domingo, 9 de noviembre de 2014

SAN FLORIÁN.



Oficial del ejército romano en la provincia del Nórico, responsable del cuerpo de bomberos y cristianos. Fue arrojado al río con una piedra atada al cuello por negarse a ofrecer sacrificio a un dios pagano. Patrón de Polonia, de los deshollinadores, de los bomberos. Sus restos descansan en la ciudad de Cracovia después de que el papa Lucio III, los regalase al rey Casimiro II de Polonia. También es venerado en Austria, por eso encontramos su estatua en el centro histórico de Salzburgo. De él se cuenta que detuvo un devastador incendio con un único balde de agua.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...