lunes, 4 de mayo de 2015

AKHENATÓN.



Controvertido, visionario, loco e iluminado. El faraón Amenofis IV (o Amenhotep IV) recibió la revelación y el poder del dios Atón, omnipresente dios solar, se bautizó como Akhenatón, e inició una auténtica revolución. Despojó a los Sumos Sacerdotes de sus privilegios, cerró templos, envió al ostracismo al resto de los dioses y emprendió la construcción de una utopía centrada en Amarna. Faraón cismático, contrajo matrimonio con la bella Nefertiti, trató de romper con milenios de politeísmo (sin que hoy día tengamos muy claros los motivos), bajo su reinado se desarrolló una forma original y novedosa de concebir el arte. Todo fue una ilusión que acabó cuando murió su soñador. Los faraones que le sucedieron trataron de borrar todo recuerdo de Akhenatón y su obra.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...