lunes, 15 de abril de 2013

LOS BÁRBAROS LLEGAN A HISPANIA

a los ojos de un testigo directo



Hidacio, obispo e historiador hispanorromano del siglo IV d.C. vivió en directo la llegada de los "bárbaros las Provincias Hispanas". 

"Los alanos, los vándalos y los suevos entraron en las Españas en el año 447 de la era (Hispánica); los unos, el cuatro de las calendas de octubre, los otros, el tres de las idus de octubre, en la tercera feria, en el octavo consulado de Honorio y el tercero de Teodosio, hijo de Arcadio [...]

Mientras cometen desmanes los bárbaros por las Españas y el azote de la peste no ataca con menos intensidad, el tiránico recaudador de impuestas arrebata las riquezas y las provisiones almacenadas en las ciudades y el soldado las consume. El hambre cruel se propaga hasta el punto de que las carnes humanas llegaron a ser devoradas por el género humano por la fuerza del hambre; incluso las madres se alimentaron con los cuerpos de sus hijos muertos o cocinados por sus propias manos [...] Y así, haciendo estragos por todo el orbe las cuatro plagas del hierro, el hambre, la peste y los animales salvajes, alcanzan su cumplimiento las profecías anunciadas por el Señor a través de sus profetas. 

El año 457 [...] los bárbaros convertidos a la idea del establecimiento de la paz por la misericordia del Señor, se dividen por sorteo las regiones de las provincias para habitarlas. Los vándalos ocupan Galicia, y los suevos, el territorio situado en el extremo que da al mar océano; los alanos se sortean las provincias Lusitania y Cartaginense, y los vándalos llamado silingos se reparten la Bética".
Crónicas . Hidacio.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...