitativo, no puede ser casualidad que los filósofos de Mileto, los redactores de las versiones más antiguas del Pentateuco, posiblemente Zoroastro, Buda, Mahavira, Confucio y Lao Tsé coincidiesen en el tiempo. Una corriente de pensamiento fluye de Oriente a Occidente (y vuelta). Concretamente desde el Oriente de Occidente (colonias jonias de Asia Menor) al Oriente de Oriente (la exótica China).

Un camino de ida y vuelta por donde tuvieron que transitar, de boca a boca, ideas y proyectos de toda índole. Un tiempo en el que se establecen los pilares fundamentales de las religiones del Viejo Mundo (Cristianismo e Islam no dejan de ser hijos malavenidos del Judaísmo) y una serie de pautas de comportamiento que serán interiorizadas por miles de hombres y mujeres a lo largo de centurias. La humanidad había alcanzado gran madurez y estaba preparada para dar un nuevo salto cualitativo, los antiguos mitos quedaron desterrados por obra y gracia de estos hombres.

El psiquiatra y filósofo Karl Jaspers denominó a este periodo, caracterizado por grandes aportaciones en los terrenos de la filosofía, la moral y la religión, Tiempo Eje. Concepto que definió de la siguiente manera: En este tiempo se concentran y coinciden multitud de hechos extraordinarios. En China viven Confucio y Lao-tsé , aparecen todas las direcciones de la filosofía china, meditan Mo-Ti , Chuang-Tse , Lao-Tse y otros muchos. En la India surgen los Upanischadas, vive Buda , se desarrollan, como en China , todas las posibles tendencias filosóficas, desde el escepticismo al materialismo, la sofística y el nihilismo. En el Irán enseña Zarathustra la excitante doctrina que presenta al mundo como el combate entre el bien y el mal. En Palestina aparecen los profetas, desde Elias, siguiendo por Isaías y Jeremías, hasta el Deuteroisaías. En Grecia encontramos a Homero , los filósofos —Parménides, Heráclito, Platón—, los trágicos, Tucídides, Arquímedes. Todo lo que estos nombres no hacen más que indicar se origina en estos cuantos siglos casi al mismo tiempo en China , en la India , en el Occidente , sin que supieran unos de otras.

No puede ser casualidad que en estos momentos donde se fraguan las principales religiones de Oriente – Hinduísmo, Budismo, Taoísmo y Confucionismo – se ponga por escrito la Torá durante el exilio obligado en Babilonia y se produzca en Jonia el llamado “Milagro Griego”. ¿Qué energías circularon entre Oriente y Occidente para alumbrar a todos estos iluminados?. ¿A través de que canales se compartían información? ¿Irradiación o génesis múltiple?. No quiero oír hablar ni de atlantes, ni de extraterrestres, esas simplistas explicaciones no satisfacen mi curiosidad.


viernes, 6 de octubre de 2017

NAZGUL



Aquellos que usaron los nueve anillos fueron poderosos en sus días, reyes, magos, y guerreros de antaño. Obtuvieron gloria y riqueza, pero se convirtieron en desgracia. Tuvieron, como parecía, vida eterna, pero la vida se volvió demasiado eterna para ellos. Podían caminar, si querían, invisibles ante todos los ojos bajo el sol, y podían ver cosas invisibles para los hombres mortales; pero a menudo contemplaban sólo los fantasmas e ilusiones de Sauron. Y uno por uno, tarde o temprano, de acuerdo a su fuerza natural y a lo bueno o malo de sus actos en el comienzo, cayeron bajo la esclavitud del anillo que llevaban y el dominio del Anillo Único de Sauron. Se volvieron para siempre los protectores invisibles del Dueño del Anillo Único, y entraron al reino de las sombras. Fueron los Nazgûl, los Espectros del Anillo, los sirvientes más terribles del enemigo; la oscuridad los seguía, y clamaban con las voces de la muerte.
El Silmarillion.

jueves, 5 de octubre de 2017

BAILARINAS GADITANAS.



Los aires cálidos del mar gaditano insuflaron vida a las más famosas y lascivas bailarinas de la Europa Antigua, “Puellae gaditanae”, capaces de rivalizar con las exóticas y promiscuas danzarinas asirias. Erotizaron, entre otros, a Marcial y a Juvenal, alegraron la vida (y la vista) a los orondos y corruptos senadores y levantaron (entre otras cosas) los celos y envidias de las honestas señoras romanas. Miradas y sonrisas embaucadoras, expertas en mover las caderas lascivamente y adoptar posturas imposibles, al son de las castañuelas, y danzar según los frenéticos ritmos de Gades. Mas nunca intentes atraparlas, se acercan, bailan para ti, te seducen, un guiño, media vuelta y te dejan con el corazón palpitando y la miel en los labios. 

miércoles, 4 de octubre de 2017

A TRAVÉS DE LOS ALPES.



