lunes, 24 de noviembre de 2014

TRIACASTELA



Tres castillos, o mejor dicho, tres castros, cuya función en las Edades del Bronce y el Hierro, se puede asimilar a la de los Castillos durante la Edad Media. Enclavada en el Valle del río Oribio (Val do Oribio) es otro de esos pueblos preciosos y maravillosos que te encuentras el Camino. Un lugar que desaparece mañana por la mañana cuando sigues el camino.


Triacastela era el final del XI etapa según el Códice Calixtino. El rey Alfonso IX puso todo su empeño en crear aquí un importante y desarrollado burgo. Quizás su objetivo era contrarrestar la influencia del monasterio de Samos y de los monjes del Monte Cebreiro. Pero fue un fracaso y quedó en una simple aldea en el camino.



Los tres castillos (Tria-castella) que lucen torres en la portada de la iglesia de Santiago, fortaleza varonil y símbolo de lo masculino, comparte espacio con la concha femenina. Aquí nada queda nunca al azar.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...