viernes, 8 de mayo de 2015

CAMARA DE COMPTOS DE NAVARRA - KONTUEN GANBARA.




Construcciones góticas de la Edad Media, algunas civiles, otras religiosas, continuan en pie, siglos después de su construcción, embelleciendo (y dando personalidad) modernas ciudades que a veces parecen querer olvidar su historia y enterrar el pasado. Pero la piedra y el sillar aguantan estoicamente e paso del tiempo para recordarnos de donde venimos. La Cámara de Comptos de Navarra fue creada en 1364 por Carlos II para controlar las finanzas del reino, y su sede primegenia, aún visible (y en funcionamiento) en el interior del Casto Histórico de Pamplona, es un edificio cuyo origen habría que situarlo en el siglo XIII, aunque su configuración definitiva es algo posterior.



Antes de ser la sede de la Cámara de Comptos fue el palacio del Señor de Otazu. Se trata del único ejemplo de arquitectura civil gótica presente en la ciudad. Tras la conquista castellana la institución siguió funcionando hasta su disolución en 1841. Durante la Transición a la Democracia resurgió de sus cenizas como una órgano dependiente del Parlamento de Navarra.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...