sábado, 18 de octubre de 2014

DESDE TRÉVERIS A COMPOSTELA. EL CAMINO DE PRISCILIANO.



No son pocos los historiadores y otros hombres de letras, los que piensan que en la Catedral de Compostela quién descansa no es el Apóstol, sino el hereje Prisciliano. Hace años que escuche por vez primera esta hipótesis, en boca del profesor Lomas Salmonte en la Universidad de Cádiz, y bastante tiempo después, un agradable, instruido y locuaz fraile con el que conversé junto al Pórtico de la Gloria, negó totalmente esta posibilidad, refiriéndose a ella como un chisme popular sin visos de credibilidad.

Muchos son los estudiosos (enfrentados de una u otra manera con la Iglesia) que se inclinan por esta posibilidad, antes que creer que es Santiago quién ocupa el altar mayor de la Catedral. Ambas hipótesis pueden ser verdaderas, y pueden serlo, porque no se puede demostrar que sean falsas. Prisciliano, obispo de Ávila del siglo IV, inició un movimiento herético en el seno del Cristianismo primigenio. Acusado de astrólogo y de mago, acudió a Roma para defenderse, sus ideas fueron condenadas. Viajó a Tréveris para continuar con su Cruzada. Allí fue encarcelado, torturado y finalmente ejecutado. 


Iglesia de Santiago en Tréveris ¿una etapa o el principio del Camino?.

Sus seguidores, que tras su muerte continuaron con sus enseñanzas, portaron sus restos morales desde Tréveris hasta su tierra natal, marcando un largo camino hasta el Finis Terrae, el Fin del Mundo. Desde el principio de los tiempos la Ruta Xacobea parece haber sido el Sendero de los Muertos, un camino pagano y gnóstico. La noticia de este peregrinar es el origen de la tradición que hace de Compostela la tumba del hereje. El Camino de Santiago está lleno de leyendas y de misterios, de muchas emociones y pocas certezas, y la mayor de todas las incógnitas ¿Santiago o Prisciliano de Compostela?. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...