martes, 9 de febrero de 2016

DAGOBERTO DE PISA.



Dagoberto desde su influyente posición de Arzobispo de Pisa, promovió entre los cristianos, la guerra contra el Islam. Fue legado papal en la corte de Alfonso VI de León, pero las luchas de la Reconquista no saciaban su ambición. Convencido de la viabilidad de la Guerra Santa se embarcó con la flota pisana que participó en la Primera Cruzada apoyando a los ejércitos occidentales en los asedios de las ciudades de la costa mediterránea. Una vez en Tierra Santa entrabló una provechosa relación con Bohemundo de Tarento y Balduino de Boulogne, que apoyaron a Dagoberto para que se convirtiese en el primer patriarca de Jerusalén. 

Un iluso Dagoberto pretendía que el Reino de Jerusalén fuese gobernado directamente por la iglesia, con el Patriarca de Jerusalén como único representante legítimo del Santo Padre de Roma. Pero los nobles tenían otros planes para el recién creado reino. A la muerte de Godofredo de Bouillón, los mismos hombres que habían situado a Dagoberto como patriarca, decidieron proclamar rey a Balduino (el hermano del fallecido) y aunque a regañadiéntes Dagoberto no tuvo más remedio de proceder a coronarlo. Un episodio más de la secular lucha entre los dos poderes: el temporal y el espiritual. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...