martes, 17 de marzo de 2015

ALCÁZAR DE LOS REYES CRISTIANOS EN CÓRDOBA



En la misma orilla del Guadalquivir, el Alcázar de los Reyes Cristianos, ofrece el contrapunto político y cristiano, a la Mezquita. Importante obra de arquitectura militar, empezada a construir por Alfonso XI el Justiciero en 1328.


En este privilegiado emplazamiento estratégico junto al Betis, fortificaron su posición romanos, visigodos y árabes. Los restos arqueológicos que han ido apareciendo en el entorno ofrecen un testimonio de las reencarnaciones que ha experimentado a lo largo de su dilatada historia: sillares y capiteles romanos, molduras visigodas y zócalos árabes. Durante la época islámica el Alcázar formaba parte del conjunto de edificios del palacio califal. 


Tras la conquista de la ciudad por Fernando III, San Fernando, en 1236, se convirtió en residencia de los Reyes Cristianos, en un tiempo en que no existía una corte permanente. Alfonso XI reacondicionó el alcázar a partir de 1327. 


Desde 1482 se convirtió en cuartel general de las tropas de los Reyes Católicos y entre estos muros se diseñaba la estrategia a seguir para la conquista del Reino de Granada. También se gestó parte de la expedición colombina. 


Después de la unificación, en el año 1499 los Reyes Católicos cedieron el conjunto al Tribunal del Santo Oficio, que procedió a acondicionar calabozos y mazmorras para acometer sus viles interrogatorios. Por aquí pasaron herejes, judaizantes y librepensadores, hasta que en 1812 las Cortes de Cádiz abolieron la Inquisición. 


El sobrio edificio presenta planta cuadrangular con muros de gran espesor y cuatro torres en cada una de las esquinas: las torres de los Leones y del Homenaje, en la fachada principal son originales, la torre de la Inquisición fue añadida en el siglo XV, y la de las Palomas es una reconstrucción del siglo XX. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...