lunes, 23 de marzo de 2015

MAISON CARRÉE.



Uno de los más bellos ejemplos de arte provincial romano. Fue erigido en honor al emperador Augusto, su hija Livia y sus nietos Cayo y Lucio, en el año 16 a.C, patrocinado por su yerno Agripa. Se ubicaba en el foro, el corazón de la ciudad, y estaba consagrado al culto imperial.


Maison Carrée de Nimes es, posiblemente, el templo romano más famoso de Europa, también el mejor conservado, y si en época de Augusto acudían aquí a rendir culto a su emperador, en el siglo XXI son miles de turistas los que llegan hasta aquí para disfrutar de la belleza y proporciones de la arquitectura clásica.


Se trata de un templo hexástilo (seis columnas en el frente) y pseudoperíptero, ya que sus columnas se disponen adosadas a la pared, elevado sobre un podio de más de metro y medio. Las columnas son de orden corintio y sostienen un entablamento con arquitrabe, friso y cornisa. Sobre el arquitrabe se sitúa un frontón triangular y cierra con una cubierta a dos aguas. Para su construcción se utilizó piedra caliza que ha ido adquiriendo tonalidades rojizas con el paso del tiempo.


El Imperio Romano murió, se transformó en arte gótico, pero sus esqueletos siguen en pie, recordando a Europa que todos los caminos llevaban hasta ella, y que para bien, o para mal, el mundo de hoy es como es, por obra y gracia de Roma.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...