martes, 21 de enero de 2014

EVOLUCIÓN HUMANA EN COSMOCAIXA



COSMOCAIXA es el Museo de las Ciencias de Barcelona y es una auténtica aventura a través del conocimiento científico en todos sus ámbitos. Y por supuesto no podía faltar la Evolución Humana. 


Australopithecus, el bípedo. Del bosque a la sabana. Las pisadas de Laetoli son un complemento perfecto de otros restos. De todos los fósiles hallados hasta el día de hoy, el más famoso es el de Lucy. Lucy tiene una antigüedad de 3`4 millones de años y pertenecía a la especie Australopithecus afarensis, con una altura aproximada de 105 cm, un peso liviano de 30 kg, una capacidad craneana de 400 cc, muy similar a los chimpancés. Lucy y sus congéneres empezaron a abandonar el bosque para penetrar poco a poco en la sabana. A pesar de poseer locomoción bípeda, aún no había perdido la capacidad de subir a los árboles. 


Cráneo de Australopithecus africanus procedente de Taung (Sudáfrica) del Paleolítico inferior (3 - 2'5 millones de años). 


Las herramientas, prolongación de la mano. La aparición de las herramientas supuso otro paso decisivo en la evolución humana. Los útiles permiten aprovechar mejor la carne de los animales muertos y la dieta pasa a ser omnívora. El protagonista de este trascendental momento fue el Homo habilis, "el Hombre habilidoso", siendo las herramientas más antiguas, con 2'5 millones de años, las halladas Kada Goria (Etiopía) y Lokalelei (Kenya). De todas formas en la misma época también vivía otro homínido, el Australopithecus robustus, que también pudo ser el responsable de la fabricación de este instrumental lítico. 

                                          

El Homo hábilis fue el responsable de la "Primera Revolución Industrial" de la Historia de la Humanidad Aunque las primeras herramientas eran muy sencillas, para concebirlas (en la mente) y fabricarlas era necesario un importante grado de complejidad cerebral, un conocimiento, al menos intuitivo, de geometría tridimensional y la capacidad motora para su realización. 


Endocráneo de Homo habilis procedente del lago Turkana y una antigüedad de 1'9 millones de años. Habilis vivió en la sabanas del este de África. 


Homo erectus, el primero en salir del continente africano y en dominar completamente el fuego. El primer emigrante llegó a Asia hace 1'8 millones de años y a Europa hace 500.000 años. En el continente Europeo evolucionó hacia el Homo heidelbergensis (para algunos prehistoriadores erectus y heidelbergensis pertenecen a la misma especie de homínido). Su apariencia física era robusta y musculosa, con un dimorfismo sexual similar al nuestro. Su capacidad craneal ya era bastante considerable, entre 1.100 y 1.300 cc. El arpón que utiliza erectus tiene la punta endurecida al fuego y ya no se quiebra con facilidad. 



Cráneo del Homo heidelbergensis que vivió en Europa durante el Paleolítico Inferior (580.000 años). El cráneo es réplica del hallado en Cueva del Aragó en Francia. (vistas lateral y frontal). Heidelbergensis evolucionó en Europa hacia formas neandertales y por tanto (según opiniones) no estaría entre los ancestros de Homo sapiens. 


Homo neanderthalensis, "la otra humanidad". Pasados ya los tiempos, en que neandertal era sinónimo de bruto, salvaje y atrasado, ha quedado constatada su inteligencia y su capacidad para sentir compasión por sus congéneres. Pero aún quedan muchas dudas por resolver ¿porqué se extinguieron?, ¿queda ADN neandertal en la humanidad moderna?, ¿cómo fueron las relaciones neandertal-sapiens?. Quizás, sólo quizás, algún día conozcamos algunas respuestas. 


Cráneo de Homo neanderthalensis. Procedente de La Chapelle-aux-Saints (Francia), con una antigüedad de 60.000 años. 


Homo sapiens procedente de Cromagnon, en Francia. 30.000 años. A partir de aquí hemos evolucionado poco como especie. Ahora nuestros genes están prisioneros de la tecnología. 



. . y al ser humano se le ocurrió aparecer en la Tierra, se emparentó con Neandertales y Australopitecos, se obsesionó por buscar explicación a todo, a darle nombre y clasificar todo cuanto existía, y de esa manera el Caos se convirtió en Cosmos . . . . y como en lo más recóndito de la esencia humana se encuentra el gen de la insatisfacción, comenzó a explorar el Universo (que antes era un auténtico desorden), intentando hallar otras formas de vida, preferentemente inteligente, para preguntarle por el origen y el sentido de la vida ...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...