domingo, 19 de octubre de 2014

ZURICH, CIUDAD GREMIAL.



Zurich es en la actualidad un centro internacional de negocios. Durante la Edad Media también lo era. Prueba de ello son las lujosas casas, que a orillas del Limmat, levantaron las familias más ricas y poderosas.


A comienzos de la Edad Media, el dinámico comercio de productos textiles como la seda, la lana, el lino y el cuero reportaban grandes beneficios a los comerciantes locales. 



Después de la revuelta protagonizada por Rudolf Brun, los maestros de los gremios consiguieron una importante cuota de poder político, y gracias a la conjunción de los dos poderes, el político y económico, la ciudad de Zurich se convirtió en una pequeña potencia regional.

Aún ondean las banderas de los gremios que engrandecieron la ciudad.
En el siglo XIX las clases burguesas de la ciudad revivieron el espíritu medieval y protagonizaron un rápido crecimiento industrial, que gracias a la neutralidad Suiza en las dos Guerras Mundiales, convirtieron a Zurich en uno de los grandes centros financieros a nivel mundial.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...