miércoles, 24 de febrero de 2016

MIRMIDONES



Valientes y laboriosos como las hormigas, el nombre de este linaje hace referencia a tan disciplinada criatura. Para el rapsoda Homero, eran la estirpe del reu Mirmidón, descendiente de Zeus y de Eurimedusa. Cuenta la leyenda que el señor supremo del Olimpo se metamorfoseó en hormiga para copular con la princesa Eurimedusa. Según la pluma de Ovidio, los mitos beben de muchas fuentes, Zeus transformó en hombres a las hormigas que vivían en el interior del tronco hueco de un árbol, para repoblar la isla de Egina, después de que una terrible epidemia de peste diezmara la población. Si hacemos caso al geógrafo Estrabón, los mirmidones imitaban a las hormigas, formando largas filas para limpiar de rocas sus pedregosas tierras y proceder a cultivarlas. Incluso hay quien pretende que los mirmidores se llaman así porque moraban bajo tierra, y excavaban túneles y galerias para almacenar el grano. A pesar de su fama de hombres belicosos, el origen de los mirmidones no es el de un pueblo sanguinario, sino por el contrario, de gentes tenaces, trabajadoras y obstinadas como las hormigas. Para nuestra memoria colectiva, una raza valiente y arrojada en el combate, uno de cuyos reyes fue Peleo, el padre de Aquiles. Y junto al héroe de los pies ligeros, los mirmidores acudieron a Troya en busca de fama. Aquellas hazañas no se han olvidado, tres milenios después aún siguen siendo narradas.....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...