viernes, 19 de febrero de 2016

ROCCA SCALIGERA, EL CASTILLO DE SIRMIONE.



El Castillo Scaligero, situado a la entrada de la estrecha península controla el lago Garda desde su privilegiada posición.



El precioso complejo fortificada fue construido a partir de 1277 por Mastino I della Scala, y presenta una arquitectura análoga a otras fortalezas scaligeri del territorio veronese. Se sitúa en una posición estratégica a la entrada del borgo, en el lugar donde se produce el mayor estrechamiento de la península.




Esta fortaleza fue construida en cuatro fases sucesivas que fueron sumando nuevos paramentos y elementos de defensa.


Lo más llamativo de la fortaleza es la dársena amurallada próxima al lago, y protegida por torres, construida durante la última fase, durante la época del dominio Veneciano que comenzón en 1405. En virtud de la Serenissima, Sirmione y su castillo quedaron integrados en la región de Verona.


La dársena fue construida siguiendo el modelo del Arsenale veneciano como queda confirmado por la presencia de una flota veneciana en el lago. No obstante se piensa que anteriormente existía un muelle de madera.


La región del Véneto fue el campo de batalla donde se enfrentaron Verona y Venecia. Hoy es una de la regiones más hermosas de todo el continente.


Escudo de la familia della Scala.



La familia Dalla Scalla rigió los destinos de Verona en su época de mayor esplendor, cuando la ciudad extendía su poderío más allá de las murallas urbanas. Un red de castillos y fortificaciones, entre los que se incluye esta Rocca de Sirmione, les permitía controlar sus domnios, muy apetecidos por la gran potencia secular del Véneto, la República de Venecia. Muchos de ellos terminaron en manos de la Serenissima República de San Marco.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...