domingo, 24 de mayo de 2020

LOS CUADERNOS DE CAMPO DE FÉLIX RODRÍGUEZ DE LA FUENTE. 07. CABRA MONTESA Y MUFLÓN.




























ALVIN KRAENZLEIN, CAMPEÓN SIN MEDALLAS.




Jesse Owens, el Antílope de Ébano y Carl Lewis, el Hijo del Viento, comparten un impresionante récord, cuatro medallas de oro en pruebas de atletismo en unos Juegos Olímpico. Jesse Owens en Berlín 1936 y Carl Lewis en Los Ángeles 1984 ganaron 100, 200, longitud y 4x1000. Estamos ante dos de los atletas más célebres del siglo XX. Sin embargo, son pocos los que conocen a Alvin Kraenzlein, que superó a los dos, ganando cuatro pruebas olímpicas de forma individual en los Juegos Olímpicos de París de 1900.

Alvin Kraenzlein ganó las carreras de 60 metros, 110 vallas, 200 vallas y el salto de longitud. Fue el primer deportista en ganar cuatro pruebas de atletismo en unos Juegos Olímpicos y hasta hoy, el único en hacerlo de forma individual.


Pero eso no es todo, Alvin Kraenzlein fue también un pionero, siendo el primer atleta en saltar las vallas con una pierna extendida (y no apoyando el pie como se hacía hasta entonces) ganando de esta manera un tiempo precioso en carrera. Al parecer fue el entrenador Mike Murphy el que le animó a saltar de esa manera. Este entrenador fue el responsable de que los velocistas iniciasen las carreras agachados para conseguir mayor impulso en la salida.

A pesar de sus meritorios triunfos, Alvin no se colgó del cuello ninguna medalla de oro, en aquellas edición de los Juegos Olímpicos los campeones eran premiados con objetos de arte de diferente tipo y factura. Alvin se retiró de la competición a finales de 1900, estando en posesión de seis récords mundiales. Su carrera fue corta, pero meteórica.


sábado, 23 de mayo de 2020

JASEJEMUY.




Jasejemuy, o Jasejem, era un rey guerrero del Alto Egipto que dirigió una expedición contra Nubia y una cruenta guerra contra el Norte del país, en las que masacró a más de 40.000 personas. Tras su campaña triunfal volvió a reunificar ambos reinos. Su nombre incorpora a Set y a Horus, los dos poderosos.


Jasejemuy sucedió en el trono a Sejemin/Peribsen, y fue el último soberano de la dinastía II y por tanto con él finaliza la época tinita. La mayoría de la información que tenemos de este rey procede de documentos hallados en Hieracómpolis, una ciudad con la que Jasejemuy mantenía estrechos contactos, tal vez por ser su ciudad natal. Derrotó al Norte en una guerra civil y luchó contra los jefes de los clanes tradicionales del Alto Egipto que se negaban a la centralización del estado (rey contra nobleza, el cuento de nunca acabar). Al derrotar a la aristocracia pudo unir el Bajo y el Alto Egipto. Cambió su nombre de Jasejem por el de Jasejemuy que significa “los dos poderosos” en referencia a los dioses Set y Horus. En ese sentido, tras unificar el Bajo y el Alto Egipto, el soberano se inclinó por un equilibrio entre Horus y Set, dioses patrones de las dos partes del país.

viernes, 22 de mayo de 2020

DAS MODEL.




Das Model nos sumerge de lleno en la música electrónica europea de finales de los años '70 y principios de los '80, de la mano de uno de los pioneros de este género musical, los alemanes Kraftwerk. El tema Das Model fue incluido en el disco Die Mensch – Maschine (1978).

BENAVENTE.



Monumento que conmemora el VII Centenario de la fundación del Condado de Benavente.

Villa señorial zamorana enclavada en la Tierra de Campos, situada en plena Vía de la Plata, es el lugar de origen de los duques de Benavente. 



