lunes, 15 de febrero de 2016

ULRICH VON HUTTEN.



Ulrich von Hutten fue caballero del Imperio, reputado humanista y defensor de la Reforma Protestante. Siendo muy joven, su padre, empeñado en verlo ordenado sacerdote lo envió a un monasterio, pero el indisciplinado Ulrich se las arregló para escapar. Ávido de conocimiento (pero inconstante hasta la exasperación) vagó de una universidad a otra, pasando por Colonia, Viena, Leipzig...sin obtener grandes resultados. Caído en la pobreza y viéndose en la indigencia por su mala cabeza, varias veces puso su espada al servicio del mejor postor; sirvió en el ejército imperial de Maximiliano I (que lo nombró Poeta Laureado y lo quiso convertir en propagandista), se alistó como soldado en Bolonia durante las Guerras Italianas y participó (con total convencimiento) en la revuelta de los caballeros contra el arzobispo de Trier. Seducido por la energía renovadora de Martín Lutero abrazó el protestantismo desde el Humanismo, aunque le importaba un pimiento la doctrina teológica. Escribió poesía y en sus poemas cantó a la pureza de las costumbres germanas, letras que le convirtieron en figura del primer nacionalismo alemán. Convencido del glorioso destino del pueblo germano, afirmaba que lo mejor que pueden hacer los italianos es someterse al poder alemán y que los franceses harían bien en no intentar jamás avanzar más allá del Rin. Aventurero, anárquico, trotamundos y vividor, la fatiga vital le arrastró hasta una isla del Lado de Zurich donde el llamado “mal francés”, la sífilis, que contrajo durante alguna loca juerga universitaria, terminó derrotándole.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...