sábado, 25 de octubre de 2014

SÁTIRO CUIDA A DIONISIOS NIÑO.



Dionisio, el dios del vino y del desenfreno, era hijo de Zeus y de la bella Semele, y por ser fruto de una (nueva) infidelidad, desencadenó los terribles celos de Hera, la eterna esposa de Zeus.


Para poner a salvo al pequeño, Hermes le buscó acomodo en Nisa, una pequeña ciudad de Asia Menor, donde un grupo de ninfas, ayudadas por Sileno y los sátiros del bosque, se encargaron de criar y proteger al pequeño. La escultura es una copia romana del original griego fechada hacia el 390 a.C. y conservada en la Gliptoteca de Munich.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...