jueves, 5 de noviembre de 2015

MURAD II



Murad II preparó el terreno, colocó un yunque, y su hijo Mehmet II golpeó con su martillo, conquistó Bizancio y ganó la gloria. Hijo de Mehmet I , Murad II fue uno de los grandes sultanes turcos de finales de la Edad Media (una Edad Media que entre él y su hijo se encargaron de finiquitar). Actuó siempre con contundencia contra los estados critianos en general y contra Bizancio en particular.

Enfadado con el emperador bizantino puso sitio a la ciudad (1422) en lo que creemos entrever un ensayo para la conquista definitiva de la capital. Tras meses de infructuoso asedio, Murad II se retiró, no sin antes firmar las paces con el emperador. Una paz que le daba la tranquilidad suficiente para lanzarse hacia occidente.

Plantó cara a todos los ejércitos cristianos y desbarató todas la cruzadas (mal) organizadas por unos reyes que no tenían ni la más remota idea de como combatir a los turcos. Tras aplastar en Varna (1444) la última cruzada cristiana, hastiado del poder, y quizá demasiado cansado, un anciano Murad abdicó en su joven (e inexperto) hijo Mehtmet II. Sin embargo, una serie de contratiempos le obligaron a retomar el poder. Eso sí, con su hijo siempre a su lado, aprendiendo todo lo necesario para convertirse en un gran conquistador.

La última gran victoria de Murad II fue la conocida como segunda Batalla de Kosovo (1448), pues murió un poco después (1451), tras sufrir un varapalo en el sitio de Krujë. Y es que fue en Albania donde Murad II cosechó su único fracaso militar frente a la heroica resistencia de Skanderbeg, al que nunca consiguió someter.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...