domingo, 21 de abril de 2013

VERRACO DE CIUDAD RODRIGO



Esculturas pétreas, zoomorfos sin vida, guardianes del camino, dioses telúricos, divinidades ganaderas, todo eso y mucho más son los verracos, omnipresentes en la geografía meseteña castellanolusitana ibérica, del que es genuino representante el ejemplar de Ciudad Rodrigo. 


Este verraco de granito de posible origen vetón, ocupa la totalidad de un pequeñísima rotonda, a los pies del alcázar de la ciudad, mandado construir por el rey Enrique II en 1372. 


Algunos historiadores y arqueólogos, han identificado la actual Ciudad Rodrigo, con la ciudad de los vettones llamada Miróbriga, quizás la presencia en la ciudad de esta escultura zoomorfa sea una prueba de ello. 


Las patas delanteras están delimitadas mucho mejor que las traseras, aunque la cara no aguantó todos los embates temporales, la cabeza se distingue perfectamente del resto del cuerpo. Y como en muchos otros ejemplares, los genitales tienen un tamaño desmesurado. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...