miércoles, 30 de mayo de 2012

ESUBIOS


Pueblo que habitaba en la Bretaña francesa y que únicamente es mencionado por Julio César en su Comentarios.
"[...] . . .esubios . . . que son pueblos marítimos y lindan con el Océano [...]"
Julio César II, 34. 

De esta descripción podemos extraer algunas conclusiones, que los esubios y otros pueblos vecinos, tendrían relaciones, más o menos fluídas, con las poblaciones celtas de las Islas Británicas. También podemos pensar en la pesca como una de sus actividades económicas y fuente de alimento.

En cierta ocasión, y durante las Campañas en la Galia, Julio César envió al tribuno Tito Terrasidio a los esubios en busca de trigo y provisiones (César, III, 7,4). Como la mayoría de los celtas, la agricultura era la base de su economía. 

Otra noticia parecida la encontramos en César V, 24, 3, debido a que los esubios fueron aliados de César en "su" Guerra de las Galias.

ANÍBAL Y ESCIPIÓN DOS TITANES CARA A CARA



Tras la Batalla de Zama (202 a.C.), Norte de África, en la que Publio Cornelio Escipión, inflingió una derrota definitiva a Aníbal Barca, los dos generales se vieron cara a cara.

La mutua admiración que se profesaban, les llevó  a entrevistarse horas después del enfrentamiento.
 

Tito Livio, cual eficiente reportero de guerra, nos relata la conversación entre ambos titanes; Aníbal Barca nos ofrece, una vez más, una muestra de su arrolladora personalidad: Escipión preguntó a Aníbal quien era el mejor general. La respuesta de Aníbal fue que Alejandro, el rey macedonio, era el mejor por haber atravesado un territorio inexplorado con un pequeño ejército "que trascendió las esperanzas humanas". Cuando le preguntó por el segundo mejor, Aníbal nombró a Pirro por sus enseñanzas a la hora de construir campamentos y su arte para convencer a los hombres. Cuando le preguntó por el tercero, Aníbal se nombró a sí mismo. Con una cargajada, Escipión le preguntó cómo se hubiera considerado si hubiera derrotado a Escipión en batalla. "Entonces, sin duda", contestó Aníbal, "me pondría por delante de todos los demás generales".
Tito Livio X


martes, 29 de mayo de 2012

HEPTACOMETAS GUERREROS DEL CÁUCASO


Los bravos y valientes heptacometas, conocedores del terreno abrupto, emboscados tras los riscos y peñascos, dominando desde las alturas los estrechos desfiladeros del Cáucaso, aniquilaron, después de haberlos emborrachado, a los hombres de tres cohortes completas, que formaban parte del ejército de Pompeyo el Grande, cuando atravesaban su territorio.

Pompeyo pasa por el territorio de los heptacometas en el año 65 a.C. tras sus campañas contra los Íberos y Albanos en el Cáucaso.
"Los heptacometas aniquilaron a tres cohortes de Pompeyo cuando atravesaban la región montañosa, y lo hicieron llenando las cráteras que estaban en el camino de vino mezclado con una miel enloquecedora que producen las ramas de los árboles; atacando así fácilmente a los hombres que habían bebido y se habían vuelto locos, los mataron"
Estrabón XII, 3, 18. 

lunes, 28 de mayo de 2012

SAGARTIOS


Tribu persa de pastores, seminómadas de la meseta iranía, al norte de Carmania.


"...y los sagartios, que vivían como pastores".
Heródoto I, CXXV.

Durante algún tiempo los sagartios fueron leales súbditos del rey persa, pero tras la subida al trono de Darío I, los sagartios se rebelaron, encabezados por Tritantecmes.

El intento de sacudirse el dominio persa y proclamarse rey de los sagartios, fue un rotundo fracaso. El general de Darío, Takmaspada pacificó en una rápida campaña militar a los sagartios y su líder Tritantecmes fue crucificado en Arbela.  

LOBETANOS



Pueblo ibérico para unos, etnia de los celtíberos para otros. Lo que es indiscutible es su fuerte influencia celta, pero no existe consenso a la hora de añadirlos junto a Pelendones, Lusones, Arévacos, Titos y Belos en la gran confederación de los celtíberos. Estaban ubicados en las estribaciones meridionales del Sistema Ibérico, siendo su única ciudad conocida Lobetum.

