jueves, 18 de junio de 2015

LA DAMA DE ORIHUELA



En una sociedad aristocrática, varonil y guerrera como era la ibérica, los hombres y mujeres seguían manteniendo un estrecho (e irrompible) vínculo con la esencia femenina, con la Madre Tierra. Eso al menos se desprende de la proliferación de esculturas de damas de hermosas facciones. Quizá la Dama de Orihuela no sea de las más conocidas, pero su belleza es innegable. Esculpida en arenisca y conservada en el pequeño museo de la ciudad alicantina, procede del prolífico Cerro de los Santos. Un manto cubre la cabeza de una dama datada en el siglo IV a.C. y que presenta un rostro colmado de serenidad. El yacimiento de procedencia es un santuario donde recibió culto una divinidad, de nombre desconocido, que se relaciona con unos depósitos de agua medicinales. Podemos imaginar un ritual centrado en la ablución o incluso ingestión de estas aguas, y en la ofrenda votiva de figuras como esta.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...