miércoles, 25 de marzo de 2015

SAINTE VALERIE



La joven Valerie nació en Limoges y fue bautizada por el obispo de la ciudad. Cuando quedó huérfana decidió consagrar su vida a Dios, pero al regresar su prometido de la guerra, se produjo la tragedia. Encendido por los celos y dominado por la ira, al conocer la noticia, desenvainó su espada y decapitó a su antigua amada.

El alma de Valerie se elevaba a los cielos y su cuerpo aún tuvo tiempo de recoger su cabeza y depositarla a los pies del obispo que ofició su bautismo y su conversión al Cristianismo. En el museo de Louvre se conserva esta escultura del siglo XV, realizada en mármol. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...