jueves, 27 de julio de 2017

RAMIRO I DE ASTURIAS.




Ramiro I fue la espada y la cruz del Reino de Asturias, guerrero y constructor. Este hijo de Bermudo I “el Diácono” y de Numila estuvo sentado en el trono desde el 842 hasta el 850.

Buena parte de su reinado la pasó combatiendo a los piratas normandos que habían invadido el litoral del reino. Con tesón logró expulsarlos (al menos por un tiempo) de las costas cántabras y gallegas, arrojándolos de nuevo al mar.



Con la misma prestancia e intrepidez luchó Ramiro, con adversa fortuna, contra el emir Mohamed I. Es durante este reinado cuando la tradición ágrafa sitúa la legendaria Batalla de Clavijo. En plena contienda entre moros y cristianos, irrumpió el Apóstol Santiago cabalgando a lomos de un caballo blanco para guiar a la victoria a las huestes de Ramiro.

En agradecimiento por la ayuda divina recibida, Ramiro I creo el Voto de Santiago, que consistía en una ofrenda anual y perpetua de las primicias de las cosechas y vendimias.

Además de su faceta militar, fue Ramiro constructor de templos, bellos ejemplos del arte prerrománico asturiano: Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo. Para acometer estas obras el rey asturiano pudo contratar a maestros que conocían la arquitectura de Roma, Rávena y Aquisgrán, y a especialistas andaluces expertos en el arte de la decoración.

miércoles, 26 de julio de 2017

ROSKILDE, CAPITAL MEDIEVAL DE DINAMARCA.



Una de las catedrales más grandes de Dinamarca y un antiguo puerto vikingo, son los hitos históricos de Roskilde, ciudad que fue capital antes que Copenhague.


En la cima de una colina de fuerte pendiente se levanta la Domkirke (catedral), panteón real, y a su alrededor toda la ciudad medieval. Desde aquí arriba es fácil vigilar, controlar y defender el puerto que se abre en uno de los vértices del fiordo.


Un viento moderado azota el puerto vikingo, pero estos rudos marineros, que no se andan con remilgos, preparan con esmero y cariño sus naves para lanzarse al mar. Las cubiertas de colores de las casas contrastan con la bruma matutina.




Fochas, cuervos, palomas, cisnes y gaviotas forman la avifauna local.


Olor a maroma, brea y madera, a sal y a pescado seco, así debía ser uno de estos astilleros daneses. 


Roskilde, una potente base naval vikinga, protegida por un fiordo, se convirtió en la capital del Reino de Dinamarca.


La ciudad moderna vive inserta en la vieja ciudad medieval. 


El hombre, y yo me incluyo, siempre ha sentido fascinación por el mar, encrespado altera la conciencia y en calma sosiega el espíritu, y en ambos casos acrecienta la sensación humana de libertad.


Las suaves y húmedas praderas de Selandia son ideales para apacentar al ganado. 


En una suave colina boscosa, a orillas de un fiordo surge, como de la nada, Roskilde. La elegancia de su catedral complementa la practicidad y fiabilidad de su puerto resguardado de la tempestad y la hostilidad humana, que toma forma de razzia, fuego y saqueo. El bosque y el mar son los elementos naturales del vikingo, que también supo aprovechar los frescos y tiernos pastos para alimentar a su ganado. El hacha, arma y herramienta, es inherente a este danés, que hace de la lucha diaria por su propia supervivencia, el sentido de su vida. Hoy, mi propio horizonte vital, es un poco más lejano.




martes, 25 de julio de 2017

LINDISFARNE, 793.



El 8 de junio del año 793 de nuestro Señor, cuando la primavera comienza a convertirse en verano, un grupo de guerreros y marineros procedentes del frío norte, peludos como animales salvajes y sedientos de vino y sangre, desembarcaron en la pequeña islita de Lindisfarne al oeste de Inglaterra. Castigaron con violencia a la desprevenida población y arrasaron el monasterio a hierro y fuego, ante los horrorizados ojos de los monjes, aquel fatídico día comenzó la Era Vikinga.