“Después de haber reclutado todas las tropas que pudo entre los celtíberos, africanos y otros pueblos, y de encomendar los asuntos de Iberia a su hermano Asdrúbal, atravesó los montes Pirineos en dirección al país de los celtas, hoy llamado Galia, con nueve mil soldados de infantería, doce mil jinetes y treinta y siete elefantes. Atravesó el país de los galos, atrayéndose a algunos con dinero, a otros, mediante la persuasión, y a otros, en fin, sometiéndolos por la fuerza. Cuando llegó a los Alpes y no encontró ningún paso que los atravesara o pasara sobre ellos – pues se trata de una cordillera sumamente escarpada -, emprendió también su ascenso con intrepidez sufriendo grandes pérdidas debido a la gran cantidad de nieve y al rigor del frío existentes. Cortaba madera, la quemaba y apagaba los rescoldos con agua y vinagre, y a la roca, que se había tornado frágil por este procedimiento, la rompía con martillos de hierro. Así, abrió un paso sobre las montañas que aún está en uso en la actualidad y se llama paso de Aníbal. Como le empezaron a faltar las provisiones, se apresuró en su marcha sin que los romanos se percataran de que en realidad estaba ya en Italia, y al sexto mes de su partida de Iberia, después de haber perdido a muchos hombres, descendió desde los montes a la llanura”.
Apiano. La Guerra de Aníbal, 4.


martes, 3 de octubre de 2017

MEDIO FÍSICO DE EUROPA.


Europa era la joven hija de Agenor, rey de Fenicia, y Zeus, el conquistador y dios de dioses, se encrapichó con ella. Zeus se transformó en Toro, la raptó y la llevo a Creta. Allí tuvieron varios hijos, Minos, Radamanto y Sarpedón. Cuando Zeus se aburrió de ella, Europa se casó con Asterión, el rey de Creta. Esta leyenda sitúa en Creta la cuna de la Civilización Europea.

El continente europeo es en realidad un apéndice de la gran Eurasia, una enorme península en el extremo sudoccidental del macrocontinente euroasiático. Después de Oceanía Europa es el continente de menor extensión y dispone de una extensa línea de costa (43.000 kilómetros) bañada por los océanos Atlántico, Glacial Ártico y mar Mediterráneo.

Los límites geográficos (y en cierto modo también sociales y culturales) de Europa son los siguientes:

- por el Norte el Océano Glacial Ártico

- por el Sur, el mar Mediterráneo que la separa de África

- por el Oeste el inmenso Océano Atlántico

- por el Este, los Urales, el Cáucaso y el mar Caspio.

1.- EL RELIVE.

El relieve del continente europeo es predominantemente llano, con una altitud media de apenas 340 metros sobre el nivel del mar. En él podemos distinguir tres tipos de unidades: los macizos, las cordilleras jóvenes y las llanuras.

1.1.- MACIZOS.

Los macizos son relieves antiguos, muy erosionados, un hecho que les confiere un aspecto suave y redondeado, y poca altitud, pues apenas superan los 2.000 metros. Estos macizos están situados en el Norte, Oeste y centro de Europa: Montes de Irlanda y Esocia, Montes Escandinavos, Macizo Central francés….

El paisaje de estos lugares es diverso, caracterizado por la sucesión de montes erosionados, de escasa altitud y separados por amplios valles. Estos valles son recorridos por ríos de caudal regular, como el Sena, el Loira o el Rin, que vierten sus aguas al océano Atlántico.

1.2.- CORDILLERAS JÓVENES.

Surgieron en época (relativamente) reciente, y por tanto, están menos desgastadas por la erosión, y presentan mayores altitudes. Ocupan la mayor parte del continente (especialmente el sur) y originan relieves elevados, abruptos y accidentados que dificulta las comunicaciones: Pirineos, Alpes (Mont Blanc, 4810), Apeninos, Cárpatos, Balcanes, Cáucaso (Elbrús, 5633 metros) , Urales (Narodnaia 1894)….

Históricamente los contactos entre las regiones de estas zonas se han producido a través de los amplios valles abiertos por caudalosos ríos como el Ródano (que desemboca en el Mediterráneo), el Po (que los hace en el Adriático) y el Danubio (que muere en el mar Negro).

1.3.- LA GRAN LLANURA.

La Gran Llanura europea se extiende prácticamente desde el Macizo Central Francés hasta los Montes Urales ocupando la mayor parte del interior del continente, desde Países Bajos y Bélgica hasta Rusia. Se trata de una zona de pequeñas monótonas colinas y de amplisimos valles por los que discurren los grandes ríos europeos: el Volga (el más largo), el Don, el Dniéper y el Dniéster.

Otras zonas de llanura son la Llanura de Hungría, la Llanura del Po y las depresiones del Ebro y del Guadalquivir.

