jueves, 30 de octubre de 2014

PUENTE DE AVIGNON.



Desde el centro del Ródano, en uno de los extremos del semiderruido puente obtenemos la más bella postal de la Avignon medieval. Se trata de uno de los puentes medievales más famosos de Francia y llegó a tener una decisiva importancia estratégica por ser el único que cruzaba el Ródano entre la ciudad de Lyon y el mar Mediterráneo, siendo de gran utilidad para viajeros y peregrinos que se dirigieran a España o Italia.


El puente medieval fue construido sobre las pilastras de un antiguo puente romano, y si hacemos caso de la leyenda, por inspiració de un pastorcillo local de nombre San Benezet, que además fue enterrado en una pequeña capilla en el mismo puente. Y es por eso que el puente también es conocido como Pont St. Benezet. Durante un tiempo el puente salvaba la frontera existente entre el Reino de Francia y las posesiones del Papa, de tal manera que ambos extremos del puente estaban fuertemente vigilados y defendidos.



El primer puente medieval se construyó de madera, aunque fue destruido durante la famosa Cruzada abigense. Posteriormente se reconstruyó de piedra, aunque tuvo que ser reparado en muchas ocasiones. El hombre arrebata espacio a la Naturaleza, y la Naturaleza, tarde o temprano, recupera lo que es suyo. En 1660 una fuerte crecida del Ródano arrastró buena parte de su estructura haciéndola desaparecer para siempre. Después de este suceso, se abandonó todo proyecto de reconstrucción y se dejó que el puente fuese muriendo lentamente.


En el siglo XIV se construyó en el medio del puente una capilla que se consagró a San Nicolás patrón de los marineros.



Capilla de San Benezet, al que según una leyenda habló Dios para darle las indicaciones necesarias para la construcción del puente.  


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...