HARUDES




Germanos, posiblemente descendientes de los cimbrios. Quizás algunos grupos no participaron en la gran migración de cimbrios y teurones hacia Europa meridional y se establecieron en la región de Hamburgo, procedentes de las zonas más septentrionales (Dinamarca).

En el siglo I a.C. los encontramos luchando contra Julio César, formando parte del gran ejército dirigido por Ariovisto (César, I, 51,2), después de que éste les prometiera tierras en las Galias.

"[...] poco meses antes habían acudido a él (Ariovisto) veinticuatro mil harudes, a los que debían proporcionar un espacio y lugar para asentarse".
Julio César (I, 31, 10)

El problema de la falta de tierras fértiles ha sido una constante a lo largo de la Historia de Europa. Durante varios siglos Roma consiguió controlar estas auténticas mareas humanas , pero a partir del siglo III d.C., el limes  (frontera tanto del Rhin como del Danubio) comenzó a hacer aguas por todas partes.

El instinto natural y atávico del ser humano de mejorar sus condiciones de vida, nos ha empujado durante miles de años a salir de nuestros hogares de origen y lanzarnos a la búsqueda de un El Dorado, que no siempre es tan mágico, ni maravilloso. 

A veces los inmigrantes actuaban de forma pacífica, pero en otras ocasiones, utilizan la fuerza para conseguir lo que han venido a buscar.

"Se quejaban los heduos de que los harudes, llevados recientemente a la Galia, estaban asolando su territorio"
Julio César I, 37, 2. 

viernes, 25 de mayo de 2012

REDONES




Otro pueblo de la Galia, la actual ciudad de Rennes, debe su nombre a ellos. Los Redones, que habitaban junto al Océano, formaban parte del conjunto de pueblos denominados aremóricos y ofrecieron guerreros a Vercingétorix cuando se encontraba en Alesia (César, VII, 75, 4)

PEUCINOS



Emparentados con los bastarnos, tenían costumbres germanas y a causa de enlaces matrimoniales y vecindad, acabaron adoptando costumbres sármatas. 

Habitaban la Isla de Peuce en el delta del Istro (Danubio), una zona de paso obligado para diversos pueblos, procedentes de variopintos lugares, de ahí que se trate de una pueblo híbrido.

Cerca de sus desembocaduras, tiene el Istro una gran isla, Peuce. Cuando los bastarnas la ocuparon, recibieron el nombre de peucinos.
Estrabón VIII, 3, 15. 

jueves, 24 de mayo de 2012

CIDONES


"...las llevó hasta Creta, donde habitaban los cidones..."
Homero. Odisea III, 292.

Restos de la antigua Cidonia.

Los cidones aparecen como los primeros habitantes de la isla de Creta, que fueron arrinconados a los extremos más agrestes de la isla, con la irrupción violenta de los dorios.

"Los eginetas enviaron colonos a Cidonia, lugar de Creta"
Estrabón VIII, 6, 16.

"Estáfilo afirma que los dorios ocupaban la parte oriental, los cidones la occidental".
Estrabón X, 4, 6.

El mismo Estrabón nos cita una ciudad de los cidones, Cidonia, que debemos contemplar quizás como su capital.

"Cidonia se levanta a orillas del mar mirando hacia Laconia"
Estrabón X, 4, 13.

Plinio (IV, 59) en su enumeración de las principales ciudades de Creta, también nos menciona Cidonia.    






                                               
   

CORAXOS


Las restantes zonas costeras las ocupan naciones salvajes, los melanclenos y los coraxos.
Plinio.

Los coraxos moraban en las laderas occidentales del Cáucaso y perdieron su independencia a manos de los colcos. 

VETTONES, UN PUEBLO GANADERO


Rudos pastores del área meseteña peninsular, durante algún tiempo compañeros de correrías de los belicosos lusitanos, en sus enfrentamientos con Roma y en sus incursiones por las más prósperas tierras del sur.

Habitaban la vertiente occidental de la Meseta, entre el Duero y el Guadiana y eran vecinos de los lusitanos. 

La cultura material vettónica está perfectamente representada en el Castro de las Cogotas y por las esculturas de los afamados "Toros de Guisando". Esta cultura de los verracos parece estar relacionada con cultos ganaderos. 

miércoles, 23 de mayo de 2012

ABOLANOS




Uno de los múltiples pueblos de la Lazio, desaparecidos ya en los tiempos que escribió Polibio.