Algunos monjes fueron asesinados, sin mérito ni contemplación, a sangre fría, mientras otros fueron vendidos como esclavos para llenar los bolsillos de sus captores. Era el preludio de una sanguinaria oleada de destrucción que arrasaría Europa en los siglos posteriores. El rey de los francos, el insigne Carlomagno estaba avisado del peligro que se cernía desde Septentrión.  

lunes, 24 de julio de 2017

CASTELVECCHIO DE VERONA.



Verona conoció sus mejores momentos bajo el patronato de la familia Scaligeri, en especial con Canagrande I y este era su castillo, el Castelvecchio. Fortaleza ciclópea, inabarcable con la mirada, unida a un enorme puente de piedra que cierra y protege el río.


Una Edad Media de luchas y alianzas, guerras, comercio y diplomacia. Los días en que se forjó la personalidad de las repúblicas, auténticas ciudades estado, que crecieron inspiradas en las polis griegas.


El castillo fue levantado ladrillo a ladrillo para proteger el Ponte Scaligero que salvaba el río Adige. La fortaleza fue construida en el siglo XIV y siempre desempeñó funciones meramente defensivas.



Siempre me he visto como un condotiero, sin patria, sin dueño, solo la conveniencia del momento, y del lugar, hoy defiendo un castillo, mañana avanzo decididamente a campo enemigo y pasado mañana me retiro a unos momentáneos dominios. Y en el fondo ¿qué somos todos sino condotieros que vendemos nuestra habilidades al mejor postor?. Soy mercenario, me vendo al mejor postor, pero mi precio, no se puede pagar con dinero.

domingo, 23 de julio de 2017

LAS TRES EUROPAS.



“Se ha dicho en los preliminares que, de las muchas divisiones que pueden hacerse de Europa, hay una elemental y clara: la que la divide en tres partes, es decir, la Europa continental, la Europa atlántica y la Europa mediterráneo.

La continental vive de espaldas al mar. De ella son las interminables llanuras, los horizontes dilatados, la Europa mística y soñadora, eslava y germánica.

La Europa atlántica, marinera y pescadora, industrial y colonizadora, educada para afrontar las dificultades de la vida y para edificar una cultura. Y la mediterránea, vieja y entrañable, llena de sol, colorido y fantasía, madre, en última instancia, de todas las civilizaciones actuales llamadas occidentales y cristianas”.
Manuel Marín Correa.

“Geografía Universal Marín”.

sábado, 22 de julio de 2017

OSTERREICH.



El nombre de Austria es una corrupción de Osterreich, la Marca del Este. El emperador Carlomagno estableció varias marcas fronterizas para defender las tierras de su imperio de los numerosos enemigos que esperaban atentos cualquier síntoma de debilidad.

Esta Marca del Este tenía la función de contener a los peligrosos jinetes ávaros. Tras la disolución del Imperio Carolingio, Austria quedó como dominio del margrave de Babenberg, hasta que en el año 1278 pasó a manos de Rodolfo de Habsburgo. Rodolfo I inició una dinastía cuyos destinos quedarían indisolublemente unidos a los de esta tierra.


viernes, 21 de julio de 2017

ROMANCE DE DOÑA URRACA.

        
        Morir vos queredes, padre,              
        San Miguel vos haya el alma;            
        mandastes las vuestras tierras          
        a quien se vos antojara:                
        a don Sancho a Castilla,         
        Castilla la bien nombrada;              
        a don Alonso a León,            
        y a don García a Vizcaya.               
        A mí, porque soy mujer,                 
        dejáisme desheredada.           
        Irme yo por esas tierras                
        como una mujer errada,          
        y este mi cuerpo daría          
        a quien se me antojara:                 
        a los moros por dineros                 
        y a los cristianos de gracia,           
        de lo que ganar pudiere                 
        haré bien por la vuestra alma.          
        Alli preguntara el rey:                 
        -¿Quién es esa que así habla?           
        Respondiera el Arzobispo:               
        -Vuestra hija doña Vrraca.              
        -Calledes, hija, calledes,              
        no digades tal palabra,                 
        que mujer que tal decía          
        merece de ser quemada.          
        Allá en Castilla la Vieja               
        un rincón se me olvidaba,               
        Zamora había por nombre,                
        Zamora la bien cercada;                 
        de una parte la cerca el Duero,                 
        de otra, peña tajada;           
        del otro la morería.            
        Una cosa muy preciada,          
        quien os la tomare, hija,               
        la mi maldicion le caiga.               
        Todos dicen amen, amen,                 
        sino don Sancho, que calla.    
                                                       Romancero viejo.

jueves, 20 de julio de 2017

MORANA.




