lunes, 1 de junio de 2015

SANTA ANGELINA



Albaneses y serbios llevan siglos fomentando una peligrosa enemistad, cuyo origen al parecer habría que buscarlo en la Edad Media, y es que esas cosas suelen ocurrir entre todos los vecinos. De la misma manera que podemos encontrar motivos para el desencuentro, también es posible dar a conocer razones para la solidaridad. Santa Angelina es un ejemplo de ello.

Angelina nació en el seno de un destacado clan albanés, los Arianiti. Su padre era Gergj Arianiti y su hermana Donika, la esposa del caudillo Skanderbeg. Angelina se casó con Stefan Brankovic, el hijo del déspota serbio Durad Brankovic. Pudo ser un matrimonio basado en el amor, y quizás primaron los intereses políticos, militares y estratégicos, pero lo importante es que serbios y albaneses colaboraban para hacer frente a un enemigo común, el Imperio Otomano.


Cuando los otomanos invadieron y borraron del mapa el Despotado Serbio, Angelina y Stefan se refugiaron en Italia. Cuando murió su esposo, Angelina viajó al Reino de Hungría y finalmente se retiró a un monasterio en Fruska Gora. Por su vida piadosa fue proclamada santa (al igual que su marido) y pasó a ser venerada por la Iglesia Ortodoxa. Tanto en Serbia, Venerable madre Angelina, como en Albania, Angelina de Krujë. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...