Plinio (III, 69) cita a los abolanos entre los numerosos pueblos que realizaban sus sacrificios en el Monte Albano.  

lunes, 21 de mayo de 2012

JEBUSEOS, HABITANTES DE JERUSALÉN


Considerada la parte más antigua de Jerusalén 
es la Ciudad de David sobre una ladera de la colina de Sión.


Jebuseos eran los habitantes de Jerusalén hasta que el rey David la conquistó, convirtió en su capital y depositó en ella el Arca de la Alianza.

Entonces marchó el rey con sus hombres a Jerusalén contra los jebuseos que moraban aquella tierra.
Samuel II.

Los jebuseos eran una población preisraelita de Palestina, emparentados o tal vez influidos por los hurritas, que ocuparon la ciudad de Jerusalén, a la que llamaban Jebus-Salem. El rey David conquistó su fortaleza situada en la colina de Sión y la convirtió en residencia y fortaleza. 

GABIOS



 Enemigos de Roma, asentados desde el Anio hasta el Monte Albano, con los que sostuvieron largas y encarnizadas luchas, lo que llevó a que varios siglos después la expresión "traje de gabios" quería decir traje de guerra, y territorio gabio era sinónimo de territorio hostil. 

SINTASHA



Una de las bandas de indoeuropeos, que procedentes de los gélidos Urales orientales, llegaron al subcontinente indio, durante el transcurso del II milenio a.C. A medida que iban penetrando en el Norte de la India, iban dando a conocer a los pueblos que iban encontrando deidades típicamente arias como Mitra, Varuna o Indra. 

EL RAPTO DE LAS SABINAS



Los primitivos romanos, ante la acuciante necesidad de esposas, invitaron a sus vecinos sabinos a unos juegos en honor de Neptuno, y mientras los hombres se divertían, los romanos aprovecharon para raptar a sus mujeres e hijas. 

Posteriormente, cuando estaba a punto de estallar una guerra entre romanos y sabinos, las mujeres se interpusieron entre ambos contendientes y mediaron para forjar una alianza; pues si vencían los sabinos quedarían viudas, pero si vencían los romanos serían huérfanas, y ellas no querían perder ni a sus padres, ni a sus maridos.

A causa de estas múltiples bodas, la Roma Monárquica tuvo dos reyes sabinos, Numa Pompilio, prototipo de rey piadoso y pacífico, y Tulio Hostilio, mucho más belicoso.

Pero ¿qué subyace detrás de esta leyenda?; claramente la fusión de elementos sabinos y romanos en los tiempos del nacimiento de la Ciudad Eterna. Y el famoso rapto sólo fue la ceremonia normal de matrimonio con robo de la novia por parte del novio, pero con el consentimiento del padre de ella.  

ENAREOS

 Tribu de escitas muy dados a la homosexualidad.

Las fuentes clásicas los hacen "muy dados a la homosexualidad"; la explicación, una maldición de la diosa Venus/Afrodita recayó sobre ellos. 

Los que llaman Enareos, que son los hermafroditas o afeminados.
Heródoto IV, 67.

Unos escitas enareos saquearon un templo consagrado a Venus Urania en la ciudad siria de Ascalona, y la diosa les mandó una maldición en forma de enfermedad mujeril, de ahí su fama de homosexuales.

"La diosa se vengó de los profanadores de su templo enviando a ellos y a sus descendientes cierta enfermedad mujeril"
Heródoto I, 105. 

Resulta cuanto menos curioso, que una sociedad, como la griega, que aceptaba la homosexualidad como algo normal, haga de esta orientación sexual un rasgo típico de los escitas, siendo el escita el más arquetípico ejemplo de pueblo bárbaro. 

De todas formas esta noticia es una excepción en la obra herodotea y si analizamos con detenimiento el siguiente texto podemos encontrar una explicación.   

Los enareos, o sea, los afeminados (andróginos en otras versiones), dicen que Afrodita les concedió el don de la profecía. En todo caso profetizan con cortezas de tilo; cortan la corteza en tres tiras que entrelazan en sus manos; dan el oráculo según como la corteza se desnvuelva en sus manos.
Heródoto IV, 67.

