lunes, 24 de julio de 2017

CASTELVECCHIO DE VERONA.



Verona conoció sus mejores momentos bajo el patronato de la familia Scaligeri, en especial con Canagrande I y este era su castillo, el Castelvecchio. Fortaleza ciclópea, inabarcable con la mirada, unida a un enorme puente de piedra que cierra y protege el río.


Una Edad Media de luchas y alianzas, guerras, comercio y diplomacia. Los días en que se forjó la personalidad de las repúblicas, auténticas ciudades estado, que crecieron inspiradas en las polis griegas.


El castillo fue levantado ladrillo a ladrillo para proteger el Ponte Scaligero que salvaba el río Adige. La fortaleza fue construida en el siglo XIV y siempre desempeñó funciones meramente defensivas.



Siempre me he visto como un condotiero, sin patria, sin dueño, solo la conveniencia del momento, y del lugar, hoy defiendo un castillo, mañana avanzo decididamente a campo enemigo y pasado mañana me retiro a unos momentáneos dominios. Y en el fondo ¿qué somos todos sino condotieros que vendemos nuestra habilidades al mejor postor?. Soy mercenario, me vendo al mejor postor, pero mi precio, no se puede pagar con dinero.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...