jueves, 5 de noviembre de 2015

LITOVOI, PRIMER VOIVODA DE VALAQUIA.



Al igual que sucede con las personas (y todos los seres vivientes) los estados (y naciones) también tienen un momento en el que comienzan a existir. De la misma manera cambian a lo largo del tiempo, y las más de las veces su desarrollo difiere de su principio. Valaquia nació como una demarcación (con función concreta) dependiente del reino de Hungría, y terminó convirtiéndose en un principado independiente capaz de hacer frente al todopoderoso Imperio Otomano.

La partida de nacimiento de Valaquia tiene una fecha concreta, el año 1247. Un diploma expedido por la cancillería del rey húngaro Bela IV , establece a Litovoi como señor de Oltenia, una tierra al sur de los Cárpatos, y de esta forma lo convierte en el primer gobernante de Valaquia de nombre conocido. 

Antes de esta fecha, Hungría padeció las invasiones mongolas, que le infligieron un gran sufrimiento, y este enérgico monarca estaba preparando la defensa de su reino ante (posibles) incursiones futuras. A tal fin establece una especie de marca fronteriza (al estilo de las marcas Carolingias o la marca de Rohan en la Terra Media imaginada por Tolkien) con los valacos, nombrando a un tal Litovoi como senescal. Le señala además como el más poderoso de los gobernantes locales. En ese mismo territorio había permitido también el asentamiento de los Caballeros Hospitalarios (con la misma finalidad defensiva), y el citado documento sirve para delimitar las posesiones de uno (Litovoi) y otros (Caballeros Cruzados). 

En la documentación aparece también el nombre de otros voivodas, como Seneslau, señor de la orilla izquierda del río Olt, en Arges, o Farcas, cuyo nombre puede significar lobo, y del que deriva el topónimo Valcea (tierra de Farcas). Parece ser que el título de voivoda indica que su portador tenía una unidad territorial bajo su jurisdicción. Ciertos historiadores sostienen que Litovoi se adueñó de las tierras de Seneslau tras su muerte, mientras que otros opinan que los seguidores de Seneslau comenzaron una unificación política que fue completada por Basarab I. Esta hipótesis se apoya en que la primera capital del principado de Valaquia fue Arges, y no alguna población al oeste del río Olt (dominios de Litovoi).

Unos años más tarde Litovoi comenzó a albergar en su interior ciertas pretensiones de autonomía, cesó de pagar los tributos, dejó de reconocer el vasallaje húngaro y en 1279 inició un auténtico movimiento de secesión. Al rey húngaro del momento, Ladislao IV, no le tembló el pulso y lanzó a su ejército para aplasatar la rebelión. El levantisco Litovoi murió en batalla, pero había abierto el camino hacia la plena emancipación de Valquia. Su hermano Barbat se encargó de sucederle. Algunos investigadores defienden la filiación del nombre Litovoi (y el de Seneslau) al idioma eslavo, aunque en el documento se señala claramente que eran valacos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...