Y ahora viene la explicación; posiblemente se trataría de algún tipo de ritual en el que hombres ataviados como mujer, o más probablemente hombres castrados,  (la castración es el castigo por saquear el templo), serían los encargados de emitir los oráculos. De esta forma, entre los enareos, los hombres castrados, elegidos por la femenina divinidad, eran los que se dedicaban a las funciones religiosas. 

Debemos contemplar la posibilidad que algunos enareos se someterían a una castración voluntaria con el objetivo de obtener el poder del vaticinio y así conseguir una cierta preeminencia social. Debemos tener presente la gran importancia que se le concedía (y aún se le concede) a los oráculos durante la Antigüedad (y en nuestros días), por tanto los que contaban con "ese poder" gozarían de ciertos privilegios entre su pueblo.    


BRIGES (O BRIGOS)



 Poblaciones frigias, que cedieron ante el empuje de los tracios y se convirtieron en los últimos restos frigios en Europa, en la zona de los Balcanes, concretamente en Macedonia Occidental. 

 "Los frigios se llamaron siempre briges mientras convivieron en Europa con los macedonios. Pero luego se trasladaron al Asia, con el país cambiaron también el nombre".
Heródoto VII, 73. 

Los feroces briges causaron graves daños al potente ejército persa, antes de ser sometidos por Mardonio. 

"A Mardonio y a su ejército de tierra, acampado en Macedonia, lo atacaron de noche los tracios brigos, que le causaron muchas bajas, e hirieron al propio Mardonio. A pesar de todo, ni tan siquiera ellos lograron eludir que los persas los sometieran. [...]...en la lucha los brigos habían inflingido duras pérdidas a su tropas de tierra".
Heródoto VI, 45.

Posteriormente, los briges, formaron parte del inmenso ejército persa que pretendía invadir Grecia.

Plinio los llama brigas y los sitúa en el valle del Erigón, actual Cerna Reka.   

  

ELIMIOS


Poblaciones autóctonas de Sicilia, que junto a Sículos y Sicanos, dan forma al complejo conjunto indígena de la gran Isla Mediterránea. 

viernes, 18 de mayo de 2012

SACMIS, LA LEONA GUERRERA DE EGIPTO




 Diosa de la guerra, tremendamente sanguinaria, para los egipcios, leona feroz, encarnaba el ojo llameante del Sol. Ya sea como leona, o como leona con cabeza de mujer, simboliza la energía destructora del Sol, con su fulgurante llama derrotaba a sus enemigos. Causaba terror en este mundo y en el más allá, donde le tenían pavor la serpiente Apofis y el propio Seth.

Era la hija de Ra y formaba parte de una triada venerada especialmente en Menfis, siendo esposa de Ptah y la madre de Nefertem. También se le rendía culto en Letópolis. Su nombre egipcio Sejmet significa La Poderosa y sus principales símbolos son el Dios Solar sobre su cabeza y el cuchillo entre sus manos.

 Sacmis forma parte de la "Leyenda de la Diosa Lejana", que cuenta como los dioses aplacaron la ira de la diosa. Le ofrecieron a la insaciable leona cerveza teñida de rojo, al creer que era sangre, Sacmis bebió hasta acabar profundamente embriagada. 

Durante la estación Ajet, cuando las aguas del Nilo, inundaba la llanura, el pueblo egipcio celebrara la "Fiesta de la Embriaguez", cuya finalidad era mantener la terrible sed de sangre de la leona Sacmis. 

Paradójicamente, Sacmis también contaba con una faceta benéfica, pues se lo consideraba "Gran Maga" y "Poderosa Curandera", lo que la convirtió en protectora de los médicos.

Como diosa de la guerra, acompañaba y protegía al faraón en batalla. Amenhotep III erigió un gran número de estatuas de la diosa en Karnak. 

GUTIS

LA MALDICIÓN DE AKAD.

 "No se les puede clasificar como pueblo, no se les puede clasificar como gente, no se les puede contar como país. Guti; gente que no conoce ataduras, cuyos instintos son de hombre, la inteligencia de perro, el aspecto de mono; monos bajados de las montañas; dragones de la montaña; gente con cuerpo de murciélago, hombres con cara de cuervo; guti de lamentos, a quienes no ha sido mostrado el temor de dios, que no saben seguir correctamente los ritos y las prescripciones".
Texto Neosumerio.

Los gutis, dragones de la montaña, procedentes de los Zagros invadieron la llanura mesopotámica y dieron el golpe de gracia al Imperio Acadio, que llevaba años en un irreversible proceso de desintegración.

