miércoles, 17 de febrero de 2016

GREGORIO X



Teobaldo Visconti nació en Piacenza, fue canónigo en Lyon, arcediano en Lieja, se desplazó a Tierra Santa durante la Octava Cruzada y en 1272 se convirtió en Sumo Pontífice con el nombre de Gregorio X. Teobaldo se enteró de su elección como papa estando en Acre.

Roma llevaba tres años de Sede Vacante, puesto que los cardenales reunidos en Viterbo, más preocupados por sus rencillas personales que de servir a Dios y a los hombres, no se ponían de acuerdo. Hastiados de esta situación, vecinos, burgueses y patricios de la ciudad encerraron a los cardenales, les racionaron el alimeto e incluso destrozaron los techos del palacio espiscopal, para que las inclemencias meteorológicas les apremiasen a tomar una decisión.


Cuando Teobaldo llegó a Roma, como ni siquiera era sacerdote, tuvo que ser ordenado. Su pontificado fue breve (cuatro años) pero intenso. Tuvo tiempo de convocar un Concilio en Lyon (para trata de reconciliar las iglesias Griega y Latina y sentar sólidas bases para superar el Cisma de Occidente), intentó movilizar recursos (económicos y humanos) para otra cruzada, dispuso que a la muerte del papa los cardenales fueran encerrados bajo llaves en un cónclave – cum clavis – hasta haber resuelto el nombre del nuevo Pontífice y apoyó la elección de Rodolfo I como emperador, acabando con la división entre los partidarios de Ricardo de Cornualles y los de Alfonso X el Sabio. Teobaldo fue beatificado en el siglo XVIII.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...