lunes, 7 de mayo de 2012

VASOS CANOPOS,VASOS PARA LA ETERNIDAD


   Para los antiguos egipcios, la momificación, que suponía un acto mágico en sí, era un elemento esencial de su mundo religioso. Además del cuerpo, era necesario conservar y proteger las vísceras del difunto, y serán "Los Cuatro Hijos de Horus" , los encargados de asistir a Osiris y custodiar los Vasos Canopos.  

    Además de guardianes de las vísceras y protectores mágicos de los vasos canopos, los Hijos de Horus eran los delegados de los puntos cardinales y de los cuatro vientos, y se les representaba con la cabeza de un animal (excepto Amset). 

 
  AMSET, con cabeza de hombre y vinculado al Sur, protege el vaso que contiene el hígado.



   HAPI, el babuino, delegado del viento del Norte, es el guardian de los pulmones.
Duamutef, el de la cabeza de chacal, custodia el estómago y es el representante del Este.


Kebekhsenuef, el Halcón, asociado al Oeste, guarda los intestinos en su interior de alabastro. 

Los Cuatro Hijos de Horus están unidos y son ayudados en su cometido por las plañideras divinas; ISIS, NEFTIS, SELKIS y NEIT, y en ocasiones los podemos encontrar con la apariencia de cuarto cabezas que salen del cuerpo de una serpiente.

En pie, con forma de momia, con sus cabezas divinas y emergiendo de una Flor de Loto , se sitúan frente a Osiris, en la Sala de las Dos Verdades durante la pesada del alma del difunto. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...