sábado, 6 de febrero de 2016

DIETA PALEOLÍTICA.



¿Cazador o carroñero?, quizás nunca sabremos cual de estas actividades depredadoras fue más frecuente entre los homínidos del paleolítico africano. Lo que si es seguro es que los grandes herbívoros que pastaban por la sabana constituían la principal fuente de grasas y proteínas para nuestros antepasados. Con la recolección de miel, vegetales, raíces, frutos, semillas, insectos y otros pequeños invertebrados completaban la dieta alimenticia. La arqueología no ha encontrado pruebas que avalen la caza de grandes herbívoros (elefantes, rinocerontes, hipopótamos) hasta hace unos 150.000 años, pero si de especies más asequibles como caballos o ciervos.


El fuego significó un avance cuasi decisivo, facilitó la habitabilidad de las cuevas, proporcionando calor, luz, y cierta seguridad. Además hizo posible cocinar alimentos, algo que facilitaba su ingestión.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...