2.- LAS COSTAS.

En función de los mares que bañan las aguas continentales se distinguen (a grandes rasgos) las costas atlánticas y las costas mediterráneas.

En las costas mediterráneas se sitúan tres grandes penínsulas – Ibérica, Itálica y Balcánica – que dan lugar a profundos arcos y limitan mares como el Tirreno, el Adriático y el Egeo. En el seno del continente se ubica el mar Negro, que a través del Bósforo se comunica con el resto del Mediterráneo. Las aguas del mar Mediterráneo se encuentran salpicadas por numerosas islas: Baleares, Córcega, Cerdeña, Sicilia, Malta, Chipre, Creta, Cícladas, Rodas …

Las costas atlánticas incluyen las costas del mar Báltico, del mar del Norte y del mar Cantábrico. En ellas podemos destacar la existencia de las penínsulas de Jutlandia y la de Escandinavia que cierran el mar Báltico. Estas penínsulas, junto con las islas Británicas, limitan el mar del Norte.

Teniendo en cuenta el relieve podemos hablar de costas recortadas, cuando las aguas desgastan las rocas más blandas o invaden antiguos valles – fiordos noruegos y rías gallegas – costas acantiladas, cuando las montañas llegan al mar – costas de Noruega, de Escocia y cantábrica – y costas bajas y arenosas – Países Bajos, Alemania y Dinamarca -. Es en estas costas bajas y tranquilas donde los ríos dan forma a extensos deltas; Ebro, Danubio, Ródano y Po.
 
3.- LAS AGUAS. RÍOS Y LAGOS.

Europa está surcada por numerosos ríos, e históricamente la población europea ha buscado asiento en los territorios bañados por ellos. Estos ríos pueden clasificarse a partir de su vertiente: 
 

- Vertiente Ártica: ríos largos que presentan una notable caudal en otoño y primavera (después del deshielo) aunque permanecen helados todo el invierno. Los más destacados son el Dvina Septentrional, y el Pechora.

- Vertiente atlántica: ríos cortos y los más caudalosos de Europa, puesto que reciben lluvias constantes a lo largo de todo el año. Muchos son navegables durante parte de su curso y atraviesan algunas de las regiones más pobladas del continente.: Dvina Occidental, Vístula, Oder, Elba, Rin, Sena, Loira, Tajo, Garona, Támesis….

- Vertiente mediterránea: ríos cortos y de caudal irregular (algunos presentan acusado estiaje) como el Po, el Ebro o el Ródano…

- Vertiente del mar Negro; ríos largos y regulares, como el Danubio, el Don, el Dniéster y el Dniéper. Estos tres ríos constituyen unos importantes ejes de comunicación.

- Vertiente del mar Caspio: en el mar Caspio desemboca el río más largo de Europa, el Volga y el Ural, frontera natural entre Europa y Asia.

Los lagos en Europa suelen ser de tamaño medio y se concentran fundamentalmente en la región Alpina – Leman, Constanza – en Escandinavia – Vänern, Maalaren, región de los mil lagos en Finlandia – y en la llanura Rusa – Ladoga, Onega y Peipus -. Estos últimos se hielan durante el invierno.
 
4.- LOS MEDIOS NATURALES.

La mayor parte de Europa está asentada en las latitudes medias, y por tanto los climas templados predominan en el continente. 
 

- Medio Oceánico. Se extiende por toda la fachada atlántica, penetrando en el interior hasta donde alcanza la influencia del océano. El medio natural característico es el bosque caducifolio de hayas y robles. La landa, una formación vegetal de arbustos, hierbas y matorrales, principalmente brezos, retamas y juncos, se desarrolla en algunas zonas costeras.

- Medio continental. En el centro y este del continente se desarrolla un riguroso clima continental de temperaturas extremas y precipitaciones irregulares. Las formaciones vegetales y las especies de animales varían en función de la latitud. El bosque boreal, o taiga, aparece en las latitudes más septentrionales y está compuesto por coníferas como pinos y abetos. Al sur de la taiga aparece la pradera, amplia llanura de hierbas altas, que se transforma en estepa en las regiones más áridas.

- Medio mediterráneo. Se extiende por todo el arco Mediterráneo y presenta veranos cálidos e invierno suaves, con precipitaciones irregulares. Abundan los matorrales, arbustos, hierbas aromáticas y árboles como la encina, el pino y el alcornoque. Toda esta vegetación forma el típico bosque mediterráneo.

- Medio polar. En la franja septentrional que se extiende al norte del círculo polar se desarrolla la tundra, vegetación típica del clima polar.

- Medio de alta montaña. En las elevaciones montañosas del continente el clima es de alta montaña con un paisaje de bosque y prados.

lunes, 2 de octubre de 2017

LA TIERRA PROMETIDA.



13 de marzo de 1325.

