jueves, 16 de octubre de 2014

COLONIA, UNA CIUDAD ROMANA EN LA FRONTERA BÁRBARA.



En la orilla del Rin, el limes, la frontera que separa la civilización de la barbarie. ¿Nos atreveremos a cruzarlo?. El río que un día fue la frontera, se convirtió en la vía mediante la cual se desarrolló el comercio (y siglos más tarde la industria).
Sobre un asentamiento de los ubios, los romanos fundaron un asentamiento en el año 38 a.C. al que llamaron Oppidum Ubiorum. En el siglo I fue elevada al rango de colonia romana con el nombre Colonia Claudia Ara Aggripinensium en alusión a Agripina la esposa del emperador Claudio y madre de Nerón.
Colonia fue la capital de la provincia Germania Inferior y se convirtió en una de las ciudades romanas más importantes de Septentrión. Un enclave estratégico para el comercio y para la defensa del limes.

Antigua puerta Norte de la ciudad romana.
Y llegaron los romanos, lucharon contra los germanos, masacrando a mucho de elllos, y como vieron que vivían en aldeas les ayudaron (léase obligaron) a construir ciudades. Y los salvajes pensaron, que buenos son estos romanos que nos traen la Civilización. Pero llegó el otoño del Imperio; las lluvias, el fría y la humedad lo embarraron todo, el profundo bosque impedía avanzar, y muchos germanos seguían prefiriendo la libertad. Y Roma desmontó sus campamentos y abandonó estas tierras de más allá del Rin. Varios siglos después, los descendientes de aquellos romanos devolvieron la visita a Roma, e intentaron (varias veces) conquistar Europa. Pero esa, es otra historia.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...