La muerte tiene nombre femenino. En la vieja mitología eslava (especialmente entre checos y eslovacos) Morana (Marzanna o Mara) es la diosa de la oscuridad, el invierno y la muerte, una triada indisoluble. Algunas fuentes medievales la asocian con la griega Hécate. 


 Entre los eslavos y los baltos Morana presidía los rituales estacionales basados en la muerte (invierno) y renacimiento (primavera), en los que se procedía al ahogamiento de una efigie de la diosa. En la actualidad se siguen celebrando rituales lúdicos (olvidando el aspecto sacro) asociados a Morana para recibir a la primavera.

miércoles, 19 de julio de 2017

TORO DE AZAILA.



Fuerza contenida, temple y porte, actitud de embestir. Esta pequeña escultura de bronce del siglo II a.C. encarna las fuerzas que propician la fecundidad, necesaria para la supervivencia de animales, cosechas y población. Fue hallado en la provincia de Teruel y en la actualidad se puede ver expuesto en el Museo Arqueológico Nacional. Una pequeña joya que puede pasar desapercibida si andamos con prisa por las salas del museo. El lugar donde se encontró se ha interpretado como un santuario, “el Templo de Azila” situado junto a la puerta de entrada de la población.  

martes, 18 de julio de 2017

EL ABAD SUGER, PROTOTIPO DE PROMOTOR MONÁSTICO.




"Como jefe y reorganizador de una abadía que en cuanto a importancia política y a riqueza territorial superaba a la mayoría de los arzobispado, como Regente de Francia durante la Segunda Cruzada y como "leal consejero y amigo" de dos reyes franceses en una época en la que la Corona comenzaba a reafirmar su poder tras una largo período de debilidad, Suger (nacido en 1081 y abad de Saint-Denis desde 1122 hasta su muerte en 1151) es una figura sobresaliente de la historia de Francia; no sin razón se la ha descrito como el padre de la monarquía francesa que habría de culminar en el estado de Luis XIV, Combinando la astucia de un gran hombre de negocios con un sentido natural de la equidad y una rectitud personal (fidelitas) reconocidos incluso por aquellos a quienes no agradaba, conciliador y enemigo de la violencia y con todo nunca débil en sus resoluciones ni carente de valor físico [...] puso estas contrapuestas cualidades al servicio de dos ambiciones: quería fortalecer el poder de la corona de Francia y dar grandeza a la abadía de Saint Denis [...] . Llevó a sus carpinteros a los bosques en busca de vigas y eligió personalmente los árboles adecuados, cuidó de que la nueva cabecera estuviese alineada como es debido con la antigua nave por medio de "instrumentos geométricos y aritméticos" [...] Hasta que punto fue responsable o corresponsable del diseño mismo de sus estructuras habrán de decidirlo otros. Pero da la impresión de que se hizo muy poco sin su participación activa. Que seleccionó e invitó a los artesanos concretos; que encargó un mosaico para un lugar donde al parecer nadie lo quería y que ideó la iconografía de las vidrieras, crucifijos y retablo lo atestiguan sus propias palabras".
Erwin Panofsky
El Abad Suger. Sobre la abadía de Saint-Denis y sus tesoros. 

lunes, 17 de julio de 2017

EL CLAN DEL JABALÍ




Un negro cuervo, emisario del dios Akat, guía al clan del jabalí a través del frío páramo. Los jóvenes del clan debían superar un complicado ritual de iniciación; penetrar en la espesura del bosque y dar muerte a un salvaje jabalí macho; nunca a un hembra. El colmillo de la víctima colgará de su cuello y mostrará a todos que ya es adulto, y que ya es un guerrero. El siguiente paso será encontrar esposa y fundar su propio familia.