Maldormidos, desnudos, lastimados, caminaron toda la noche y día durante más de 2 siglos. Iban buscando el lugar donde la tierra se tiende entre cañas y juncias.

Varias veces se perdieron, se dispersaron y volvieron a juntarse. Fueron volteados por los vientos y se arrastraron atándose los unos a los otros, golpeándose, empujándose; cayeron de hambre y se levantaron y nuevamente cayeron y se levantaron. En la región de los volcanes, donde no crece la hierba, comieron carne de reptiles.

Traían la bandera y la capa del dios que había hablado a los sacerdotes, durante el sueño, y había prometido un reino de oro y plumas de quetzal: Sujetaréis de mar a mar a todos los pueblos y ciudades, había anunciado el dios, y no será por hechizo, sino por ánimo del corazón y valentía de los brazos.

Cuando se asomaron a la laguna luminosa, bajo el sol del mediodía, los aztecas lloraron por primera vez. Allí estaba la pequeña isla de barro: sobre el nopal, más alto que los juncos y las pajas bravas, extendía el águila sus alas.

Al verlos llegar, el águila humilló la cabeza. Estos parias, apiñados en la orilla de la laguna, mugrientos, temblorosos, eran los elegidos, los que en tiempos remotos habían nacido de las bocas de los dioses.

Huitzilopochtli les dió la bienvenida:

—Éste es el lugar de nuestro descanso y nuestra grandeza —resonó la voz —. Mando que se llame Tenochtitlán la ciudad que será reina y señora de todas las demás. ¡México es aquí!
Eduardo Galeano.
Memoria del Fuego. Los nacimientos.

domingo, 1 de octubre de 2017

RELIEVE DE ESPAÑA



El relieve español presenta los siguientes rasgos generales que influyen decisivamente en la configuración física del país:


- Elevada altitud media de 660 metros, debido a la existencia de una extensa meseta y una serie de cordilleras.

- Compartimentación interior. Los sistemas montañosos forman grandes bloques desconectados entre sí.

- Aislamiento interior. Las cordilleras se disponen periféricamente alrededor de la Meseta aislando el interior peninsular de la influencia del mar.

- Relieve irregular, que contribuye a que España sea un país de fuertes contrastes.

Estas circunstancias, además, propician una diversidad geográfica que influye en otros aspectos sociales, culturales e históricos. España es un país que presenta importantes contrastes y diversidad entre las diferentes regiones que la conforman.

“La diversidad geográfica de España se debe fundamentalmente al hecho de su situación en el borde de la zona subtropical mediterránea que afronta el Atlántico, entre Europa y África. Los contrastes más fuertes, y también las transiciones más ricas, se dan entre la franja de tierras noroccidentales, de lluvias abundantes y regulares, pequeñas amplitudes térmicas, ríos cortos y caudalosos y vegetación de bosques caducifolios, landas y prados, y la ancha España mediterránea, extremada en su interior y moderada junto al mar, y en todas partes calurosa y seca durante el verano, la España de los matorrales y xerostepas, de los barrancos e hídricos se ven acentuadas por el hecho de ser también, el nuestro, un país de fuertes contrastes geomorfológicos”.

Crítica.


GRANDES CONJUNTOS MORFOESTRUCTURALES.


Atendiendo a la formación, estructura e historia geológica, en España podemos distinguir los siguientes conjuntos: 



1.- Macizos antiguos. Hablamos de montañas de altitud media, cumbres aplanadas y penillanuras resultado de la continuada acción erosiva. Los materiales que constituyen estos macizos son paleozoicos que se plegaron durante la orogénesis herciniana y posteriormente deformados por el plegamiento alpino. Están integrados en el zócalo peninsular.

2.- Cordilleras alpinas. Estas cordilleras formadas por materiales jóvenes surgiendo como consecuencia del último gran plegamiento alpino. Quedan integradas en el ámbito de las grandes cordilleras que circundan toda la cuenca mediterránea; Alpes, Cárpatos, Apeninos, Atlas, Cáucaso. En España los Pirineos y las Cordilleras Béticas son sus ejemplos más perfectos.

3.- Depresiones. En la península Ibérica existen dos tipos de depresiones, las interiores, que son fragmentos hundidos del zócalo paleozoico (como la cuenca del Duero y la Mancha), y las exteriores, situadas entre los macizos y las cordilleras jóvenes, colmatadas por los aportes sedimentarios. Nos referimos a las depresiones del Ebro y del Gudalquivir. 
 

GRANDES UNIDADES DEL RELIEVE PENINSULAR.

“Con razón se dice que España es un pequeño continente, especialmente si se considera cómo contribuye a su aislamiento con respecto al mar la disposición de las grandes unidades del relieve. Recuerda a un baluarte inexpugnable (la Meseta) rodeado por una línea de murallas (cordillera Cantábrica, Sistema Ibérico, Sierra Morena), flanqueado externamente por dos fosos (las depresiones del Ebro y del Guadalquivir) y defendida por el lado de Europa y por del de África por las murallas montañosas de los Pirineos y de los Sistemas Béticos, respectivamente”.

