martes, 2 de abril de 2013

PORCA DE MURÇA


En la pequeña localidad portuguesa de Murça, de la región de Alto Trás-os-Montes, existe una escultura zoomorfa, genuina representante de la cultura de los verracos. 


Se trata claramente de un cerdo, o tal vez de un jabalí, de ahí su nombre de Porca. Aunque sus extremidades no presentan excesivos detalles, es posible reconocer las patas de un suido. 


El hocico plano, la curvatura de la espalda y el mayor tamaño de los cuartos delanteros otorgan a la piedra, forma de jabalí. 


Los expertos no se ponen de acuerdo, no existe consenso, sobre la finalidad y función de estas esculturas. Si miramos a lo Porca de Murça y vemos a un cerdo ¿doméstico? quizás tenga relación con la ganadería. Pero si vemos a un jabalí ¿salvaje?, es posible que haga referencia a actividades cinegéticas. Una tercera opción, sería relacionar este verraco en concreto con el proceso de domesticación de jabalíes silvestres, que llevaría a sus constructores a poder contar con una incipiente cabaña ganadera de cerdos. 


La Porca de Murça es un auténtico icono de la localidad, tal es así, que se ha convertido en el símbolo de sus bodegas y sus vinos. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...