miércoles, 19 de julio de 2017

TORO DE AZAILA.



Fuerza contenida, temple y porte, actitud de embestir. Esta pequeña escultura de bronce del siglo II a.C. encarna las fuerzas que propician la fecundidad, necesaria para la supervivencia de animales, cosechas y población. Fue hallado en la provincia de Teruel y en la actualidad se puede ver expuesto en el Museo Arqueológico Nacional. Una pequeña joya que puede pasar desapercibida si andamos con prisa por las salas del museo. El lugar donde se encontró se ha interpretado como un santuario, “el Templo de Azila” situado junto a la puerta de entrada de la población.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...