Alfredo Floristán Samanes
“España, país de contrastes geográficos naturales”·.




A.- MESETA CENTRAL Y UNIDADES INTERIORES.

La Meseta – con una altitud media por encima de los 700 metros - , desde el punto de vista geológico es el núcleo primitivo, y la unidad que articula y organiza a su alrededor todo el relieve peninsular. Un elemento que unifica todo el interior peninsular, pues abarca una gran extensión, ocupando un 45% del total del territorio. Suavemente inclinada hacia el oeste, los principales ríos (salvo el Ebro) fluyen en dirección Este – Oeste, y desembocan en el Océano Atlántico.

Formada por materiales paleozoicos y hercinianos que fueron reducidos a penillanuras en el mesozoico y afectados posteriormente por los movimientos alpinos. Este último plegamiento la fractura y la individualiza en bloques, unos se elevaron – cordilleras – y otros se hundieron – depresiones, y la bascula hacia el oeste. 

 
El Sistema Central, los Montes de Toledo, la Cuenca del Duero y la llanura manchega son las unidades interiores de la Meseta.

A.1. SISTEMA CENTRAL.

El Sistema Central atraviesa y divide la Meseta en dos submesetas; la submeseta norte y la submeseta sur. Está formado por diversas sierras – Guadarrama, Gredos, Peña de Francia y sierra de la Estrella (en Portugal) – en sentido oeste – este, mientras en la parte oriental se elevan Somosierra, Ayllón y Robledal. Las altitudes máximas alcanzan los 2500 metros (Almánzor, 2592 m.).

A.2. MONTES DE TOLEDO.

Los Montes de Toledo, que escapan de Castilla y penetran en Extremadura, dividen en dos partes la submeseta sur, quedando al norte la cuenca del Tajo y al sur la cuenca del Guadiana. Este sistema montañoso tienen menor entidad que el Sistema Central y sus cumbres no sobrepasan los 1600 metros (pico Villuercas). La sierra más destacada es la de Guadalupe, aunque también podemos citar Montanchez, Sao Mamede, San Pedro . . .

A.3.- DEPRESIONES Y LLANURAS.

La Cuenca del Duero y la llanura manchega se originaron con el hundimiento del zócalo paleozoico y la colmatación posterior de las depresiones resultantes. Son extensas planicies donde se alternan páramos, cerros y campiñas.

B.- LOS REBORDES DE LA MESETA.

La Meseta Central está rodeada (excepto por el oeste) por una serie de rebordes montañosos que la aíslan de la influencia del mar (confiriendo a estas tierras un carácter continental) y que dificultan las comunicaciones entre el interior y la periferia peninsular.

B.1.- MACIZO GALAICO Y MONTES DE LÉON.

Primitivo zócalo de la Meseta que ocupa el Noroeste peninsular confiriendo personalidad a la región gallega. Presenta una relieve muy fracturado, formado por un conjunto de grandes bloques hundidos y levantados, que en la costa dan lugar a a la formación de rías (rías Altas y rías Bajas). Montañas con formas redondeadas y poca altitud, pues apenas se superan los 1000 metros.

En los Montes de León, barrera que separa Galicia de la Meseta, se alcanzan las cotas más altas (Teleno, 2188 metros). Las mayores altitudes presentan huellas de glaciarismo, como el lago de Sanabria, el mayor lago español de origen glaciar.

B2.- CORDILLERA CANTÁBRICA.

Es el borde septentrional de la Meseta y corre paralela al mar Cantábrico desde Galicia hasta Euskadi. Forma una formidable muralla que dificulta las comunicaciones entre la costa y el interior, aislando la Meseta de la influencia del mar. Este relieve configura las características de los ríos de esta vertiente; cortos, regulares y caudalosos.

Dentro de su aparente unidad podemos diferenciar entre el sector occidental o asturiano, con gran afinidad con el macizo galaico, y el sector oriental o cantábrico. La cordillera se va elevando gradualmente desde el oeste culminando en los Picos de Europa donde se ubican las grandes altitudes, como Torre Cerredo, Naranjo de Bulnes . . .

Las montañas se precipitan hacia el mar, las rocas más resistentes como la cuarcita forman promontorios y cabos, mientras que en las pizarras, algo más blandas, se han excavado valles y rías.

B.3.- SISTEMA IBÉRICO.

El borde oritental de la Meseta está ocupado por el Sistema Ibérico que se extiende desde las estribaciones meridionales de la Cordillera Cantábrica hasta el mar Mediterráneo cerrando la cuenca del Duero y la llanura Manchega. Se trata del único sistema montañoso español que se orienta de noroeste a suroeste, trazando una gran diagonal, que a modo de cicatriz recorre buena parte de la superficie ibérica. 


