sábado, 28 de marzo de 2015

PARROQUIA DE JUSTA Y RUFINA EN ORIHUELA.



Las ciudades antiguas presentan símbolos arquitectónicos de épocas pasadas que han resistido el paso del tiempo para convertirse en auténticos emblemas. En Orihuela uno de esos símbolos es la torre gótica de la Iglesia de las Santas Justa y Rufina.


Los oriolanos la consideran la más bella de cuantas torres se elevan por encima de los tejados de su ciudad, cuyo reloj se encuentra entre los más antiguos de España (s. XVI).


Este templo gótico data de los siglos XIV y XV, aunque sufrió sucesivas reformas en el XVI, XVII y XVIII. Las improntas renacentistas y barrocas son visibles a primera vista.


Fernando III el Santo, en una de las capillas laterales. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...