El clan del jabalí basa su prosperidad en los ganados, que proveen de carne, piel y leche. Marcan sus pastos y territorios utilizando toscas esculturas zoomorfas. Sus poblados, con pequeñas cabañas de madera, los situaban en altozanos y colinas desde la que podían controlar la llanura. No existen ni jefes, ni reyes, las decisiones las toman en grupo. Cuando no se alcanza consenso se consulta a los ancianos, personas bendecidas por la experiencia, que se reúnen junto a un encina sagrada.

Supervivientes natos, los miembros del clan son duros y resistentes, capaces de cubrir enormes distancias sin desfallecer, luchar contra enemigos mucho más fuertes y vender cara la derrota. Territoriales y familiares, defienden a los suyos con uñas y dientes. En tiempos difíciles, cuando el hambre aprieta, no tienen problemas en alistarse como mercenarios en los ejércitos vecinos. Nunca juran lealtad a nadie, se venden al mejor postor, la supervivencia siempre por delante del honor.


domingo, 16 de julio de 2017

TOURNON – SUR – RHONE.



Tournon – sur – Rhone es una pequeña localidad francesa con siglos de historia y de duro trabajo a sus espaldas. Las aguas del río le regalan la vida.


A orillas del Ródano (ambas dos) se extiende la población de Tournon -sur-Rhone, una típica población medieval, con su castillo y sus iglesias de piedra. Poco a poco, pasito a pasito, vamos conociendo Francia en toda su inmensidad y grandeza.


El Rhone – Ródano – es una impresionante vía de comunicación desde la época prehistórica (o protohistórica). El castillo de Tournon cumplía la misión de proteger el río, defender la región y asegurarse de cobrar los pertinentes impuestos.



Sobre el río, la roca, y sobre la roca muros y torreones del castillo.


Los señores de Tournon construyeron y ampliaron el castillo entre los siglos XIV y XVI, en un estilo arquitectónico que bascula del gótico final a las formas características del Renacimiento.


La cama con dosel sigue ocupando la cámara de una joven, Helena de Tournon, que vivió y murió de amor aquí.



La colegiata románica, dedicada a San Julián, es otro de los históricos edificios de la ciudad.



Viñedos descienden colina abajo y rodean el antiguo torreón desde el que vigila atenta Notre Dame.  


sábado, 15 de julio de 2017

GEZA II, REY DE HUNGRÍA.




Cuando murió su padre, Bela II "el Ciego", el joven Geza II - II Géza - quedó bajo la amorosa tutela de su madre, la inflexible Helena de Rascia, y de su  valeroso tío materno Belos Vukanovic. El primer problema que tuvo que sofocar el joven rey acaeció nada más alcanzada la mayoría de edad. 

Un caballero andante, hijo repudiado del rey Colomán, que portaba con orgullo el nombre de Boris Kolomanovic, se presentó en Hungría reclamando, a viva voz, su legítimo derecho a sentarse en el trono magiar. Apoyado por el emperador bizantino y acompañado de un nutrido grupo de mercenarios austriacos y alemanes desencadenó una guerra civil en las tierras bañadas por el Danubio. Con la inestimable ayuda de su tío Belos, Geza II pudo, por medio de las armas, conjurar la amenaza. 



Géza II mantuvo relaciones cordiales con el rey de Francia, y cuando Luis VII atravesó suelo húngaro en dirección a Tierra Santa para participar en las Cruzadas, asistió, en calidad de padrino, al bautismo del primogenito de Géza, el futuro Esteban III. Otra cosa fueron los tensiones con el Sacro Imperio, pues Geza comprobó con cierto estupor y soportó con grandes dosis de estoicismo los intentos de Federico I Barbarroja de someter a Hungría como estado vasallo.

De todas maneras el enemigo más poderoso al que se enfrentó Geza fue al emperador bizantino Manuel I Comneno, que siendo nieto de San Ladislao, reclamaba para sí, parte del reino. A duras penas consiguieron los húngaros contener en el Danubio los ataques procedentes del flanco oriental. 


