martes, 2 de abril de 2013

LAS EDADES DE LA HUMANIDAD


"Por tanto, afirmé, en vista de que es una necesidad de la naturaleza que los hombres y los animales hayan existido siempre, ya sea, en efecto, que exista un principio generador de los seres vivos, como creyeron Tales de Mileto y Zenón de Citio, o por el contrario que no haya principio alguno de éstos, como estimaron Pitágoras de Samos y Aristóteles de Estagira, es preciso que se haya descendido paulatinamente desde la época primigenia de la vida humana hasta el momento actual, como escribe Dicearco, y que el estadio más primigenio haya sido el estadio natural, cuando los hombres vivían de los bienes que la tierra virgen producía espontáneamente; y que de esta forma de vida se descendió a una segunda, la vida pastoril, y, del mismo modo que, al arrancar la bellota, el madroño y las moras de los árboles y arbustos silvestres y sin cultivar, recogían las frutas para su consumo, así también de entre los animales, a causa de su utilidad, capturaban en estado salvaje a los que podían, los encerraban y los domesticaban. Entre ellos se cree, no sin razón, que en primer lugar fueron domeñadas las ovejas tanto por su utilidad como por su mansedumbre. Éstas, en efecto, son dóciles en grado extremo y absolutamente idóneas para la vida de los hombres. En efecto, para la alimentación, proporcionaron leche y queso, y, para el cuerpo, vestido y pieles. Finalmente, en un tercer estadio, pasaron de la vida pastoril al cultivo del campo, forma de vida en la que conservaron muchas cosas de los dos estadios anteriores, y allí donde habían descendido, avanzaron mucho hasta llegar a nosotros"
Los Trabajos del Campo, II, 1, 3- 5.
Marco Terencio Varrón. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...