A la muerte del monarca acadio Naram-Sin algunas zonas meridionales del imperio comenzaron a escapar del control de Akad y esto fue aprovechado por los gutis (también qutu o gudeos) para asentarse en la zona y convertirse en un factor más del hundimiento del Imperio Acadio. El último monarca de la dinastía acadia, Sharkalisharri, no fue capaz de detener el avanza de los qutu.

Una vez establecidos en la llanura, los gutis fundaron una dinastía que reinó durante casi un silo. La Lista Real Sumeria nos ofrece los nombre de veintiún reyes guti como Lasirab, Basium, Erridupiti y Tiriqán.

Los gutis acabaron asimilando la lengua y cultura acadia, y asumieron, en cierta manera, los modos de vida de la llanura, como ha ocurrido tantas veces a lo largo de la Historia. Los gudeos apenas han dejado algunos esbozos de su cultura y únicamente nos ha quedado de su lengua los nombres propios y ciertas palabras conservadas en textos sumerios.

En cuanto a su organización política y territorial cedamos la palabra a una experta como Ana Mª Vázquez Hoys: Los guti no continuaron el estado universal y su gobierno quedó un tanto desarticulado, con un régimen de autonomías locales, respetando las minorías étnicas. Su dominio duró unos 132 años, aunque actualmente se tiende a rebajar esta cifra a unos 40 ó 50 años, acabando de un modo inesperado a manos de una ciudad sumeria; UR.
Historia del Mundo Antiguo. Volumen I      

COROCOTTA





Cántabros indomables
que no se someten al yugo romano.
Cansado de luchar contra fantamas
que desaparecían en las montañas,
Augusto, emperador y conquistador
prometió una recompensa
de doscientos sestercios
por la cabeza
de unos de los líderes
de aquella gente montaraz. . .

. . . y el mismo Corocotta,
altivo y desafiante,
se presentó en el campamento
ante Augusto
para reclamar la recompensa
por su propia cabeza . . . .

INSUBRES


Una de las bandas de galos, que desde los Alpes van a penetrar en el Norte de Italia. En este desplazamiento vencieron a los etruscos y fundaron Mediolanum (Milano), estableciendo en esta ciudad su capital.
". . . los insubrios, nación la más poderosa..."
Polibio.
En principio fueron sometidos por Claudio Marcelo, lograron ser contenidos gracias a la fundación de Crémona y Piacenza. Pero durante el transcurso de la Segunda Guerra Púnica se sublevaron junto a los boios y dieron su apoyo a las huestes de Aníbal Barca. Su rey Concolitano se enfrentó a Roma y cayó prisionero junto a miles de galos tras ser derrotado en batalla.  Los insubres fueron sometidos finalmente hacia el año 191 a.C.
"Murieron unos cuarenta mil galos, y  fueron cogidos prisioneros no menos de diez mil; entre ellos estaba el rey Concolitano".
Polibio II, 31, 1. 
  

jueves, 17 de mayo de 2012

ASTAS



Astas, pueblo tracio que se dedicaba a cometer actos de piratería a la entrada del Ponto Euxino, en torno a las islas Cianeas, que fueron capaces de crear un pequeño reino con capital en Bizie. Esta ciudad estaría situada en la costa suroccidental del Ponto (mar Negro) entre Apolonia y el Bósforo.

". . . quienes vienen a parar a ella son saqueados por los astas, un pueblo tracio asentado por encima de este lugar".
Estrabón VII, 6, 2.

"Bizie era la capital del reino de los Astas".
Estrabón VII fr. 47.  

