martes, 13 de octubre de 2015

CALLE MONTCADA.



Esta histórica calle desemboca junto a la Catedral del Mar, se trata de una de las más añejas de Barcelona, con uno de los trazados más antiguos. Sus edificios fueron construidos entre los siglos XII y XIII, época de gran desarrollo económico. Conectaba la Ribera con los barrios altos, y como del mar procedía toda la riqueza, pronto se fue llenando de palacios y casas y de nobles, construidas por los ricos mercaderes, bien situados para tener controladas sus mercancías.


Se suele datar su fundación en 1148, en la época de Ramón Berenguer IV, cuando un grupo de mercaderes, dirigidos por Guillem Ramon de Montcada, obtuvieron permisos y licencias para construir en esta zona, que solo era un arenal, como privilegio por su participación en la conquista de Tortosa. Nobleza catalana siempre apoyando al comerciante.



La casa número 23 es la más antigua de la calle (siglo XIV) y conserva la torre típica llamada de miramar, desde donde otear a las naves que llegaban al puerto. El trazado laberíntico y la proliferación de edificios (góticos) medievales me han sorprendido gratamente, al estilo de la perfección de Dubrovnik. Otro paseo más por un burgo medieval.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...