martes, 28 de octubre de 2014

TRÉVERIS ROMANA.



Trier, o Tréveris, presume de ser la ciudad más antigua de Alemania. Quizás no le falte razón ni motivos. Lo que si es incuestionable es que Tréveris se convirtió en una de las ciudades más importantes del Imperio Romano, con una influencia creciente a lo largo del Bajo Imperio, que la llevó a ser conocida como una Segunda Roma.

Sobre un antigua santuria prerroma de la tribu gala de los tréviros, el emperador Augusto fundó, en el año 15 a.C., la colonia de "Augusta Treverorum". En la siguiente centuria se convirtió en un destacado centro comercial, quizás el más importante del noreste de la Galia Romana. Su ubicación, junto al puerto fluvial del río Mosela, desde el que se podría controlar la exportación de sus famosos vinos, y el encontrase unida por carretera a otros núcleos urbanos como Meguntiacum (Maguncia) y con Colonia Agrippinensis (Colonia), hicieron de Tréveris un nudo de comunicaciones de primer orden dentro del Imperio. Además de todo esto, cumplía una función militar de defensa y estratégica de control del territorio, al situarse muy próxima al limes germánico.

También fue una destacado centro de difusión de cultura grecorromana. Un aspecto de gran trascendencia al encontrarse tan lejos del centro espiritual del Imperio y en las inmediaciones de la Germania más bárbara y salvaje.

La decadencia de la ciudad de Roma, y su cercanía a algunos de los focos más problemáticos, convirtieron a Tréveris, en el siglo III, en una de las capitales del agonizante Imperio Romano. Y precisamente, el encontrarse en una zona tan conflictiva, obligó a sus ciudadanos a fortificarla, siendo la Porta Nigra, el resto más espectacular (de los conservados) de su muralla.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...