martes, 16 de junio de 2015

CATALINA DE FOIX, REINA DE NAVARRA.



Catalina de Foix, nieta de Blanca de Navarra y su esposo Juan de Albrech, fueron los últimos reyes navarros que opusieron cierta resistencia a la incorporación de Navarra a la nueva monarquía dual formada por Isabel y Fernando.

Su madre, Magdalena de Francia, la casó con el apuesto Juan de Albrech, con el beneplácito del rey de Francia, Luis XI, toda una declaración de intenciones frente a las apetencias castellanas. La opinión pública, los magnates, nobles y burgueses navarros, quedaron polarizados, entre los partidarios del acercamiento a Francia y los defensores de la unión con Castilla.


Enfrentado a Francia en todos los ámbitos del Mediterráneo, Fernando el Católico, decidió la anexión militar del reino Navarro, y en 1512, don Fadrique, el Duque de Alba, comenzó la invasión. La conquista se fue realizando sin encontrar una gran resistencia, y con la ayuda de algunos grupos navarros, y en el 1513 el marqués de Gomares juraba en Pamplona, observar los fueros navarros como virrey.

No obstante, Catalina y Juan no se dieron por vencidos, e intentaron en varis ocasiones recuperar su reino, pero siempre fueron rechazados por la superioridad militar del Duque de Alba. Finalmente en 1515, Fernando el Católico, perdidas las esperanzas de engendrar un heredero con Germana de Foix, decide la incorporación definitiva de Navarra.

En 1518 muere Catalina y le hereda su hijo Enrique II, aunque solo tenía dominio al norte de los Pirineos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...