viernes, 28 de julio de 2017

GENADIO DE ASTORGA.



Religioso benedictino, seguidor de San Fructuoso e iniciador del movimiento cenobítico que se extendió por El Bierzo. Genadio mantenía una cercana relación con el rey Alfonso III, es posible que compartiesen lazos de sangre.

El monarca asturiano insistió para que Genadio se convirtiese en obispo de Astorga. Los juegos de poder y el lujo que rodeaban la corte episcopal nada tenían que ver con la concepción religiosa de Genadio, que decidió abandonar el obispado, retirarse a orar y dedicar el resto de sus días a la vida contemplativa.

Anacoreta convencido, Genadio encontró en El Bierzo las mismas sensaciones que Jesús fue a buscar al desierto de Galilea. En el Valle del Silencio, a los pies de los Montes Aquilanos, halló su hogar un Genedio que solía morar en alguna de las cuevas que aún son visibles en la comarca.

Fundó varios monasterios y restauró otros tantos, y a su muerte fue aclamado santo por el fervor popular. Los fieles católicos se dirigían en romería a las cuevas que habían servido de celda natural a Genadio, que con Santo Toribio, es copatrón de la diócesis de Astorga.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...