miércoles, 4 de marzo de 2015

BATALLA DE SAVRA



Albaneses, serbios y turcos tienen una larga historia de encuentros y desencuentros, de acuerdos de paz y de conflictos armados, de amistad y también de odios intestinos. Uno de los comienzos relaciones tan apasionadas (pues siempre existen varios puntos de partida) fue la batalla de Savra acontecida el 18 de septiembre de 1385. 

Unos años atrás, Balsa II, señor de Zeta asedió y conquistó la ciudad albanesa de Durrës, arrebatándola a Karl Thopia, que vio mermado su modesto reino. Durante la Edad Media no existía el concepto de nació, o de patria, tal como lo entendemos hoy día, y cada cual se arrimaba al sol que más le calentase, sin tener en cuenta lengua, raza o religión (bueno, pensándolo bien, en la actualidad sigue ocurriendo así). Karl Thopia solicitó ayuda al sultán otomano Murad I , que viendo la oportunidad que se le brindaba, preparó a su ejército y lo lanzo sobre tierras albanesas. Fue el primer contacto de los turcos con esta región. 

Hayreddin Pasha dirigió la campaña con un ejército muy superior a las fuerzas de Balsa II logró reunir. La batalla se produjo en Savra, en el sur de la actual Albania, y los turcos aplastaron literalmente la débil resistencia ofrecida por los serbios. El propio Balsa II murió en la batalla. El principado de Zeta, al igual que muchos nobles locales, albaneses y serbios, se convirtieron en vasallos de los otomanos. Esta confrontación marcó el inicio de la presencia turca en Albania, y su importancia y consecuencias geopolíticas, es comparable a las de Maritza (1371) y la de Kosovo (1389). 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...