miércoles, 16 de mayo de 2012

BRANOVICES

EL PUEBLO DEL CUERVO.
Los branovices son una rama de la tribu gala de los aulercos (Julio César VII, 75, 2) y eran clientes de los poderosos eduos.
Su nombre parece significar "el Pueblo del Cuervo" en clara referencia al animal totémico de esta tribu.
Los branovices se considerarían descendientes de un antepasado común, en este caso, un cuervo. El que un grupo humano comparta un antepasado común, ya se real o ficticio, es un elemento que ayuda a la cohesión social y un símbolo que los define como clan diferenciado de otros. Cuando ese antepasado es un animal estaríamos hablando de totemismo. El totemismo implica también la celebración de una serie de rituales de diversa índole y que cumplen funciones diferentes dentro de la sociedad en que se desarrollan.
En referencia a esto Marvin Harris nos cuenta: Los ritos de solidaridad son frecuentes entre clanes y otros grupos de filiación. Normalmente estos grupos tienen nombre y emblemas que identifican a los miembros del grupo y separan a unos grupos de otros. Predominan los nombres y emblemas de animales, pero también se dan los insectos, plantas y fenómenos naturales tales como lluvia y nubes. Estos objetos que identifican al grupo se llaman tótems. [...] a menudo hay una relación de filiación estipulada entre los miembros del grupo y su antepasado totémico.
Antropología Cultural.
Para finalizar señalar, que el totemismo no era una práctica frecuente entre los denominados pueblos celtas.    

martes, 15 de mayo de 2012

TOMYRIS, REINA DE LOS MASÁGETAS




El rey persa Ciro, en su pretensión de expandir su imperio, había puesto sus ojos en los territorios dominados por los maságetas. En aquellos tiempos, una mujer, tras la muerte de su marido, era reina entre los maságetas, su nombre, Tomyris.

Ciro envió una embajada a la bella Tomyris, con el pretexto de pedirle matrimonio. La inteligente reina, descubrió el ardid, pues Ciro pretendía su reino, no amarla a ella. Encolerizada ante la insolencia del persa, Tomyris le negó la entrada a su reino.

Envalentonado por anteriores éxitos, Ciró dedició invadir las tierras maságetas e hizo marchar su ejército hacia el río Araxes, que establecía la frontera entre ambos reinos. Esta vez fue la reina de los maságetas la que envió un heraldo a Ciro con el siguiente mensaje: "Rey de los medos, abandona este demencial proyecto, pues no estás seguro de que acabe bien. Gobierna lo que es tuyo y deja que yo gobierne lo que es mío".

Pero Ciro, no retrocedió, muy al contrario dirigió su ejército al interior del país maságeta, atravesando inmensas y desoladas llanuras, y tras una jornada de marcha, escogió a sus tropas más fuertes y veteranas y retrocedió, dejando allí acampados a los soldados más débiles, jóvenes e inexpertos.

No tardaron en se descubierto por los merodeadores maságetas que se abalanzaron con violencia sobre el desprotegido ejército persa, pasándolos a todos por el filo de la espada. Viendo los fatigados maságetas las mesas que estaban prestas para un banquete, se sentaron y se hartaron de comida y vino, embriagándose con el fruto de la vid y cayendo en un profundo sueño.

Cuando la noche hubo caído, el resto del ejército persa, la mejor parte del mismo, liderados por el propio Ciro, regresaron y sorprendiendo al enemigo dormido, mataron a muchos de ellos. A pesar de la matanza, hubo algunos supervivientes, entre ellos Espargapises, el hijo preferido de la Reina.

Tomyris, enterada de lo acontecido envió a Ciro un mensaje que contenía la siguiente advertencia; "Ciro, bestia insaciable de sangre, devuélveme a mi hijo y retírate de mi reino. Si no lo haces, te juro por el dios del Sol, señor supremo de mi pueblo, que te saciaré de sangre !oh, Ciro, el insaciable¡.

Ciro, hizo caso omiso al mensaje. Mientras, Espargapises, despierto y liberado su juicio de los efectos del vino, comprobó con rabia y tristeza, que había caído en desgracia, y suplicó a Ciro que le liberase. Una vez Espargapises volvió a ser dueño de sus manos, empuñó una espada y se dio muerte.

Enfurecida, Tomyris reunió a todo su ejército y lanzó todo su odio materno contra las huestes de Ciro, entablándose la batalla más cruente y reñida habida entre naciones bárbaras. El combate fue feroz, ningún soldado abandonaba la lucha, muchos valientes regaron el suelo con su sangre y a la postre resultó vencedor el aguerrido ejército maságeta.

El propio Ciro halló la muerte en tierras maságetas. Tomyris llenó un odre de sangre humana, con sus propias manos cercenó la cabeza del cadáver de Ciro y la introdujo en el odre, profiriendo estas lapidarias palabras: "Me mataste a mi hijo, pero yo aún sigo viva, y tal como te prometí, te saciaré de sangre". 

(Adaptación libre de lo narrado por Heródoto, Libro I, 201 - 215).