martes, 13 de diciembre de 2016

SUNNIVA



Sunniva fue una princesa irlandesa del siglo IX, hija de un rey bueno y generoso, que tuvo que huir de la isla para evitar casare con un repulsivo hombre, que además era pagano. Desembarcó en Noruega y estableció su nuevo hogar en una cueva. Los enemigos del rey Olaf I, que había decidido bautizarse en la religión cristiana, enterados de donde se ocultaba Sunniva se dirigieron al lugar para asesinarla. Entonces Dios, decidido a proteger a su pupila, cubrió con grandes rocas la entrada de la caverna.



Años después, Olaf I y el obispo Sigfrido descubrieron, con ayuda de unos vecinos, los huesos de Sunniva, que desprendían un agradable olor perfumado, símbolo inequívoco de su santidad. Sunniva, primera Santa de Noruega, es piedra angular de la cristianización del país de los fiordos.  


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...