sábado, 2 de mayo de 2015

EL DAVID DE PIETRO FRANCAVILLA.



La enorme cabeza del gigante filisteo yace sin vida a los pides de un muchacho judío, casi un niño, elegido por dios para ser ungido como Rey de Israel. La escultura es obra de Pietro Francavilla, un artista manierista francés que se había formado en Italia y que también había participado en los trabajos del Cenotafio de Maximiliano I en Innsbruck.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...