martes, 9 de febrero de 2016

ALGIRDAS



Lituania, entre los mundo báltico, polaco y ruso, cuenta una turbulenta historia de enfrentamientos encarnizados y pactos provechosos con sus vecinos. Una historia prácticamente desconocida para nosotros. Algirdas fue un gobernante del Gran Ducado de Lituania, entre 1345 y 1377, una época en que el estado lituano vivió momentos de esplendor.


Algirdas era uno de los siete hijos de Gediminas y pasó gran parte de su vida luchando por extender su dominios. En esta ambiciosa empresa contó con la ayuda y la lealtad de su hermano Kestutis. Para alzarse como Gran Duque, lo primero que tuvo que hacer fue destronar a su hermano menor Jaunutis, que había sucedido a su padre.


Una vez en el poder, unificó los territorios del Gran Ducado, derrotó a los tártaros de la Horda de Oro para anexionarse Kiev, peleó con éxito contra la Orden Teutónica y derrotó en batalla al rey polaco Casimiro III.


A la muerte de Algirdas el estado al que había contribuido a engrandecer se extendía desde el mar Báltico hasta el mar Negro, contándose entre los más grandes de toda Europa. El hijo de Algridas, Jogaila, rebautizado más tarde como Vladislao II, fue Gran Duque de Lituania y Rey de Polonia.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...