miércoles, 29 de octubre de 2014

EL GAITERO DE BERNA.



La Pfeiferbrunnen es una de las múltiples fuentes que alegran las calles del casco viejo de Berna y que forma parte del Patrimonio Cultural y Artístico suizo. Hans Grieg la creó a mediados del siglo XVI, inspirado en un grabado de Alberto Durero y como homenaje a esos músicos, trovadores y juglares que recorrían plazas y mercados llevando consigo un poco de su alegría contagiosa a los sufridos habitantes de aldeas y burgos. Precisamente la ubicación primigenia de la Fuente del Gaitero fue frente a una posada bernesa frecuentada por estos músicos ambulantes.  


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...