El hijo de Bela II contrajo matrimonio con una guapísima mujer eslava, Eufrosina de Kiev, que le dio varios vástagos. Dos de ellos - Esteban III y Bela III - también reinaron en Hungría. Este matrimonio marcó un tanto las relaciones internacionales de la corona húngara, y al menos en seis ocasiones, el monarca envió tropas para socorrer a su cuñado, el príncipe de Kiev. 

En el convulso contexto religioso de la época Géza II fue un devoto rey cristiano tolerante con las minorías. Al finalizar la segunda cruzada fundó en Jerusalén un hospital de peregrinos que sería el origen de la Orden de San Esteban de Hungría. Por otro lado permitió que uzbekos y pechenegos viviesen en tierras húngaras y practicasen libremente su religión islámica. A cambio les exigía colaboración para defender las fronteras de los continuos ataques bizantinos.

En esta época únicamente existían tres ciudades de cierta entidad urbana; Szekesfehervar, Esztergom y Buda. Geza II fomentó y dinamizó la actividad repobladora, llegaron y se asentaron en Hungría numerosos colonos, franceses, alemanes, valones y flamencos. Los alemanes - conocidos en las fuentes como sajones - se establecieron en la región de Transilvania, colaborando activamente en su desarrollo económico.



Durante el reinado de Geza II se intensificaron los contactos entre Húngría y el mundo árabe, entre la llanura Panónica y la cálida Andalucía. A lo largo de tres años vivió en la corte magiar un turista hispano procedente de Granada, Abu Hamid al - Gharnati, escrito andalusí con alma de cronista de viajes. 

viernes, 14 de julio de 2017

CATEDRAL DE BRAGA



Braga – antigua Braccara Augusta – pasa por se la capital religiosa de Portugal, desde la época en que se convirtió en cabeza de convento.


Gruesos muros, almenas y un recio torreón le confieren el aspecto de auténtica fortaleza.


¿Una fortaleza para defenderse de los intrusos? O ¿para evitar que escapen los que duermen el sueño eterno bajo su suelo, custodiados en su cripta?



En el interior de este templo románico descansan los condes portucalenses Teresa de León y su esposo Enrique de Borgoña, padres del primer rey de Portugal Alfonso I.


En el año 1102 el obispo de Compostela, Diego Gelmírez, visitó la ciudad de Braga y su catedral, con la sana intención de robar algunas de las reliquias que allí se conservaban. La clerical hazaña es conocida como el Pio Latrocinio. Además de las reliquias, Gelmírez consiguió que Santiago de Compostela se convirtiera en Archidiócesis.

 


jueves, 13 de julio de 2017

LA CAMARGA.



Rudos vaqueros que cabalgan bajo el sol estival por un duro terreno salino. Resistentes caballos de pequeño tamaño que nacen de cualquier color y que los años pintan de blanco. Toros, más grises que bravos, con largos cuernos en la parte alta de la cabeza. Ruidosas chicharras y cigarras cantarinas. Humedad salina. Tierra seca y dura. 


Flamencos, gaviotas y un miríada de aves más.



Leí por vez primera sobra la Camarga, una zona húmeda que se extiende entre dos de los brazos del delta del Ródano, hace dos o tres veranos cuando visitamos Arlés. Hoy la he visto y la he sentido en mi piel. Viñedos, arrozales y pinares. Naturaleza y cultura, el ser humano adaptado a un entorno muy complicado, alejado de la comodidad (relativa) de la ciudad.



La barcaza penetra suavemente entre los cañaverales, aquí todo es silencio, volvemos al origen, el hombre y la tierra luchando codo con codo por la supervivencia absoluta.



La poderosa (y alta) torre maestra (donjón o torre del homenaje) de Aigües Mortes es visible prácticamente desde cualquier punto de las marismas de la Camarga. Esa es su función, entiendo, controlar todo el territorio circundante.


El camargués, una especie en peligro de extinción como el saami o el pasiego. Arañar renglones, sacar la historia humana de la región. ¿Desde cuando se pesca, se extrae sal, se cultivan viñedos y se crían vacas y toros?.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...