miércoles, 29 de octubre de 2014

ARPAD, SVATOPLUK Y EL CABALLO BLANCO.



Arpad preside la plaza de los héroes en Budapest. Svatopluk vigila Bratislava desde la colina del castillo. Arpad condujo a las tribus magiares hasta la llanura panónica. Svatopluk consolidó la Gran Moravia, el primer estado eslavo de cierta relevancia. Arpad era un guerrero tribal. Svatopluk un hombre de estado. Arpad procedía de las estepas y se crió en plena naturaleza. Svatopluk fue educado en la corte principesca bajo la protección de su tío, el rey Rastilav. Arpad y Svatopluk tuvieron un enemigo común; el Reino de los Francos, y un caballo blanco selló la alianza entre los dos pueblos.

Arpad envió un presente a su colega Svatopluk; un caballo blanco con una silla de montar confeccionada con oro de Arabia y una rienda dorada. El rey moravo encantado con el regalo animó a los embajadores magiares a que tomasen lo que quisieren. Enterado del ofrecimiento, Arpad envió la siguiente respuesta (recogida en el Chronicon Pictum):

"Arpad, juntamente con su gente, te ordena abandonar la tierra que ha sido adquirida, porque tu tierra ha sido comprada por el caballo, tu hierba por la rienda, y tu agua por la silla. Vendiste tu tierra, tu hierba y tu agua a un precio bajo, por causa de tu avaricia".

Poco después de vender su patria por un caballo, Svatopluk expiró y su reino comenzó a declinar. Los magiares aprovecharon el caos y la confusión reinantes y conquistaron el territorio de la Gran Moravia.

En la actualidad Arpad es un símbolo para los húngaros. Svatopluk lo es para los eslovacos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...