 
El Sistema Ibérico está compuesto por un conjunto de sierras y por tanto no forma un bloque compacto, una circunstancia que facilita el tránsito. El río Jalón, un afluente del Ebro (y por el que discurren las vías que comunican el valle del Ebro con la Meseta), delimita las dos partes en que se divide el Sistema Ibérico.

- Sector septentrional. Cuenta con destacadas sierras de gran presencia orográfica – Demanda, Cebollera, Urbión, Moncayo - que además dispersan aguas hacia las cuencas del Ebro y del Duero. Una zona afectada por el glaciarismo, cuyo máximo exponente es la Laguna Negra.

- Sector meridional. Es más ancho que el sector septentrional y podemos distinguir tres partes; una interior o meseteña integrada por la sierra de Albarracín y serranía de Cuenca, otra exterior o aragonesa, separadas por la Depresión Longitudinal Ibérica (o pasillo Calatayud- Teruel).

B.4.- SIERRA MORENA. 



Un abrupto escalón que separa la Meseta de las tierras del sur peninsular. En realidad se trata de una flexión del zócalo producido durante la orogénesis alpina, por lo que es una falsa cordillera. Sus sierras – Aracena, Pedroches, Madrona - presentan un perfil sin grandes altitudes (1322 metros en Bañuela) y en sus 400 kilómetros de recorrido podemos diferenciara tres partes: la occidental entre Huelva y Sevilla, la central entre Córdoba y Jaén, y a partir de Jaén donde se encuentra el único paso natural; Despeñaperros.

C.- DEPRESIONES EXTERIORES.

Las depresiones exteriores separan el bloque Meseta-Reborde de la periferia peninsular. Corresponden a sendas fosas Alpinas establecidas entre los sistemas en curso de formación y el borde del zócalo primegenio.

C.1.- DEPRESIÓN DEL EBRO. 




Una amplia llanura sedimentaria que posee carácter árido y continental por estar rodeada por una cordillera. La depresión del Ebro comprende las tierras bajas del nordeste peninsular, cerrada al mar Mediterráneo por el sistema costero catalán. En origen fue un brazo de mar cuya comunicación con el océano fue interrumpida a medida que el plegamiento alpino elevaba los relieves ibérico y pirenaico. La sedimentación hizo el resto. Si disponen de agua – como ocurre en la ribera del Ebro – estos terrenos sedimentarios son muy fértiles y aptos para la actividad agraria.

C.2.- DEPRESIÓN DEL GUADALQUIVIR.

Una extensa llanura con forma triangular abierta a la influencia del Océano Atlántico que ocupa el espacio que se extiende entre las cordilleras Béticas y Sierra Morena, ocupada por el río Guadalquivir y sus afluentes. Sus fértiles vegas y onduladas campiñas que la conforman dejan paso, en el último tramo del río Guadalquivir a las marismas, zona pantanosa de influencia marítimo-terrestre. Inicialmente fue un brazo de mar que fue recibiendo las aportaciones sedimentarias de las Cordilleras Béticas y de Sierra Morena, por medio de los ríos que bajaban de la montaña. 


 



En la depresión del Guadalquivir, y al hilo de lo que acabamos de señalar, distinguimos tres áreas:

- La Vega. Próxima al río, llana y muy fértil, formada por arenas y limos de origen sedimentario.

- La Campiña. Alejada del curso del río, paisajes de formas onduladas donde se encajan amplios valles fluviales, objeto de explotación agraria desde épocas tempranas de la historia.

- Las Marismas. Cerca de las desembocadura, tierras de transición tierra-mar, constituidas por terrenos llanos e inundables. En esta zona húmeda se ubica el Parque Nacional de Doñana.

D.- CORDILLERAS EXTERIORES.

Es un conjunto de cordilleras alejadas de la Meseta y situadas en la periferia ibérica.

D.1.- PIRINEOS.

Un destacado sistema montañoso de gran longitud que une (o separa) la península Ibérica de Europa. Esta cordillera se extiende a lo largo de 425 kilómetros entre el Golfo de Vizcaya y el Cabo de Creus, configurando el istmo peninsular. Una robusta barrera montañosa que constituye una frontera natural de con clarisimas repercusiones geográficas (históricas, sociales y culturales). 





Se trata de una cordillera alpina por origen, estructura y formas de relieve. En su seno se distinguen dos zonas:

- Pirineo Axial (o Central). Se corresponde con la zona central y más elevada (Aneto, 3400 metros). Podemos decir que es el armazón de la cordillera.

- Prepirineo. Es una franja montañosa adosada al flanco meridional del Pirineo Axial. Está formado por dos alineaciones montañosas separadas por una depresión longitudinal. Se extiende por el nordeste de España: Cataluña, Aragón, Navarra y Euskadi. En la vertiente francesa no existe esta zona de tránsito exceptuando una zona de monte bajo en el Rosellón.

