viernes, 3 de octubre de 2014

JACOB VAN ARTEVELDE "EL CERVECERO DE GANTE".



Jacob Artevelde, conocido como "el cervecero de Gante", durante la Edad Media luchó contra Francia y los Duques de Flandes en beneficio de su ciudad. Comerciante, estadista y líder flamenco, dirigió los destinos de Gante en una etapa de prosperidad, pero el orgullo y la corrupción precipitaron su caída, muriendo en un tumulto por las mismas manos que lo alzaron al poder.


Nacido en Gante (c. 1290 y fallecido en esta misma ciudad (24 julio de 1345). Miembro, por nacimiento, de una rica familia de comerciantes, probablemente con algún tipo de relación con la fabricación de cerveza (de ahí su apodo), se casó dos veces y consiguió una fortuna gracias a la industria textil. El inicio de la Guerra de los Cien años lo lanzó al estrellato. 

Artevelde temía que el enfrentamiento entre Francia e Inglaterra pudiese afectar negativamente la prosperidad de su ciudad, Gante. Para buscar una solución se incorporó a la vida política en 1337. Puso en marcha una alianza con Brujas, Ypres y otras ciudades flamencas para proclamar su neutralidad. El propio Artevelde dirigió una insurrección contra el conde de Flandes ,que era aliado del rey francés Felipe V, conocido como Felipe el Largo, obligándolo a huir y refugiarse en Francia. Desde este momento sirvió como capitán general de Gante.


Tradicionalmente las relaciones entre Inglaterra y Flandes eran fluidas debido al comercio textil y de la lana. De esta forma la neutralidad se rompió y las ciudades flamencas se pusieron del lado británico en 1340. Ese mismo año, Artevelde convenció a la federación a reconocer al rey Eduardo III de Inglaterra como soberano de Francia y señor de Flandes. 

Bajo el régimen impuesto y dirigido por Artevelde el comercio y la incipiente industria de Flandes florecieron. Pero a partir de 1345 comenzaron a circular rumores de que pensaba reconocer al hijo de Eduardo III, el Príncipe Negro como conde de Flandes. Este rumor, unido a escándalos de malversación y la excomunión con la que fue castigado por el papa provoó un levantamiento en Gante y el propio Artevelde fue asesinado en las calles por los partidarios de Luis, el Conde de Flandes. Unos años más tarde, su propio hijo Filips van Artevelde se puso al frente de la causa flamenca. 


La figura del "Cervecero de Gante" fue rescatada del olvido por los románticos del siglo XIX que lo consideraron un héroe nacional de la patria belga que luchó valientemente por la independencia de su tierra. Y cuentan, que la mano de la estatua de Artevelde que se ubica en la Vrijdagsmarkt de Gante señalará eternamente hacia Inglaterra.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...