La vida de Benavente basculaba en torno a tres plazas (Mayor, de San Juan, del Grano) de marcado carácter comercial. Dos calles gremiales, de los Herreros y de Santa Cruz (primitivas diagonales) confluyen en la Plaza Santa María, corazón espiritual de la villa. Alejada del centro urbano se eleva la Torre del Caracol.


Iglesia de San Juan del Mercado. Muchas iglesias castellanas tienen como apellidos del Mercado, debido a las actividades habituales que se desarrollaban en sus inmediaciones. En el año 1182 fue iniciada su construcción en piedra de sillería y se terminó varios años después utilizando el ladrillo (¿influencia mudéjar?) como elemento constructivo (las modas son las modas).





San Juan del Mercado presenta un estilo románico, con tres naves, crucero no acusado y tres ábsides semicirculares en la cabecera. Este templo conserva tres portadas entre las que destaca la situada a mediodía con el tema de la Epifanía.















Iglesia de Santa María del Azogue. Una talla románica de Virgen y Niño, y el conjunto de la Anunciación en piedra policromada del siglo XIII, son las piezas más valiosas custodiadas en el templo. En el exterior podemos apreciar la superposición de estilos desde el origen de las obras en el siglo XII. Cinco ábsides en la cabecera y tres portadas que responden al estilo románico original.




Torre del Caracol. La torre del caracol es lo único que queda en pie de un castillo, que por lo que cuentan aquellos que lo vieron, era uno de los más suntuosos de toda España. En la actualidad, como tantos otros monumentos, es el Parador Nacional de Turismo de Benavente. La Torre del Caracol es obra del siglo XVI y mezcla lo nuevo – el Renacimiento – con lo antiguo – el Gótico. En el siglo XIX fue arrasado e incenciado por los obedientes soldados de Napoleón (un señor muy dado a los expolios).




Hospital de la Piedad. Alonso Pimentel, el quinto conde de Benavente, quiso dotar a la villa de un hospital de peregrinos, y por ese motivo ordenó la construcción de este hospital de la Piedad. Llamativa fachada renacentista con algunos elementos del gótico (un estilo que se resistía a desaparecer). En este edificio reposaban los peregrinos que caminaban a Santiago de Compostela por la Vía de la Plata (desde aquí enlazaban con Astorga).




El toro enmaromado es un festejo taurino que se celebra durante la festividad del Corpus Christi.



Un poco de Historia. En el norte de la provincia de Zamora, se ubica Benavente, sobre una colina que domina la vega que forman los ríos Esla y Órbigo (muy vinculados ambos al Camino de Santiago). Es además el punto que marca la confluencia de dos zonas diferenciadas físicas y culturalmente, la comarca de Los Valles y las llanuras de la Tierra de Campos.

Su historia humana es larga y en la Edad del Hierro estaba habitada por los brigecienses (gentilidad de los astures), aunque su historia escrita (y documentada) comienza bien entrada la Edad Media. En el siglo XII aparece vinculada al proceso repoblador iniciado por los reyes de León con el nombre de Malgrat. Su gran benefactor fue Fernando II que le concede Fuero en 1167. En la centuria siguiente tuvo lugar en Benavente un acontecimiento de gran importancia y trascendencia histórica; el Convenio de Benavente, en virtud del cual se unen las coronas de Castilla y de León en la persona de Fernando III el Santo. A partir de esos momentos Benavente alcanza mayor dimensión recibiendo numerosos privilegios reales y apareciendo con cierta frecuencia en las crónicas castellanas.




En 1398 Enrique III entrega Benavente y su tierra como título de condado a un caballero portugués, don Juan Alfonso Pimentel. Este primer Pimentel sería el tronco de la dinastía nobiliaria que se mantuvo vinculada al lugara hasta el siglo XIX, la época del liberalismo. De esta manera la ciudad se funde (y se confunde) con la de sus señores. Durante la guerra de Independencia sufrió los rigores bélicos y en el año 1929 Alfonso XIII le concedió el título de ciudad.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...