miércoles, 3 de junio de 2015

SVETI STEFAN.



En la tranquila costa de Montenegro, Sveti Stegan, un pequeño y tranquilo pueblo de pescadores del siglo XV, un islote unido al continente mediante un estrecho istmo, fue transformado a partir de 1950, después de invitar a los habitantes a abandonar sus casas, en un hotel exclusivo. Supongo que el enclave lleno de lujos y apartado del mundo sería para uso y disfrute de los jerarcas del Partido Comunista Yugoslavo. Una vez que se levantó el Telón de Acero pudo pasar el capitalismo.



Un lugar para escapar, el mar, anhelo eterno de libertad.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...