En general la cordillera presenta una ausencia casi total de valles longitudinales y el predominio de los transversales, orientados de norte a sur.

D.2.- MONTES VASCOS.

Formados por sierras abruptas, pero poco elevadas y numerosos valles que comunican la Cordillera Cantábrica con los Pirineos. Aparece dividido en dos alineaciones, una septentrional y otra meridional. Las cimas más altas alcanzan los 1500 metros en la Sierra de Aralar.. Los ríos han abierto en el litoral estuarios y rías.

D.3.- CORDILLERAS COSTERO-CATALANAS. 
 
Se trata de dos conjuntos montañosos paralelos a la costa mediterránea, que cierran la Depresión del Ebro. Está orientada de noreste a suroeste y entra en contacto tanto con los Pirineos como con el Sistema Ibérico. A pesar de su modesta condición como sistema montañoso, presenta una destacada complejidad, fruto de su fragmentación transversal y longitudinal.

El sistema se descompone en tres unidades paralelas entre sí y al mar Mediterráneo: la cordillera litoral, inmediata a la costa, que contiene entre otras, la sierra del Tibidabo, la depresión prelitoral, una fosa tectónica rellena por diversos materiales que incluye el Penedés y el Campo de Tarragona, y la cordillera prelitoral en contacto directo con las tierras del valle del Ebro, y donde destaca Montserrat.


D.4.- SISTEMAS BÉTICOS.

Se extienden a lo largo de 800 kilómetros por el Sur – Sudeste de la península, desde el estrecho de Gibraltar al Cabo de la Nao (Andalucía en su mayor parte). Es el mayor sistema montañoso de la Península, el más joven, largo y de mayor complejidad geológica. 



Formado por dos alineaciones montañosas separadas por un depresión, ocupa casi ⅔ de la superficie de Andalucía, y se prolonga hacia las Islas Baleares por el mar y por el Norte de África por el Rif. La orogenia alpina plegó las Béticas y hundió la región del Guadalquivir.

Las tres unidades que componen los Sistemas Béticos son:

- Cordillera Penibética. Discurre paralela al mar Mediterráneo, se levanta bruscamente ante el litoral y presenta las mayores altitudes de la península en Sierra Nevada (Mulhacén, 3478 metros). Dividida en varios bloques, serranía de Ronda, Sierra Nevada, sierra de los Filabres, Gádor, sierra Espuña . . .

- Cordillera Subbética. Se extiende por el interior y presenta altitudes menores. Tiene una clara orientación suroeste-noreste y se extiende de Cádiz a Alicante por las sierras Grazalema, Mágina Cabra, Cazorla, Segura y La Sagra. En este último entorno nacen los ríos Guadalquivir y Segura. Entre sus materiales constitutivos abundan las calizas, originando paisajes kársticos, siendo el más representativo el Torcal de Antequera.

- Depresión intrabética. Un amplio corredor longitudinal interior que separa ambas cordilleras, que se extiende desde Antequera hasta Baza, a través de Loja, Granada y Guadix.


RELIEVE INSULAR.

El relieve balear complemente, en cierto modo, el relieve peninsular, mientras que el relieve canario es totalmente independiente.


ISLAS BALEARES.

El archipiélago balear está formado por cuatro islas; Mallorca, Menorca, Ibiza, Formentera y el archipiélago de Cabrera. Excepto Menorca, todas son una prolongación en el mar de los Sistemas Béticos a través del cabo de la Nao. 


 
Mallorca, debido a su tamaño, presenta los rasgos más característicos del relieve balear. Dos cadenas montañosas y una depresión interior configuran el relieve de la isla. En el noroeste se sitúa la sierra de Tramontana, donde se ubica la mayor elevación del archipiélago, el Puir Major con 1445. Ibiza montañosa y Formentera más llana, en general predominan los litorales acantilados. Menorca se diferencia del resto del archipiélago por su vinculación con la cordillera Costero – Catalana.


ISLAS CANARIAS. 





Un archipiélago de origen volcánico (que comparte con otras islas atlánticas como Islandia o Azores) formado por siete grandes islas – Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife, Gomera, La Palma y el Hierro – varios islotes como Graciosa, Lobos, Alegranza, Montaña Clara y una mítica isla que aparece y desaparece, San Borondón.


El relieve canario está íntimamente relacionado con su origen y morfología volcánica, con calderas (cavidad circular), conos, roques (masas de lava solidificada)…. Lanzarote y Fuerteventura son llanas, mientras que el resto son montañosas. En ese sentido destaca el pico más alto de España, el Teide (3718 metros), situado en el centro de Tenerife. El litoral es irregular con acantilados, playas arenosas y dunas (Maspalomas).

