viernes, 11 de mayo de 2012

POMPEYA



 Sepultada por el Vesubio,
duerme el sueño eterno,
la piedra silente
de la imperecedera Pompeya,
por la que no pasa el tiempo,
sus gentes no envejecen,
los habitantes pasean por sus empedradas calles,
el comerciante trata de colocar su mercancía,
los legionarios se emborrachan en las tabernas,
las meretrices esperan palpitantes apoyadas en las puertas de los lupanares,
las vestales aún mantienen viva la llama del Templo,
los niños juguetean en el foro, 
los senadores inventan la corrupción,
el vate, alejado, sentado en una colina cercana, 
dibuja en su alma 
las letras 
que cuentan la historia de una ciudad inmortal . . .

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...