La peculiaridad del relieve y el clima canario han permitido la configuración de cuatro parques nacionales, las Cañadas del Teide, Garajonay, la Caldera de Taburiente y Timanfaya. 


LOS SUELOS.
 A partir del tipo de roca dominantes, en España podemos distinguir cuatro grandes zonas.


- España silícea. Se extiende por todo el oeste peninsular y en los lugares donde afloran restos de macizos antiguos. Estos suelos están formados por rocas antiguas como el granito, las pizarras y las cuarcitas. 

- España caliza. Forma una especie de Z invertida en el este peninsular. Está compuesta por rocas como la caliza, cuya erosión origina un peculiar paisaje kárstico, areniscas y conglomerados. 

- España arcillosa. La España arcillosa ocupa las grandes cuencas sedimentarias de ambas submesetas, y los valles del Ebro y del Guadalquivir. En estas zonas deprimidas se han ido depositando, a lo largo del tiempo, materiales como arcillas y margas, originando extensas llanuras.

- Islas Canarias. Debido a su origen - diferente del resto de España - abundan las rocas y las cenizas volcánicas. 

sábado, 30 de septiembre de 2017

GALICIA CONTADA A UN EXTRATERRESTRE.




Querido Golf Óscar Delta: Me alegra que existas. Me alegra que se confirme la ecuación visionaria de Frank Drake sobre la estimación de civilizaciones en la Vía Láctea. Me alegra haber conocido a un paisano que trabajó de limpiador en el gigantesco radar de la Universidad de Cornell y me adiestró en las claves de la radioastronomía. Me alegra que tengas sentido del humor, por esa despedida en tu mensaje: “Si el teléfono no suena, soy yo”.

El planeta no se llama Galicia. El planeta es Tierra. Galicia es mi tierra, dentro de la Tierra. Pero Galicia está y no está en Galicia. Es un lugar y un deslugar. Como lugar, Galicia es pequeña. Bueno, depende. Es suficientemente grande. Galicia está al oeste de Europa, en la península Ibérica. Forma parte de España, con un Gobierno autónomo, y está al norte de Portugal. El gallego es español tranquilamente, pero si se pone tremendo puede exclamar: “¡Menos mal que nos queda Portugal!”.

A los gallegos les gusta poner nombres. Los geógrafos antiguos llamaban “bellas durmientes” a los territorios incógnitos. Una bella durmiente se despierta cuando le pones nombre. La tierra gallega, desde las montañas orientales hasta los fondos marinos, es un manuscrito miniado que no tiene margen en blanco. La toponimia es nuestra obra maestra literaria. La letra de un cósmico hip-hop. En un lenguaje estándar utilizamos 3.000 o 5.000 palabras. Sólo en cuanto a núcleos de población, la mitad del total de España, hay 250.000 nombres de lugar, y sin incluir bares, bodegas, mesones y tabernas, que eso ya es un mapamundi, una obra abierta, una gran estela de la emigración retornada. Eso explica que en la ronda de bares por un pueblo, digamos Vimianzo, pases del London al Montevideo, y del Montevideo al Zúrich, y del Zúrich al Happy Day, y de allí al Hilton, para terminar en el Por la Vía Rápida. El señor Ricardo, que atiende la barra, fue boxeador en Venezuela. A los clientes les trata de intelectuales, sea cual sea el oficio. Si un día vienes, con tus orejas puntiagudas y tus ojos de pez, de gran angular, el señor Ricardo te dirá con toda naturalidad: ¿qué le pongo, señor intelectual?.

Me gustaría regalarte por radioastronomía algunos topónimos de aldeas siderales. Tenemos un Transmundi. Y un Extramundi. Y valles que llevan el nombre de Mar, Amor, Ouro o Silencio. Y un Pico Sacro y una Boca do Inferno. Uno de mis preferidos es el de una floresta rayana con Portugal: A Fraga de Escuro Vermello (El Bosque de Oscuro Rojo). Mi bosque marciano en Galicia.

El ser vivo con más nombres en Galicia es el vagalume. Para la ciencia,Lampyris nocticula. La luciérnaga. Vagalume significa fuego errante. Pero se han recogido casi cien denominaciones. Algunas preciosas, todas metáforas:vella do caldo, lucencú, verme da noite, corcoño… ¿Por qué esta fijación del gallego hacia este pequeño insecto? Todas las formas emiten luz, incluso los huevos. Pero la luminosidad es especialmente intensa en la hembra. La más hermosa oración laica, de Aquilino Iglesias Alvariño, dice: “Danos, Señor, un techo bajo el que cantar y un camino de luciérnagas…”.

Me gustaría enviarte un vagalume.

Galicia, desde el cielo, a medida que reduces la distancia sideral, puede verse como una congregación de luciérnagas. Ciudades, pueblos, aldeas, lugares, hasta ese cuarto de millón de núcleos habitados, muestran una puntillosa intervención humana en un